14 consejos a la hora de adquirir carnes rojas

03 de Abril 2017
compartir
Al salir al supermercado o a la carnicería para comprar la carne de la semana, es casi seguro que usted como muchos otros consumidores todavía se pregunten cual es la mejor manera de proceder a escoger, transportar y guardar de manera más segura la carne que quiere para su familia. Aquí hay algunos consejos sobre cómo asegurarse de que esta haciendo lo correcto.
 
1) Si va a hacer varias compras de alimentos u otras mercancías, nunca compre la carne primero, deje la escogencia de la carne para el último. La carne cruda es un alimento perecedero y por eso se preserva mediante refrigeración o congelación. Los expendios deben exhibir la carne bien fría y una vez que usted escoja y adquiera su(s) paquete(s) la responsabilidad de su vida útil e inocuidad del producto pasa a ser suya.
 
Por eso, hay que planificar que el tiempo transcurrido desde su compra hasta colocarla en su refrigerador o congelador sea el más corto posible. Asegúrese que su refrigerador esté a un máximo de 4 grados centígrados o menos al almacenar la carne recién comprada. (Lea: Colombiano: a darle un buen trato a la carne antes de comerla)
 
2) Si puede informarse del grado de calidad de la carne americana o las características de la marca comercial que va adquirir, mucho mejor. Sin embargo, el grado de calidad o la marca no significan necesariamente que usted va a obtener la carne más tierna y sabrosa. La calidad también varía con el tipo de corte. Algunos cortes de carne son más suaves y sabrosos que otros.
 
3) Familiarícese con los nombres de los cortes y su mejor manera de prepararlos para una mejor satisfacción al consumirlos. Infórmese con su carnicero de confianza sobre el tipo de cocción más adecuado para el o los cortes a escoger. Por lo general, los cortes de los lomos son más suaves que el resto de los cortes (ej. De la pierna) y se recomiendan para asar o a la parrilla pero también serán los mas caros.
 
4) Los bisteces crudos deben ser firmes. No compre bisteces blandos al tacto. Compruebe la vida útil por la fecha de caducidad o consumo preferente y no compre carnes después de esa fecha de vencimiento. Preferiblemente, usted debe comprar la carne, ya sea antes o el día correspondiente a la "fecha de caducidad".
 
5) Compruebe que la charola no tenga cualquier tipo de daño. La carne debe estar fría y debe estar envuelta de forma segura en la charola.
 
6) La charola no debe presentar desjugue. Esto podría significar que la temperatura de la carne ha sido superior a la deseada (máximo 4 grados centígrados) y hará que el sabor de la carne sea de calidad inferior. (Lea: La ciencia básica del sabor de carne de res)
 
7) Siempre busque carne de res de color rojo cereza brillante. Los colores café o negruzco pueden significar que la carne empieza a deteriorarse. Por otro lado, si se anuncia como ternera esta no debe ser de color rojo brillante, sino que debe ser casi de color blanco o ligeramente rosa, parecida al color de la carne de cerdo.
 
8) Antes de comprar carnes de muy bajo costo, averigüe si se ha inyectado con salmuera o soluciones saborizantes o ablandadores artificiales. Si ese es el caso usted tiene derecho a saber el porcentaje de contenido acuoso añadido. Si este contenido no ha sido declarado en la etiqueta, pregúnteselo al gerente.
 
Puede que usted sea uno de los consumidores que no querrá comprar la carne que haya sido inyectada con estas soluciones acuosas o con aditivos y no haya sido debidamente declarada. Además del fraude de estar comprando jugos artificiales por carne, esta práctica puede causar que su carne se descomponga más rápidamente y se convierta en puré.
 
9) Si prefiere la carne bien magra escoja los cortes con menos contenido graso (ej, cortes de la pierna) pero no está mal que tengan una delgada capa de grasa, preferiblemente de color blanco cremoso. Recuerde que el sabor está en la grasa. (Lea: Los 10 países en los que mejor se come en el mundo)
 
10) Preferiblemente no compre carne suavizada o ablandada artificialmente. Haga su propio ablandamiento. Las perforaciones del ablandamiento mecánico mal ejecutadas pueden permitir que el sabor natural y los jugos naturales escapen de su carne y esto resultará en una carne dura e insípida.
 
11) Asimismo, si cuenta con un molino en casa es preferible que usted mismo escoja cortes de bajo costo y muela la carne para sus hamburguesas, albóndigas y otros productos de carne molida.
 
12) Si gusta carne de buena calidad para preparar un platillo exquisito, escoja la carne con un marmoleo ligero a abundante, distribuido uniformemente por toda la superficie del bistec y con una cobertura moderada de grasa exterior que ayudara a mejorar la suavidad y el sabor. Recuerde que el sabor está en la grasa.
 
13) Asimismo, si quiere disfrutar del máximo placer de la carne trate de comprar carnes de los lomos maduradas (añejadas). Este tipo de carne por lo general viene bien empacada al alto vacío y ha tenido un almacenamiento mayor a 10 días pero debidamente refrigerada será segura y tendrá el mejor sabor y suavidad.
 
De cualquier manera, si usted compra la carne en el supermercado local, la carne ha sido cortada, envuelta en plástico al alto vacío y se ha añejado parcialmente durante el transporte y almacenamiento en la tienda. (Lea: Vegetarianos arrepentidos: por qué deciden volver a comer carne)
 
14) La maduración en seco es otro proceso donde se toma la carne de la bolsa que llega a la carnicería, se cuelga y almacena en una cámara de refrigeración para secarse y exaltar su sabor y suavidad. Puede que su color exterior se torne café o negruzco pero esto es de esperar por el secado y no significa que esté deteriorada. Dado que la maduración en seco debe hacerse en cámaras especiales y por un periodo más largo (por lo general mayor a 20 días) esto hará que el costo se eleve sustancialmente, pero el añejamiento le da mucho más sabor y también ablanda al máximo la carne. La mayor parte de los restaurantes de lujo usan este tipo de carne.
En caso de duda, consulte a su carnicero de confianza. Él puede contestar todas sus preguntas sobre los diferentes tipos de carnes, cortes e incluso puede tener algunas buenas recetas para que usted ponga en práctica.