Cinco preguntas (y respuestas) sobre la leche de vaca

09 de Septiembre 2019
compartir

¿Cuál es la mejor leche? ¿Es mala la leche de vaca? ¿Son mejores o peores la leches vegetales que las animales? ¿Qué leches vegetales son más recomendables? Éstas son algunas de las preguntas que muchos se hacen cuando se trata de consumir este producto lácteo. Para tratar de dar respuesta a todas estas preguntas –y alguna más– desde el blog de VidaCaixa hemos contactado con el Col·legi de Dietistes-Nutricionistes de Catalunya con el objetivo de esclarecer algunas cuestiones sobre un tema que preocupa a muchos, tanto a los padres con hijos como a las personas que se enfrentan a las diferentes etapas de la madurez. Adhara Giner, coordinadora del colegio y dietista nutricionista colegiada, es la encargada de responder.

 

1. ¿Es mala la leche de vaca?

 

No. Hay muchos mitos alrededor de la leche de vaca y todos son falsos. A nivel nutricional, la leche de vaca es uno de los alimentos más completos que existen en una dieta. Llevamos miles de años utilizándolo y bebiéndolo. Es un alimento con una composición proteica inmejorable. Las proteínas que tiene son de alto valor biológico, tiene unos aminoácidos esenciales, indispensables para la correcto funcionamiento del organismo. Por otro lado, en la parte lipídica, sí que tiene colesterol, como todos los alimentos con una parte grasa procedente de los animales, pero existen alternativas, como las leches desnatadas y semidesnatadas. Y ojo, que el colesterol es una grasa que necesitamos.

 

2. ¿Cuál es la mejor leche para un adulto?

 

No hay indicaciones al respecto. Últimamente se está hablando mucho de dietas anticáncer en relación a la leche de origen animal. No está probado científicamente que existan este tipo de dietas como tampoco no hay nada que pruebe que tomar leche de vaca produzca enfermedades y menos nada relacionado con el cáncer. Por el contrario, para una persona mayor, al tener el colesterol más elevado, se recomienda una leche desnatada. En cuanto a las mujeres, durante la menopausia se produce un déficit de calcio, por lo que se recomienda tomar leche de vaca.

 

3. ¿Cuál es la mejor leche?

 

Depende. Lo primero que hay que saber es que no existe ningún alimento indispensable y la leche tampoco lo es. Si uno tiene dieta variada y equilibrada no hace falta tomarla, existen otros alimentos que pueden suplirla. Ahora bien, por ejemplo, para un niño en edad de crecimiento opino que es mejor la leche de vaca entera, rica en calcio y en vitamina D. Los nutrientes que las leches vegetales son deficitarios. Por el contrario, las leches vegetales tienen muchos minerales, son más dulces. Para los intolerantes a la leche de vaca la vegetal es una buena opción porque no tienes problemas de digestibilidad. Ahora bien, no tienen calcio. El calcio de la leche de vaca se absorbe mejor que el que le puedan añadir químicamente a una leche vegetal. La vitamina D, por otra parte, ayuda a la calcificación de los huesos en el desarrollo de los niños, que tienen requerimientos más elevados de esta vitamina. La leche de vaca es un buen alimento en este sentido.

 

4. ¿Existe una leche vegetal mejor que otra?

 

A nivel de nutrientes son muy parecidas todas. Quizá puede cambiar que una tiene un poco más de hierro y otra quizá más selenio. En lo que sí existen más diferencias entre las leches vegetales es sobre todo en si están enriquecidas con calcio y con vitamina D. Cuando uno es adulto, se puede prescindir de la leche de vaca porque no requiere del calcio que necesita un niño para crecer.

 

5.- ¿Es cierto o falso que si una madre da de mamar debe eliminar la leche de vaca para no provocar cólicos al bebé?

 

Falso. Sinceramente, no lo había oído nunca y no le encuentro ningún fundamento científico. La cosa funciona del siguiente modo. La madre hace la digestión de las proteínas de la leche de vaca o vegetal, que van a la sangre y después a las glándulas mamarias, pero en el camino sufren una transformación. Lo que yo me pregunto es si eso no sucedería del mismo modo con un bistec o una pechuga de pollo, por poner dos ejemplos de animales. Parece ser que existe una leyenda urbana que dice que si el bebé tiene muchos gases y cólicos posiblemente si la madre se quita la leche de vaca y toma leche de soja (u otra vegetal) deja de tener cólicos. Científicamente no hay nada que avale esta afirmación. Los cólicos existen hasta los tres o cuatro meses. Los pediatras y la leche materna no van muy de la mano.

 

Artículo tomado del siguiente enlace