Bienestar animal: 'menos es más' en ganadería

29 de Abril 2019
compartir
Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero,
Simon Doherty, presidente de la Asociación Británica de Veterinarios (BVA). Foto: animalshealth.es.

La Asociación Británica de Veterinarios sostiene que es preferible que la producción de alimentos derivados de animales sea menor con tal de que sean de mayor calidad, garantizando en todo el proceso el bienestar de los animales.

 

Los expertos de la Asociación Británica de Veterinarios (BVA por sus siglas en inglés) proponen que la producción de alimentos derivados de animales garantice, más si cabe, el bienestar de dichos animales, con el objetivo de que los productos resultantes sean de una mayor calidad para los humanos.

 

Sean Wensley, presidente de la BVA entre 2015 y 2016 y todavía colaborador activo de esta asociación, recientemente asistió a una conferencia en la Queen's University Belfast donde se abordaron las perspectivas relativas al consumo de carne. Wensley, defensor de una ganadería sostenible, sugiere que cuantos más animales sanos haya, mejor será la productividad del sector de la alimentación humana.

 

Es por ello que Wensley insta a los veterinarios a fomentar el concepto de "menos es más", considerando que es factible que se consuman menos productos derivados de animales y que estos sean de mejor calidad, a la vez que se mantiene un gasto proporcional en la lista de la compra.

 

Esta iniciativa pretende equiparar los altos estándares de salud y bienestar animal con la alimentación sostenible de la sociedad a nivel mundial. Y es que, según Wensley, los profesionales veterinarios han advertido que las presiones del mercado han fomentado que no se priorice el bienestar de los animales de granja, tanto en su calidad de vida como en el proceso de sacrificio. 

 

Para cumplir dicho objetivo, los veterinarios de la BVA consideran que el bienestar animal es un pilar clave a la hora de lograr la sostenibilidad del mercado de la alimentación humana. Para ello, se debe satisfacer las necesidades físicas y de comportamiento de los animales, a la vez que se tiene que hacer frente a la resistencia a los antimicrobianos. Postura a la que los médicos también se unen bajo un enfoque ‘One Health’ con tal de garantizar la salud pública.

 

Desde la BVA apuntan, basándose en un informe de Vet Futures, que la profesión veterinaria desempeñará para 2030 un papel fundamental en la sostenibilidad de la ganadería. Por ello, los expertos de BVA proponen a los consumidores que, antes de adquirir un alimento, valoren si ese producto viene de gallinas ponedoras y cerdos que sufren restricciones de comportamiento, o si cualquier otro animal no es aturdido antes de ser sacrificado.

 

Texto original en el siguiente enlace.