Cruce de razas y buena alimentación ahorra los gastos de un año en ceba

Por: 
CONtexto Ganadero
05 de Marzo 2014
compartir
ceba de ganado bovino
Mejoramiento genético, buena alimentación y bienestar animal son prácticas que se impulsan cada vez más en las ganaderías del mundo. Foto: CONtexto Ganadero.
El Instituto de Investigación Agropecuaria de Panamá, IDIAP, impulsa un proyecto con pequeños y medianos ganaderos de leche y carne de Panamá para hacer más rentable el negocio.
 
El plan pretende que los productores ahorren tiempo en la ceba del ganado y eso represente el ingreso más rápido de capital por la comercialización del ganado.
 
La estrategia que utiliza el IDIAP es una de las que hace más ‘boom’ en el mundo y consiste en utilizar técnicas de mejoramiento genético, buena alimentación y salud animal. Esos tres puntos se convierten en la tecnología que eligen hoy por hoy los ganaderos en Panamá y otras partes del mundo.
 
Abel Mirando, una de las productoras beneficiadas con el proyecto, aseguró al medio http://panamaon.com que sus animales estaban listos para sacrificio a los 3 años y con las nuevas prácticas los saca a los 24 meses. (Lea: Alquiler de vientres, práctica que toma fuerza para mejorar la genética bovina)
 
Así está Colombia
 
Carlos Gómez, experto en transferencia de embriones en Colombia, aseguró que el mejoramiento genético aumenta la productividad entre un 25 y 100 % para el caso del ganado lechero.
 
Pero para lograr resultados positivos los ganaderos necesitan conocer qué tipo de cruzamiento de razas es más conveniente hacer.
 
Yenny Milena Gómez, gerente general de la organización Biotecnología y Genética S.A, Biotecgen S.A., que analiza genes bovinos en el país, afirmó que con una pajilla se identifica información genética de un animal para tomar “decisiones acertadas en cuanto al cruzamiento más efectivo, para transmitir las características más deseadas en la explotación”.
 
Esperanza Polanía, coordinadora de Seguimiento Epidemiológico, Salud y Bienestar Animal de la Federación Colombiana de Ganaderos y el Fondo Nacional del Ganado, Fedegán-FNG, explicó que el tema de bienestar animal está regulado en el decreto 1500, la ley 616 de 2006 y las resoluciones 2342 de 2007 y 3585 de 2008.
 
Y así como el Estado tiene el deber de promover la salud y el bienestar animal, entidades privadas lo hacen, como el caso de Fedegán que se dirige a los ganaderos colombianos en charlas y capacitaciones en las que aprenden a cuidar el estado físico y sanitario de sus reses, con una dieta balanceada de alimentación, un adecuado manejo de animales en fincas y en el sistema de transporte, y la aplicación de vacunas en cada ciclo.
 
Héctor José Anzola Vásquez, coordinador de Investigación y Desarrollo de Fedegán-FNG, dijo que el alimento ideal para el ganado involucra agua, sal, sol y pastos.
 
Los vacunos necesitan masa seca, vitaminas y proteína que se hallan en los pastos colombianos que se generan en abundancia por la biodiversidad de suelos que tiene el país. (Lea: Leguminosas nativas "no son malezas, son buenazas" para bovinos)
 
 “Los pastos se dividen en gramíneas y leguminosas, siendo las primeras las que cubren entre el 90 y 95 % de espacio de hectárea cultivada y las segundas solo el 5 o 10 %”, explicó Anzola. 
 
La elección de la sal mineral depende de la raza vacuna que se tiene, su funcionalidad en la empresa y las características del suelos del predio. El agua y el sol no se dejan atrás pues como recursos naturales son esenciales en la dieta de los vacunos.