Estas son las diferencias entre la carne de vaca y la de buey

03 de Julio 2022
compartir

¿A quién no le apetece un buen chuletón? Existe la creencia equivocada de que la carne de alta gama es un lujo prohibitivo. Es un lujo, pero alcance de la mayoría de bolsillos. Así, para facilitar la adquisición de sus productos, Discarlux ha lanzado una tienda online para que los clientes puedan comprar carne gourmet desde la comodidad de casa y beneficiarse del servicio de venta a domicilio y atención personalizada. Todos sus productos están envasados al vacío y son enviados en un camión refrigerado, manteniendo en todo momento la cadena de frío.

 

Pionera de la carne de alta gama, Discarlux selecciona semanalmente y desde el origen las mejores piezas de buey y vaca vieja. La chuleta nacional extra, la chuleta top europea importada desde Polonia, Austria, Holanda y Alemania o la chuleta de buey, son solo algunos de los productos más insignes de un catálogo tan exquisito como suculento.

 

Siempre con el sello de calidad garantizado, los pedidos se reciben en un plazo entre 48 y 72 horas desde la salida de sus instalaciones. Disfruta ahora de un 5% de descuento* en la tienda online de Discarlux añadiendo el código PIBERICA.

 

El chuletón es un corte que se obtiene del lomo alto. Al ser una pieza que está pegada a la costilla, presenta una mayor infiltración de grasa, siendo mucho más jugosa y llena de sabor que otras piezas. (Blog: Buey: propiedades y beneficios de esta carne roja)

 

 

Los mejores y más jugosos cortes de carne, a golpe de click

 
La chuleta de vaca nacional extra de Discarlux procede de animales seleccionados en mataderos, explotaciones y casas particulares. Estas reses, de mayor conformación y engrasamiento, han sido criadas y alimentadas con los mejores cuidados en ganaderías de prestigio y han llevado una vida de bienestar en armonía con el medio rural.
 
Localizada entre la quinta y la novena costilla a lo largo de la espina dorsal de la res, la chuleta nacional extra es el corte por excelencia que utilizan los maestros asadores vascos y navarros. La carne de vacuno es rica en proteínas de alto valor biológico, vitaminas y minerales. Las chuletas de vaca en particular, tienen una elevada calidad nutricional gracias a los aminoácidos esenciales que aportan.
 

La mejor carne para la parrilla o plancha

 

Ideal para ser cocinada a la parrilla o en la plancha, la chuleta de vaca tiene una calidad inigualable y un sabor único que lo convierten en uno de los bocados preferidos de los que buscan carnes especialmente jugosas. (Blog: Carne de buey, la élite de las carnes)

 

La chuleta de vaca top europea es el producto más exclusivo de las piezas traídas desde Europa. De un 1Kg. aproximadamente, esta exquisita chuleta proviene únicamente de reses de las ganaderías más selectas de Europa, elegidas tras una exhaustiva selección que garantiza carnes con estupendo sabor y buena grasa infiltrada.

 

Estas chuletas son seleccionadas una a una en mataderos de confianza de Alemania, Holanda y Polonia, que, posteriormente, se maduran en las instalaciones de Discarlux el tiempo necesario para alcanzar su punto óptimo.

 

Las chuletas de buey nacional de 2 kilos y de buey de lomo alto de 3 kilos provienen de razas autóctonas nacionales y del norte de Portugal y son “la joya de la corona” de esta empresa cárnica. El sabor del buey es más intenso que el de la vaca y sus propiedades vienen determinadas por el sexo y la edad. Poca gente es capaz, en realidad, de diferenciar una carne de la otra. ¿Lo eres tú?

 

 

Poca gente es capaz de diferenciar la carne de vaca y la de buey

 

La vaca es un animal con capacidad reproductiva que pesa alrededor de 600kg y tiene una edad superior a 48 meses. El buey, por su parte, tiene esa misma edad, pero es un macho castrado que puede llegar a pesar con frecuencia más de 1000kg. (Blog: Qué si buey, qué si vaca, ¿Cuál es el problema?)

 

Esta diferencia “hormonal” es la que hace que las carnes de la vaca y del buey sean totalmente diferentes ya que un animal castrado desarrolla una mayor cantidad de grasa infiltrada y es esta grasa, de color ámbar tirando a dorado, la que le concede una textura y un sabor inigualables.

 

Cuanto mayor es el animal, más roja es la carne, más sabor tendrá y más tiempo de maduración necesitará, proceso vital para conseguir una carne de altísima calidad. La eliminación de agua de la carne consigue una mayor concentración del sabor y la descomposición del colágeno logra que la carne esté más tierna.

 

Para su consumo óptimo, la carne de vaca debe estar madurando entre 30 y 50 días y la de buey entre 90 y 120 días, aunque cada pieza es tratada individualmente para conseguir un resultado perfecto. Los tiempos de maduración del buey y sus altos costes de producción hacen que el precio de esta carne siempre sea más elevado, siendo superior a 80 euros/kg. Si te ofrecen carne de buey a “precios asequibles”, probablemente se trate de carne de vaca.

 

Más información en el siguiente enlace