10 pastos ideales para el ganado del trópico alto

Por: 
CONtexto ganadero
21 de Mayo 2015
compartir
pastos para ganado
El ganado bovino en trópico alto puede consumir entre diversos pastos que aportan proteína y minerales. Foto: CONtexto ganadero.
Las pasturas que crecen con más valores nutricionales en climas templados y fríos son las ideales para el ganado bovino de leche. Conozca las 10 especies entre gramíneas y leguminosas que los productores pueden sembrar en los predios.
 
Mario Noreña, experto en pastos y forrajes y docente en el área de manejo de praderas en la Universidad Nacional de Colombia, sede Medellín, explicó que los pastos ideales para el trópico alto son el kikuyo, raigrás, azul orchoro, fetucas y se puede incluir el brasilero.
 
Las 2 primeras gramíneas se utilizan con frecuencia en la Sabana de Bogotá con resultados positivos. El kikuyo es lo que más abunda y se puede introducir con alguna de las diversas clases de raigrás disponibles en el mercado. (Lea: Método Ayllu: la finca ganadera es una fábrica de comida)
 
Según el experto en pasturas, los ganaderos pueden hacer una mezcla entre varias gramíneas con leguminosas entre las que se encuentran los tréboles blanco y rojo, la alfalfa y lotus. La recomendación es sembrar algunas de ellas una vez se haya reconocido las que mejor desempeño tienen en la finca. 
 
Estas especies se consiguen por siembra de planta o semilla sexual. “Para el caso de la alfalfa puede ser por semilla sexual pero su Ph a veces no favorece y el desarrollo no es ideal", aclaró Noreña.
 
Alex Fernando Gutiérrez, zootecnista y asesor en nutrición bovina, dijo que independiente del tipo de forraje, el productor parte por cultivar pastos que puedan desarrollarse con todos los nutrientes adecuados, lo que se obtiene por medio de su fertilización.
 
“Si no alimento o fertilizo bien cualquier variedad, que puede ser raigrás o kikuyo, no servirá”, afirmó el experto en nutrición animal.
 
La fertilización dependerá de cada variedad de pasto, posterior a la realización de un análisis de suelo con el que se analizan los requerimientos del material vegetal.
 
Gutiérrez dijo que el ganado de leche se alimenta de raigrás y kikuyo, especies más comunes en el trópico alto, con sus diferentes variedades. De igual forma, manifestó que los tréboles y la alfalfa son “excelentes fuentes de proteína como leguminosas” y la festuca se ha adaptado en fincas, pero no es un forraje que resalte en el trópico alto. (Lea: Entre más variedad de pastos consuma el ganado mayor es su productividad)
 
Ganadero, recuerde que no basta con dejar los pastos a disposición de las reses, es importante hacer una mezcla de forrajes con la cantidad acorde a su edad y los nutrientes que estos proporcionan, según lo ratificó Laura Cristina Castro Ramírez, coordinadora en Cundinamarca de la Unidad Regional de Desarrollo Ganadero, URDG, del Fondo Nacional del Ganado, para quien debe contarse siempre con suficiente proteína, energía, fibra y minerales.