¿Cuándo cerrar los lotes de pastura para ensilar?

08 de Febrero 2016
compartir
"Resolver cuándo hay que cerrar los potreros para ensilar es siempre una decisión complicada" dice Frank Mickan, especialista en Conservación de pasturas y Forrajes de Ellimbank, Australia.
 
¿Como o guardo?
 
Períodos secos inusualmente extendidos o heladas en las temprana primaveras a menudo hacen que haya que reprogramar los lotes a ofrecer a los animales, alguno de los cuáles ya estaba previsto para ser ensilado.
 
El silaje (y el heno) sólo deberían ser hechos de verdaderos excedentes de crecimiento de pasto primaveral. Las vacas no deben encontrar su ingesta de pasto restringida solo porque uno necesita una determinada cantidad de forraje para llenar el silo o la parva de heno. Esto es generalmente una falsa economía.
 
El pasto que va directo a la vaca y a la leche es lejos más eficiente que uno al cortar, rastrillar, orear, levantar, empaquetar, sellar y guardar el pasto como silo o heno. También daremos después un alimento que tampoco será igual ni en cantidad ni en calidad al que hubiera levantado del campo y encima debemos recordar que cada vez que ponemos en marcha el tractor, gastamos dinero. (Lea: El ensilaje es la nueva tecnología a implementar en la ganadería)
 
Equilibrio vaca-pasto
 
Sin embargo, si el pasto se va a desperdiciar por no tener suficientes vacas para comerlo, entonces la conservación como pasto o heno es verdaderamente una buena opción si hace temprano y correctamente. El heno puede ser una buena opción tarde al final de la estación. Se convierte en muy importante identificar cuando el verdadero sobrante de pastura comienza a ocurrir.
 
El monto de sobrante variará de acuerdo al ritmo de crecimiento de la pastura (afectado por el clima, la fertilidad del suelo y las especies que la componen) y la carga animal.
 
Calidad y calidad definen futura cantidad y calidad
 
Identificando y luego conservando el excedente de pasto temprano resultará en una mejor calidad de forraje y asegurará también un rebrote de buena cantidad y calidad. Los silajes de muy buena calidad es el que se realiza temprano en la estación (3-5 semanas antes que el heno) y tiene un período corto de recolección (4-6 semanas). Es cortado y guardado muy rápidamente y un sellado hermético es mantenido hasta el suministro.
 
El forraje picado así debe tener una materia seca del orden del 28 al 35 % y embolsado, 40-45 % de materia seca.
 
Tome su tiempo para identificar el sobrante
 
Los productores que usan un sistema rotativo para sus vacas lecheras están en muchas mejor situación para determinar cuando está ocurriendo sobrante de pasto que aquellos que trabajan con potreros muy grandes. La pastura en primavera crecerá muy rápidamente, por delante de lo que las vacas pueden comer, más o menos en la mitad de septiembre de cada año, dependiendo de los factores mencionados arriba.
 
En muchas áreas, en una estación normal, las pasturas están comenzando a crecer aproximadamente 40-50 kg de materia seca por hectárea por día (kgMS/ha/día). Las vacas están requiriendo 15-17 kg en este estado. (Lea: Planeación forrajera, herramienta esencial para la nutrición bovina)
 
Si su rodeo tiene una carga de 2 animales por hectárea, entonces requiere 30-34 kg de MS/día, lo que es que la pastura está proveyendo un 25% más de lo necesario. Asegurándonos, podríamos decir un 10% de excedente.
 
¿Cómo podemos recogerlo?
 
Muchos factores pueden ser usados individualmente o en conjunto para ayudar a decidir cuando el lote se destinará a silaje. Chequear el lote primero y después pastorearlo, prestando atención a qué pasa con el largo de la pastura alrededor de los lugares que la vaca se echó, bosteó u orinó. Aquellos productores que usan pastoreo rotativo, mirar a los 2 siguientes lotes a ser cortados.
 
El alto de la pastura ¿es mayor que el que ha sido pastoreado los últimos días? La altura de los siguientes lotes o parcelas a ser pastoreadas no deben ser mayores que 10-15 cm (80-95 vacas por día o 2200-2300 kg de materia seca presente). Si es mayor , entonces el ritmo de crecimiento ha aumentado. Si las vacas no está siendo completamente alimentadas a pasto, entonces la rotación debe ser más lenta. Si están bien satisfechas, entonces los siguientes lotes pueden ser cerrados para silo.
 
Otro indicador que el sobrante puede estar desarrollándose es si la altura promedio de la pastura, luego del pastoreo es de 5-7 cm. Para mantener la calidad de la pastura, las vacas no debieran estar comiendo más que la parte superior. Los remanentes en este caso crecerán y en el siguiente pastoreo, mucho de este remanente se desperdiciará y las vacas no querrán comerlo. En sucesivos pastoreos esto empeorará salvo que sea cortado para silo o despuntado.
 
Otra técnica para asegurarse el sobre crecimiento del pasto es examinar cuán cerca de los pastos remanentes o manchas de orina pastorean las vacas. Para mantener la calidad del las pasturas, las vacas suelen pastorear las mayorías de las puntas de esas. Si están pastoreando más lejos de esas áreas están demostrando que hay sobreoferta. (Lea: Rotación de potreros, herramienta para incrementar la producción)
 
En un esquema de potreros grandes, los lotes deben ser cerrados cuando el área entre remanentes está aumentando u el área de remanentes está aumentando. La ingesta de la vaca se mantendrá a su máximo pero el exceso de la pastura será mayor. Ellas tienen mayor oportunidad de elegir lo que han de levantar y esto seguramente no será donde ellas últimamente orinaron o bostearon.