10 consejos para mejorar el rendimiento de las vaquillas y vacas frescas

16 de Marzo 2015
compartir
Yo entiendo que usted quiere hacer un buen trabajo y mantener contento al dueño del establo. Aquí están algunos consejos que he aprendido después de ver y ayudar a ordeñadores a ordeñar vaquillas y vacas frescas.
 
1. Cuando ordeñe el corral de las frescas, ajuste su actitud. Reconozca que tendrá que ser más paciente cuando se trabaja con vacas y vaquillas confundidas, asustadas y sin experiencia.
 

En casi todas las situaciones, el dueño del establo quiere que usted practique seguridad y que trate a sus animales con cuidado, paciencia y constancia. Los animales frescos producirán más leche y usted será más feliz y seguro si puede ajustar su actitud al ordeñar a las vacas secas diferentemente de cómo ordeño al resto del hato. (Lea: ¿Por qué produce menos una vaca si se ordeña solo una vez al día?)

 
2. Junto con el dueño del establo, desarrolle un plan para ordeñar el corral de las frescas. Especialmente en hatos con salas de ordeño grandes y varios ordeñadores, un esfuerzo coordinado en equipo funciona mejor que un grupo de individuos. Escoja o determine ubicaciones (como se indica abajo) y trabajen juntos para aprender como enseñarle a las vaquillas frescas como entrar a la sala de ordeño.

3. Mezclar las vacas y vaquillas recién paridas. Cuando las vaquillas están en la sala de espera con las vacas, son más tranquilas y puede "ver" cómo las vacas mayores simplemente caminan y entran a la sala de ordeño. Pero sin un plan para hacer que entren las vaquillas junto con las vacas a la sala de ordeño, serán los últimos animales a entrar a la sala de ordeño.

 
4. Hable con el dueño del establo sobre el ajuste de horarios del encargado, el arreador y personal del corral de maternidad para que estén presentes en la sala de ordeño para ayudar mientras se ordeña el corral de las frescas. ??Cuando un trabajador adicional es incorporado a un plan, las vaquillas y vacas frescas pueden ser ordeñadas mejor, más seguramente, mas rápidamente y con más calma.
 
5. Cuando sea posible, estacioné los ordeñadores en los siguientes sitios mientras entran las vacas y vaquillas frescas a la sala de ordeño:?
     a. Ordeñador Nº 1 – encima de la plataforma y en frente de los cubículos.
     b. Ordeñador Nº 2 – en la sala de espera y/o moviendo y empujando a las vaquillas obstinadas a entrar a la sala.
     c. Ordeñador Nº 3 – en la sala de ordeño guiando o coaccionando a los animales a entrar al cubículo y suavemente aguijoneándolas para que se den vuelta (en salas de ordeño rotativas).
     d. En salas de ordeño grandes y cuando más ordeñadores o trabajadores están disponibles, estos pueden iniciar la rutina de ordeño en animales ya listos para ser ordeñados.
 
6. Trabaje en equipo con los tres ordeñadores primero llenado completamente un lado de la sala antes de iniciar la rutina de ordeño. Un esfuerzo concertado por el ordeñador Nº 1 en mover a las vaquillas dentro de la sala, y el ordeñador Nº 2 en empujar y girar a la vaquilla cuando sea necesario junto con la ayuda del ordeñador Nº 3, hace que este proceso sea lo más fácil, tranquilo y tan suave como sea posible. (Lea: Limpie y desinfecte sus equipos de ordeño en 3 pasos)
 
Ninguna otra parte de la rutina debe iniciarse hasta que todas las vacas y vaquillas estén en su lugar en un lado de la sala de ordeño al menos que hayan suficientes ordeñadores para hacerlo. No grite o aguijonee a los animales; estos sólo son esfuerzos de último recurso para mover animales asustados y testarudos.
 
7. Ahora inicie la rutina de ordeño. La limpieza de los pezones (pre-sellado con rociador o copa de inmersión y el despunte) debe hacerse de manera determinada, exagerada y eficaz. El tiempo adicional (en comparación con la rutina normal en otras vacas) le permitirá limpiar los pezones que están demasiado sucios y estimular la bajada de la leche (esto es extremadamente importante en las vaquillas). ??
 
Prepare suficientes animales en una secuencia (generalmente 5 o 6) para estimular la bajada de la leche, luego volver y limpiar los pezones y acoplar las unidades a los animales primeros y luego a los que siguen. Los ordeñadores Nº 2 y Nº 3 deben ordeñar mientras el ordeñador Nº 1 se queda en frente de la línea de animales frescos. ??Él o ella puede pararse directamente en frente del animal nervioso o que esté pateando para distraerlo y de esta forma evitar que la máquina se desprenda prematuramente.
 
8. Cuando todas las unidades estén acopladas, el ordeñador Nº 2 y Nº 3 se centran en las unidades de ordeñes del lado que apenas fue acoplado. Unidades que emiten chillidos se ajustan y las máquinas se vuelven a acoplar cuando sea necesario.
 
9. Solo cuando la mayoría de los animales sean ordeñados o que todas las unidades estén acopladas a animales tranquilos, sin algún chillido proviniendo de las unidades y que estas no se desprendan prematuramente, debe de proceder el equipo de ordeño a aplicar la misma rutina al otro lado de la sala de ordeño.
 
10. Una sugerencia más – cuando el encargado está disponible para ayudar a ordeñar a los animales frescos, él puede palpar y evaluar el llenado de ubre de todas las vaquillas y vacas frescas antes de colocar las unidades de ordeño.
 
La disminución en la producción de leche es uno de los primeros signos de problemas inminentes en la salud de animales frescos. El marcar estos animales (con un crayón en la pierna trasera, por ejemplo) permite que el encargado realice un examen físico de estos candidatos de alto riesgo para identificar y tratar enfermedades metabólicas e infecciosas durante ese mismo día.