Diferentes métodos de utilización de alfalfa con vacas lecheras

30 de Junio 2015
compartir
La pastura de alfalfa es el recurso forrajero más utilizado en la mayoría de las cuencas lecheras del país. La misma se destaca como el componente alimenticio de menor precio (menos de 1,2 centavos por kg de materia seca), valores de calidad (digestibilidad y contenido de proteína) elevados y una disponibilidad muy regular a través del año.
 
A pesar de todas estas cualidades, la pastura de alfalfa es un recurso forrajero donde el manejo es aún muy deficiente ya sea en cuanto al momento de utilización (período de descanso o estado fisiológico) como a la eficiencia de cosecha (en promedio menos del 65%, con valores muy bajos durante la primavera y el verano).
 
Se han propuesto diferentes métodos para mejorar su utilización, los que en algunos casos también intentan reducir la aparición de casos de empaste ("corte y preoreo") y/o los requerimientos adicionales asociados a la actividad voluntaria del animal (cosecha del material y gasto de desplazamiento).
 
En la estación experimental del INTA Rafaela se implementó un ensayo con el objeto de evaluar el efecto del método de utilización de una pastura de alfalfa sobre la respuesta de vacas lecheras durante la época estival.
 
Se utilizaron 30 vacas de raza Holando que se encontraban en la mitad de la lactancia (130 días ± 15) y con producciones por animal/ día de 20,2 ± 2,1 litros. Estos animales fueron distribuidos a tres tratamientos que consistieron en:
 
Pastoreo directo (PD)
Patoreo de forraje cortado y preoreado en andanas (PC)
Pasto picado y luego distribuido en comederos (PP)
La superficie de pastura asignada a cada tratamiento fue similar, fijándose periódicamente el tamaño de la franja diaria en función del nivel de asignación de pastura correspondiente al tratamiento PD (20 kg.MS/vaca/día), la cual fue en promedio de 803 m2 (equivalente a 125 animales/ha de carga instantánea).
 
Diariamente los animales afectados a los tratamientos PD y PC tenían acceso a una nueva franja de pastura a la cual accedían desde las 07:30 hasta las 9:45 hs y desde las 16:30 hasta las 06:00 hs del día siguiente. Las vacas del PP recibían dos veces al día la pastura cortada y picada en comederos ubicados en corrales. (Lea: 10 pastos ideales para el ganado del trópico alto)
 
Los animales de todos los tratamientos disponían de sombra artificial -instalada en corrales adyacentes a la sala de ordeño y en el corral de espera de la misma- entre las 10:00 y las 16:00 hs. para PD y PC, y continuamente para PP.
 
Como suplemento alimenticio se ofreció diariamente un balanceado comercial durante el ordeño a razón de 5,5 kg/vaca.
 
Se efectuó un análisis de variancia de los valores de producción individual de leche donde las medias por tratamiento fueron comparadas mediante el test de Duncan al 5% de significancia.
 
 
Pastoreo directo:
PD
Pastoreo corte-preoreo
PC
Pasto picado
PP
Prod.de leche (l/v/d)
20,5 a
18,8 b
18,4 b
Consumo (kgMS/v/d)
* Pastura Total
11,7
11,9
13,8
16,8
17,0
18,9
Variación de peso
(kg/vaca/día)
0,180
0,145
0,195
 
Como se observa en datos anteriores, los resultados indican una diferencia significativa (P<0,05) en producción de leche a favor de PD, siendo similares los valores para PC y PP. Esta diferencia se produjo a pesar de registrarse similares valores de consumo de pastura entre PD y PC y superiores en PP. No se observaron diferencias en la variación de peso vivo de los animales (en promedio 0,173 kg./animal/día). (Lea: ¿Cómo obtener leche de buena calidad?)
 
La menor respuesta en producción de leche obtenida en PC y PP, a pesar de registrarse similares o superiores consumos de pastura, podría explicarse por la menor calidad del material ingerido. En ese sentido, la calidad del material rechazado fue significativamente inferior en PC y PP (57,5 % FDN ; 42,9 % FDA y 55,6 % DIVMS en promedio para ambos tratamientos), con respecto a PD (49,8 % FDN ; 36,2 % FDA y 60,7 % DIVMS). Esto induce a pensar que los animales en pastoreo directo (PD) tuvieron la posibilidad de efectuar una mayor selección del material ofrecido con respecto a los otros dos (PC y PP).
 
Aunque sin efectuar las comparaciones de los tres métodos de utilización de la alfalfa en forma simultánea como sí se realizó en este ensayo, Castro y otros (Rev.Arg.de Prod.Anim., 1995. Volumen 15 nro 2, 641-643), Gallardo y otros (Rev.Arg.de Prod.Anim., 1995. Volumen 15 nro 2, 644-645) y Guaita y Gallardo (1996) informaron que tanto con el pastoreo mecánico (similar al PP) como con el corte-preoreado (similar al PC) se obtienen menores producciones de leche (entre 1,5 y 2 litros/vaca/día) y mayores consumos de pastura (entre 1,8 y 3,4 kg de MS/vaca/día) con respecto a lo que ocurre bajo condiciones de pastoreo directo de la planta en pie.
 
En función de los resultados obtenidos se puede afirmar que:
 
a) Con el pastoreo mecánico y el corte-preoreado no sólo se afecta la producción individual por una menor calidad del material ingerido, sino que también se reduce significativamente la productividad por superficie debido a una menor conversión de alimento en leche (mayores consumos y eficiencias de cosecha).
 
b) Durante la época estival, el pastoreo directo permite una mejor respuesta productiva en vacas lecheras con respecto al pastoreo de material preoreado o el consumo de pasto picado en comederos, cuando se aplican condiciones de manejo adecuadas para reducir los efectos del estrés térmico y en situaciones de riesgo de empaste nulas (alta suplementación con concentrados, suministro de silaje o heno, uso de antiespumantes, alta carga, etc.).
 
Fuente: INTA