Cambio climático y ganadería

10 de Diciembre 2012
compartir
Entre el 26 de noviembre y el 7 de diciembre del presente año se desarrolló en la ciudad de Doha en Qatar la décimo octava Conferencia de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP 18) con el propósito de llegar a acuerdos sobre estrategias para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero - GEI, las cuales aseguren que el aumento de la temperatura global no supere los 2°C en comparación con los niveles preindustriales.

Esta iniciativa multilateral nace en 1.992 en Río de Janeiro bajo el nombre de Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (UNFCC, por su siglas en inglés) como solicitud a los países industrializados para que redujeran sus emisiones en el año 2.000 a las que habían tenido en el año 1.990 con el fin que no solo se estabilizaran sino que dejaran de crecer.
 
Posteriormente en 1.997 en la tercera Conferencia de las Partes (COP 3), se firmó el Protocolo de Kioto, el cual buscaba el compromiso de reducción de emisiones de GEI de 39 países industrializados, reconocer el papel que desempeñan las naciones en vía de desarrollo en la reducción de las emisiones de GEI y el  rol de los bosques como sumideros para compensar las emisiones de GEI.
 

Sin embargo 20 años después aún no se ha llegado a consensos que permitan compromisos vinculantes de los países con mayores niveles de emisiones y esta última ronda en Doha no ha sido la excepción para seguir estando escépticos en que se logren verdaderos acuerdos que permitan la reducción efectiva de las emisiones.

Según el Panel Intergubernamental sobre cambio climático - IPCC, la temperatura media de la superficie de la tierra ha subido 0,74 °C desde finales del siglo XIX, lo cual ha generado grandes cambios en el clima global. Según los expertos del IPCC, es probable que alrededor de un 20-30% de las especies vegetales y animales corran un mayor riesgo de extinción si la temperatura media mundial sube por encima de un margen de 1,5 - 2,5 °C.

En el caso de las emisiones provenientes de la ganadería, según el IDEAM esta actividad contribuye con un 19% de las emisiones totales, excluyendo las emisiones derivadas de la conversión de bosques a praderas, que aporta un 9,2% adicional a las emisiones totales del país.

Aunque la ganadería contribuye de forma importante en las emisiones de los tres principales gases de efecto invernadero (dióxido de carbono, metano y óxido nitroso), existe una gran oportunidad para que la ganadería en Colombia contribuya con la generación de bienes y servicios ambientales por medio del establecimiento de sistemas silvopastoriles y la conservación de ecosistemas (bosques, páramos, sabanas naturales, humedales, etc.) dentro de predios dedicados a la producción de leche y/o carne.

Recientemente unas estimaciones hechas por CIPAV confirman el papel que pueden tener los sistemas silvopastoriles no solo para la mitigación del cambio climático, sino para la adaptación de los sistemas de producción y los animales a las condiciones climáticas extremas que se presentan en los escenarios climáticos futuros.
 

Un ejemplo es que en un sistema de pastoreo extensivo para producir 10.000 toneladas de carne se requieren casi 150.000 hectáreas de tierra, que además tienen un balance negativo de emisiones de CO? equivalente de cerca de 48.000 toneladas. En contraste, si la misma cantidad de carne se produce con sistemas silvopastoriles intensivos, se requieren tan solo algo más de 12.000 hectáreas que además dan un balance de emisiones positivo en más de 3.000 ton reducidas de CO?  equivalente.

La Federación Colombiana de Ganaderos – FEDEGÁN FNG está comprometida con desarrollar una estrategia nacional de Ganadería Sostenible para que los ganaderos sean parte de la solución, lo cual está consignado en el componente ambiental del Plan Estratégico de la Ganadería – PEGA 2019 que busca que la actividad le devuelva 10 millones de hectáreas a la naturaleza y evidenciado en el proyecto Ganadería Colombiana Sostenible liderado por FEDEGÁN, el cual además del apoyo del Banco Mundial, el Fondo Mundial para el Medio Ambiente – GEF, The Nature Conservancy – TNC, el Fondo para la Acción Ambiental y CIPAV, tendrá el apoyo económico del Departamento de Energía y Cambio Climático del Reino Unido para que 3.500 ganaderos en 12 departamentos del Colombia reciban asistencia técnica para que establezcan en sus predios sistemas ganaderos amigables con el medio ambiente, los cuales reduzcan las emisiones de gases efecto invernadero y generen servicios ambientales que beneficien a la sociedad en su conjunto.