10 formas de afrontar la crisis en la lechería

16 de Mayo 2016
compartir
El director Nacional del Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA), Julio Kalazich, participará en el 14° Congreso Panamericano de la Leche que se realizará a fines de abril en Puerto Varas. Anticipando lo que será esa cita nos entrega su visión sobre la lechería chilena y su futuro.
 
Chile tiene condiciones privilegiadas para producir leche en base a praderas. Su potencial es inmenso. Como muestra, hoy hay grandes productores de Nueva Zelanda instalados en Chile e importantes industrias procesadoras de leche del mundo como Nestlé y Soprole han hecho millonarias inversiones en el sur de nuestro país, a lo que se suma también el firme compromiso y visión de largo plazo de la cooperativa Colun, que actualmente es la que más leche recepciona y procesa a nivel nacional.
 
¿Qué nos falta entonces para superar la crisis derivada de los bajos precios?
 
 
El Director Nacional de Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA), quien estará pronto en la zona para participar en el Congreso Panamericano de la Leche, organizado por la Federación Panamericana de Lechería (FEPALE), junto a la Federación Nacional de Productores de Leche (FEDELECHE), evento que se realizará entre el 25 y 29 de abril, en Puerto Varas, dio a conocer su visión
 
Kalazich conoce muy bien el sur de Chile, ya que durante 37 años trabajó en Osorno como investigador y fue 8 años Director Regional de INIA Remehue, donde impulsó la modernización de la lechería y de este centro que por años ha hecho investigación y transferencia de conocimientos para el sector lechero nacional. Además, en los próximos días, precisamente en este congreso firmará un convenio de colaboración entre el INIA y Fedeleche, el gremio que reúne a los productores lecheros de todo el país. (Lea: Comercio de novillas preñadas, ¿negocio redondo?)
 
A continuación nos reseña su visión y 10 estrategias para mejorar la productividad y rentabilidad del negocio lechero:
 
1) PRODUCCIÓN EN BASE A PRADERAS
 
Lo primero que se puede decir es que Chile debe seguir enfocado en producir leche a bajo costo, utilizando la pradera permanente como base de la alimentación del ganado y suplementando la dieta en forma estratégica con cultivos, concentrados y  subproductos que puedan incorporarse, evaluando muy bien el costo-beneficio de cada decisión que se tome, en las distintas épocas del año y considerando la realidad de cada predio. En general se puede decir que la alimentación es lo más caro en la producción lechera, por eso cada peso invertido influye en el resultado final. Además, es sabido que cuando hay bajos precios, los sistemas pastoriles pueden soportar mejor las crisis que los sistemas intensivos o semi intensivos en confinamiento , en los que se usan cultivos suplementarios, ensilaje dfe maíz  y alimentos concentrados con muy altos costos.
 
2) FERTILIDAD Y FERTILIZACIÓN
 
El INIA cumplió el  8 de abril 52 años de vida institucional y gran parte de ese tiempo se ha dedicado a investigar, indagar y transferir al medio productivo, las mejores prácticas para lograr la mayor eficiencia en la producción de leche. Cuando el INIA comenzó su trabajo los productores lecheros no fertilizaban las praderas, hubo que convencerlos de que eso había que hacer. No había laboratorios de análisis de suelo, para saber qué nutrientes se deberían aportar a las plantas para su crecimiento y cómo corregir deficiencias como el pH y la acidez.
 
Hoy esas tecnologías están, los agricultores las usan, pero aún se puede avanzar mucho más, siguiendo las recomendaciones técnicas que el INIA da después de tantos años de experiencia, de calibraciones de los equipos de laboratorio, de cientos de ensayos independientes. Hoy nosotros, luego de recibir una muestra de suelo, podemos decirle a cada agricultor qué fertilizante debe usar, en qué cantidad, para cada uno de sus potreros y lograr óptimos resultados, basados en las recomendaciones técnicas que damos junto a los resultados de los análisis.
 
