Brote de aftosa prueba incapacidad de Unaga y NFG para manejar ciclo

Por: 
CONtexto ganadero
29 de Junio 2017
compartir
Unaga incapacidad manejo ciclo vacunación Lafaurie 2017, brote aftosa Colombia 2017, Unaga responsable brote aftosa 2017, Licitación Recursos parafiscales ganadería, licitación parafiscales ganadería Colombia, lafaurie iragorri fondo del ganado, Lafaurie Cohefa 2016, Lafaurie advierte estatus sanitario Colombia, CONtexto ganadero, ganaderos Colombia
Hay dudas sobre la eficacia de Unaga para operar el ciclo de vacunación contra fiebre aftosa. Foto: fedegan.org.co
Debido al contagio de 7 reses con fiebre aftosa en Arauca, han surgido dudas sobre la eficiencia del programa de vacunación debido a la falta de experiencia de ambos gremios, que pretenden manejar los recursos parafiscales.
 
Hace más de un año, el Ministerio de Agricultura le arrebató la operación del ciclo de vacunación contra fiebre aftosa a Fedegán y al Fondo Nacional del Ganado, FNG, y lo dejó en manos de Fiduagraria y la Cuenta Nacional de Carne y Leche, CNCL, nombre que se le dio al nuevo fondo parafiscal.
 
 
En el primer ciclo, que estuvo a cargo de los profesionales del FNG y que trabajaron a pesar de que estaban en medio de un proceso de liquidación, los productores se molestaron por la presencia innecesaria de funcionarios de Unaga. (Lea: Rol de Unaga en Ciclo de Vacunación genera preocupación y molestias)
 
Varios manifestaron que personas que portaban indumentaria con logos de esta entidad los seguían por todas partes, “sin más papel que el de tomarse fotos y robarse los créditos por la labor que nosotros hacemos”, como lo manifestó en esa época un miembro del personal del Fondo.
 
Se quejaban porque su presencia era “inútil”, no contribuían en la vacunación, no ayudaban en la logística, se abstenían de organizar y ni siquiera se interesaban en aprender sobre la forma correcta de adelantar el proceso.
 
En aquel entonces, los empleados del FNG afirmaron que parecía que el único interés de ellos era tomarse fotos para mostrar que estaban presentes al momento de vacunar. (Lea: Inconsistencias en la ejecución del Convenio MADR y UNAGA)
 
“Solo van donde les paguen los viáticos o autoricen comisiones, y si no hay plata solo visitan los predios cerca al casco urbano”, señaló una persona vinculada al Ciclo que pidió la reserva de su nombre.
 
Un año después, se confirma que Unaga no estuvo a la altura de esta tarea y que la presencia de los funcionarios en el ciclo que aspiraban a aprender a realizar la labor, solo sirvió para estorbar y no para beneficiar a los ganaderos.
 
José Félix Lafaurie Rivera, presidente de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, en diálogo con W Radio, manifestó que el brote se debe a “errores en el manejo técnico por parte del Gobierno y de la Unión Nacional de Asociaciones Ganaderas de Colombia, Unaga”.
 
De acuerdo con el dirigente gremial, las personas que están frente al ciclo, tanto funcionarios de Unaga como del ICA, no están “correctamente capacitados”, por lo cual es muy probable que los ciclos de vacunación no se cumplan con los protocolos necesarios.
 
Esta advertencia ya la había hecho el dirigente gremial en la reunión de la Comisión Hemisférica de Fiebre Aftosa, COHEFA, cuando manifestó su incertidumbre por el estatus sanitario de Colombia tras la retaliación del Gobierno contra Fedegán, que generaron incertidumbres en el ciclo que hoy muestran sus consecuencias.
 
En 2016, (cuando estas entidades) asumieron la campaña, venían con la protección de los años 15, 14, 13. Fallaron en el 2016 y mire lo que pasó en 2017”, señaló en la entrevista con la emisora. (Lea: Ministerio aplaza por séptima vez licitación de Fondo del Ganado)
 
El mismo cuestionamiento fue hecho por el Representante a la Cámara Rubén Darío Molano, quien también criticó la falta de experticia de Unaga en el ciclo de vacunación. Por esta razón, el parlamentario solicitó a la Fiscalía General de la Nación adelantar las acciones correspondientes para demostrar el presunto incumplimiento al objeto contractual del convenio firmado entre el Ministerio de Agricultura y Unaga.
 
Es de conocimiento público que Unaga, en consorcio con Analac y la NFG, pretende administrar los recursos parafiscales del sector ganadero, y por consiguiente, manejar los ciclos de vacunación, cuyo operador es la CNCL.
 
Tampoco es secreto que el ministro Iragorri ha mostrado su favoritismo hacia estas entidades, invitando a sus representantes a reuniones y participando en sus eventos, mientras que ha dejado de lado a Fedegán, que continúa siendo el gremio cúpula de la ganadería en Colombia.
 
Sin embargo, esto demuestra que ni Unaga ni la NFG, que tiene menos de un año de estar constituida, pueden hacerse responsables del programa de vacunación contra fiebre aftosa. (Lea: Lafaurie alerta por incertidumbre del estatus sanitario colombiano)
 
En cambio, como lo dijo Lafaurie en W Radio, para erradicar el virus es necesario acudir a “gente experta en el manejo y prevención de la enfermedad, dejando de lado la politiquería y centrando su preocupación en el bienestar del sector ganadero”.