Las garrapatas también se adaptan al cambio climático

Por: 
CONtexto ganadero
07 de Diciembre 2017
compartir
Descripción comparativa del ciclo de vida de las garrapatas de la familia Ixodidae, de uno y de tres huéspedes. Fuente -Foto: Guía para el manejo de garrapatas y adaptación al cambio climático
Las garrapatas están encontrando posibilidades de establecerse permanentemente zonas libres de garrapatas, trayendo consecuencias graves que se inician por la llegada de garrapatas en animales de zonas endémicas y su establecimiento en nuevos ecosistemas.
 
Las zonas libres de garrapatas son las más afectadas por el cambio climático. Son las zonas más vulnerables al problema, pues las garrapatas están encontrando posibilidades de establecerse permanentemente y con ello vendrían consecuencias mayores que inician por la llegada de garrapatas en animales de zonas endémicas y su establecimiento en nuevos ecosistemas.
 
En este caso se tendrían efectos catastróficos de pérdidas directas y luego pérdidas productivas (directas e indirectas) asociadas con modificaciones de los sistemas de producción (razas y condiciones productivas) y según sea el manejo de las garrapatas, pérdidas por los costos de control, más los problemas indirectos asociados a consecuencias comerciales ligados a residuos de acaricidas en los productos y restricciones comerciales para animales vivos.
 
Así lo explica el grupo de investigadores de la Universidad de la Salle, quienes prepararon Guía para el manejo de garrapatas y adaptación al cambio climático. Esta es gratuita y se encuentra en www.iica.int).
 
Exponen como ejemplo, el caso de la Sabana de Bogotá (Benavides et al. 2015) donde el sistema de producción imperante es la lechería con un alto contenido de animales de raza Holstein (Fedegán 2006). Y con base en este caso advierten que las consecuencias económicas para el sector lechero colombiano por el posible ingreso y colonización de la garrapata R. (B.) microplus en los altiplanos, son extremadamente graves para el sector, poniendo en riesgo aun su viabilidad.
 
Riesgos que se traducen principalmente en mortalidad de animales, mayor necesidad de uso de medicamentos y riesgos de sus residuos en leche, como las principales consecuencias de la introducción de la garrapata de forma permanente.
 
Roger Iván Rodríguez-Vivas dice en su Artículo de revisión “Control integrado de garrapatas en la ganadería bovina”, que las infestaciones de la garrapata del ganado, Rhipicephalus microplus, producen el mayor problema global de ectoparásitos en ganado de regiones tropicales y subtropicales, provocando grandes pérdidas económicas en la producción bovina. (Lea: Control integrado de garrapatas en la ganadería bovina)
 
Señala que el control de R. microplus se basa principalmente en el uso de ixodicidas, pero que su uso irracional ha propiciado la aparición de garrapatas resistentes a las principales familias de ixodicidas.
 
De ahí que sea necesario el desarrollo de alternativas de control, afirma el investigador, incluyendo el empleo de prácticas de manejo en los animales, selección de razas de bovinos resistentes a las garrapatas, uso de extractos de plantas, manejo de pastizales, vacunación (vacuna anti-garrapata) y control biológico.
 
El manejo integral de garrapatas consiste en la apropiada combinación de al menos dos herramientas de control para romper el equilibrio de poblaciones con alta proporción de individuos genéticamente resistentes, manteniendo un adecuado nivel de producción en los animales.
 
Ante estos escenarios se impone, de acuerdo con la Guía para el manejo de garrapatas y adaptación al cambio climático, de la U. de La Salle, el desarrollo de estrategias de control con métodos no químicos, basados en el uso de vacunas y la validación de métodos alternos de control parasitario, propuestos por diversas fuentes, los cuales se irán explicando en CONtexto ganadero en sendos artículos.