 
3) UTILIZACIÓN DE LA PRADERA
 
La fertilización y el mejoramiento de la fertilidad del suelo son una de las primeras estrategias que el INIA ha planteado siempre para mejorar la productividad y rentabilidad de este negocio. Junto con ello viene el mejoramiento de las praderas. Por años los investigadores del INIA han estimulado el desarrollo lechero de la zona sur -donde se concentra la producción y está el mayor potencial- a través del mejoramiento de las praderas, pero no basta con eso. Producir más pasto es sólo parte de la solución, otros desafíos son conservar adecuadamente el forraje que se produce en exceso en Primavera, para épocas en las que este alimento escasea como el invierno y los veranos que cada vez con mayor frecuencia son secos y, además, el productor debe aprender a utilizar eficientemente la pradera en el pastoreo diario de las vacas. En eso aún se puede avanzar mucho, porque aunque parezca que es una tecnología antigua, sigue siendo un desafío pendiente para cientos de productores, principalmente pequeños y medianos, que son la gran mayoría.
 
4) NUTRICIÓN Y SALUD
La nutrición de las vacas es un tema crucial. Hoy en INIA Remehue estamos evaluando distintas alternativas de alimentos para producir leches más saludables y sustentables. Se están midiendo los resultados del uso de diferentes semillas de oleaginosas tales como linaza, raps y pepa de algodón, como parte de la dieta del ganado lechero y sus potenciales efectos positivos como una mayor producción de leche, una mayor eficiencia en la utilización del nitrógeno, la reducción de las emisiones de gases invernadero y el mejoramiento del perfil de ácidos grasos en la leche, con miras a obtener un producto más saludable y ambientalmente sustentable. Además, hemos determinado que, independiente de la raza que se use, la dieta en base a praderas permite generar leches con mejor relación omega3-omega6 y con mayores cometidos de ácido linoleico conjugado, que son beneficiosos para la salud.
 
5) DIVERSIFICACN DE LA BASE FORRAJERA
Otro de los temas relevantes y que expondrá enl congreso de Fepale, el investigador de INIA, Fernando Ortega, es la evaluación de los recursos forrajeros para la mejora productiva. En este sentido el INIA está preocupado de la adaptación al cambio climático de las variedades que ha creado y está generando; además está estudiando otras especies que tienen mayor tolerancia a la sequía como bromo, festuca, pasto ovillo y festulolium, así como también ha fomentado el uso de cultivos forrajeros suplementarios en los períodos críticos. Finalmente, en una tercera fase, a mediano y largo plazo, estamos enfocando nuestro trabajo en el mejoramiento genético propiamente tal, para crear variedades mejor adaptadas a nuestras condiciones, más productivas, de mayor persistencia y también con mayor tolerancia a sequía; como ya se hizo en trébol rosado y bromo, experiencia a la cual ha sumado recientemente el mejoramiento genético en  trébol blanco y ballica perenne.
 
6 RIEGO EN PRADERAS Y CULTIVOS
Junto con el desarrollo de variedades que se adaptan al estrés hídrico, el INIA tiene entre sus preocupaciones la gestión hídrica y el riego. En ese sentido, nuestro desafío es evaluar las distintas forrajeras bajo condiciones de riego, para poder hacer recomendaciones a los agricultores en distintas zonas y medir desde el punto de vista técnico y económico los distintos sistemas de riego, que mejor se adapten a la zona sur y a la producción ganadera en particular.
 
