Todo lo que usted tiene que saber sobre la producción bufalina

Por: 
CONtexo ganadero
10 de Julio 2017
compartir
producción bufalina, manejo del búfalo, alimentación del búfalo, ambiente del búfalo, bienestar del búfalo, adaptación del búfalo, producción láctea de la búfala, CONtexto ganadero
A pesar de su rusticidad, los búfalos requieren suplementación para mejorar sus índices de producción. Foto: Fedegán.
Adaptabilidad, rentabilidad, longevidad, productividad láctea y sostenibilidad son puntos clave para el rendimiento de esta raza que cada vez coge más fuerza en el país.
 
Una de las características por la que el búfalo es apetecido es su adaptabilidad. El agua y el barro son parte de su hábitat y muchas malezas son consumidas por ellos.
 
De igual forma, en terrenos con ciénagas, con zonas bajas o con muchos matorrales, en donde no se puede explotar otra clase de ganado, es rentable introducir búfalos, bien sea para cría, leche, levante o engorde. (Lea: Buenas prácticas que todo productor bufalino debe tener en cuenta)
 
Ambiente
 
Juan Gonzalo Ángel, propietario de la bufalera Colombiana Colbufalos, ubicada en el municipio de Pueblo Nuevo, Córdoba, explicó que el búfalo es un animal que no regula muy bien la temperatura.
 
“Es un animal que cuando empieza el calor más o menos a las 9 o 10 de la mañana come muy poco y no intenta aparearse, solo busca resolver el tema de la temperatura. Por esta razón, es necesario que en la finca haya una buena arborización”, expuso.
 
Este ganado se adapta a las zonas pantanosas donde exista humedad, así como a donde hayan pastos que no aprovecha el ganado vacuno.
 
Alimentación
 
El búfalo es menos exigente en su dieta, consume pastos biches y considerados malezas, los cuales el ganado vacuno no es capaz de asimilar debido a su sensibilidad a la madurez del pasto. (Lea: 12 mitos y realidades que usted debe saber sobre los búfalos)
 
Estos animales comen pastos, que algunos productores consideran maleza, como Gramalote, Maciega, Vende Aguja, entre otros.
 
Hay varias diferencias en la alimentación de bóvidos y vacunos. En primer lugar, el búfalo consume menor cantidad de material forrajero. Segundo, el pasto que consume tarda más tiempo en el tracto digestivo, específicamente en el rumen, lo que permite que el animal digiera mejor algunos alimentos.
 
En tercer lugar, los búfalos aprovechan más el nitrógeno disponible en las pasturas e incluso en algunas plantas que tienen contenidos muy bajos del elemento. También existen diferencias en las especies bacterianas ruminales, que en esta raza están más especializadas en degradar algunos productos fibrosos.
 
Sanidad
 
Los búfalos son muy susceptibles a hemoparásitos y ataques de piojos, si los planes sanitarios no están bien diseñados, corren el riesgo de sufrir parasitosis, y muertes por carbones y septicemia. (Lea: Búfalos, una ventaja productiva para Colombia)
 
Reproducción
 
Su reproducción es alta, son muy precoces. En Colbúfalos, hay hembras que se han preñado hasta 25 veces. A partir de los 15 años, la búfala empieza a disminuir su rentabilidad, su producción de leche, y aumentar los intervalos entre partos.
 
Producción
 
Uno de los puntos más importantes a destacar de la producción bufalina es la leche, pues muestra un mayor potencial al tener más rendimiento que la de vaca, unos 6 puntos porcentuales por encima.
 
Lo anterior les permite a los productores bufalinos producir quesos de más calidad y al mismo tiempo incrementar los porcentajes de los valores alimenticios.
 
Ordeño mecánico
 
En empresas dedicadas a la producción lechera a gran escala, suelen bañar a las búfalas antes de entrar al ordeño mecánico.
 
En Colbufalos se implementa este tipo de tecnología y el ordeño es 100% automatizado hasta el retiro de la ubre. Asimismo manejan un software en el que se ingresa litros de leche producidos por animal, picos de producción, días de parida, entre otros.  (Lea: El búfalo, alternativa económica y productiva para el sector)
 
El sistema que hay en esta bufalera es de 12 puestos, les colocan ensilaje de maíz a voluntad, cada vaca dura en la maquina entre 7 y 10 minutos y les extraen entre 10 y 15 litros.