Limpie y desinfecte sus equipos de ordeño en 3 pasos

Por: 
CONtexto ganadero
09 de Febrero 2015
compartir
Limpie y desinfecte sus equipos de ordeño
Desleche, lavado alcalino y enjuague ácido, pasos para tener un ordeño higiénico. Foto: DeLaval.
Siguiendo estos sencillos pasos, el ganadero asegura la mejor calidad para la leche que produce en su predio y de paso obtiene por ella un mejor precio por parte de la industria.
 
Es importante que cada vez que se va a ordeñar a una vaca se garantice la limpieza de todos los equipos que se utilizarán en dicho proceso. Esos procesos de higiene y desinfección redundan en un producto inócuo y mejores ingresos para quien los implementa.
 
De acuerdo con Darío Arango, gerente de Bienes de Capital y de Posmercados en DeLaval Colombia, son 3 pasos los elementales para realizar una correcta limpieza del equipo de ordeño en un predio lácteo: desleche, lavado alcalino y enjuague ácido. (Lea: Sellado de pezones, sinónimo de rentabilidad y bienestar animal)
 
Para el primer paso, el de desleche, es elemental enjuagar el equipo. Acá el productor debe introducir agua por uno de sus lados y sacarla por el otro, sin que recircule. Este proceso durará alrededor de 5 minutos y es necesario realizarlo con agua que esté tibia o fría, no con agua caliente”, apuntó Arango.
 
Luego de este proceso, se realizará el lavado alcalino. Este se debe hacer con una solución de detergente de este tipo, el cual debe ser compatible con los alimentos y diseñado para lavar equipos de ordeño. (Lea: Calidad de la leche en Colombia disminuye por el verano)
 
Este paso tendrá una duración de 10 minutos y es elemental que se ejecute con agua a una temperatura no inferior a los 40ºC”, continúo el gerente de Bienes de Capital y de Posmercados en DeLaval Colombia.
 
El último paso también tardará 10 minutos. La solución alcalina ya usada se tira y se hace un enjuague ácido, el cual debe recircula en el equipo de ordeño. Una vez se finalice, la mezcla deberá ser arrojada en el drenaje. (Lea: La ubre, el órgano más importante en la producción de leche)
 
En ese momento, el equipo o el tanque se deben dejar así hasta el siguiente ordeño. Cuando se vaya a realizar la siguiente extracción, se debe hacer 10 minutos antes lo que llamamos sanitizacion con un producto diseñado para esto, que es necesario recircular durante unos 5 minutos”, ultimó Darío Arango.
 
Las cantinas también necesitan limpieza
 
Cuando el proceso se realiza en cantinas, es un poco diferente. En este caso, luego de realizar el desleche se lava con un detergente neutro y con un cepillo o trapo suave, el cual debe eliminar los excedentes de leche por dentro y por fuera del recipiente. (Lea: Carros lecheros, entre la tradición y la informalidad)
 
Después de este procedimiento se enjuaga la cantina con agua limpia y se deja con la boca hacia abajo para que se seque. Es aconsejable hacer esto antes del ordeño”, concluyó Arango.
 
El experto también sugirió que los elementos utilizados para la limpieza sean adquiridos en establecimientos que le brinden respaldo al producto. De igual forma, es recomendable que quien realice la desinfección de los equipos de ordeño cuente con los implementos necesarios para realizar la limpieza: guantes, overol, peto y gafas protectoras. 
 
Del cuidado y espero que se le ponga a este tipo de tareas dependerá en gran parte garantizar el mejor de los productos y obtener un mayor beneficio económico.