7) CRIANZA DE TERNEROS
La crianza de los terneros machos es, sin duda, otro de los desafíos de las lecherías. El INIA, basado en los muchos ensayos y evaluaciones de las mejores prácticas de manejo y alimentación que ha realizado, generó el “Modelo de crianza de terneros INIA Remehue”. Este sistema, que permite reducir la mano de obra, los tiempos que se ocupan en esta tarea y los costos de producción, está siendo usado por cientos de agricultores y trabajadores de predios lecheros, que fueron capacitados por nuestros profesionales. Además, actualmente estamos ejecutando un nuevo programa impulsado por la Secretaría Regional Ministerial de Agricultura, en colaboración con el SAG e INDAP, que busca desarrollar modelos de producción de carne a partir de terneros machos, rentabilizando la crianza y engorda de estos animales. Con todo ello estamos apoyando de manera especial a la Agricultura Familiar Campesina, que es la que más lo necesita.
 
8) EFICIENCIA ENERGÉTICA
La eficiencia en el uso de la energía y del agua es también un tema muy relevante. En la lechería de INIA Remehue en Osorno, que cuenta con el sello Estrella Azul del Consejo Producción Limpia (CPL), se ha logrado ahorros de energía de más de un 30 por ciento, a través de la implementación de tecnologías de última generación, que se pueden amortizar en un breve plazo, con el propio ahorro que se genera. Además, como resultado de un proceso de mejora continua, se ha logrado reducir notablemente el uso del agua, otro de los factores que cobra cada vez más relevancia en la sustentabilidad de la producción lechera. Al manejo del agua seguirá siendo un tema cada vez más importante e incidente en los costos de producción, se suma el agua para riego, que en el presente y futuro se ve como una opción cada vez más competitiva para praderas y cultivos.
 
 
9) TEMAS AMBIENTALES
Finalmente, uno de los problemas más críticos en las lecherías es el manejo de los llamados “efluentes”, que son las fecas, orina y todo lo que queda luego del lavado de las salas de ordeña. Este tema lo abordará en el congreso de Fepale el Doctor Francisco Salazar, de INIA Remehue, quien tiene vasta experiencia y es autor del único manual que existe al respecto en Chile. En los últimos años muchos productores han hecho inversiones en pozos de almacenamiento y algunos incluso han instalado biodigestores para producir biogás. En estos retos el INIA va a seguir acompañando y guiando las decisiones de los productores, gracias a su liderazgo indiscutido en el manejo de purines y en las mediciones de gases de efecto invernadero derivados de la ganadería. De hecho,  a través de un proyecto con Naciones Unidas, recientemente inauguramos un nuevo biodigestor en INIA Remehue, para seguir evaluando esta tecnología que puede ser muy promisoria, para ahorrar energía y autoabastecerse, a partir de los desechos. Todo esto será parte de la gira técnica que harán asistentes al congreso, quienes visitarán la lechería de INIA Remehue.
 
10) TRANSFERENCIA TECNOLÓGICA
La transferencia de tecnologías es, sin duda, otra de las acciones estratégicas para mejorar la competitividad del sector lechero. El INIA, desde su creación ha generado la información, las tecnologías y ha entregado al medio los conocimientos y manejos que el productor debe realizar, para mejorar su productividad, rentabilidad y sustentabilidad, a través de seminarios, días de campo, visitas prediales, parcelas demostrativas, charlas técnicas, entre otras acciones. Además, el INIA creó la metodología de los grupos GTT, que hasta hoy es un exitoso sistema para promover y facilitar la aplicación de buenas prácticas en el campo. En la zona sur, INIA Remehue cuenta actualmente con varios grupos GTT en conjunto con industrias como Nestlé y Colun, entre los que destacan el GTT INIA-COLUN “Mujeres en Acción”, constituido por alrededor de 15 productoras lecheras.
 Acerca de INIA.
 
El Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA) es la principal institución de investigación agropecuaria de Chile, dependiente del Ministerio de Agricultura, con presencia nacional de Arica a Magallanes, a través de sus 10 Centros Regionales, además de oficinas técnicas y centros experimentales en cada una de las regiones del país.
Su misión es generar y transferir conocimientos y tecnologías estratégicas a escala global, para producir innovación y mejorar la competitividad del sector agroalimentario. www.inia.cl