¿Ganadería Sostenible o Sustentable?

24 de Abril 2017
compartir
Cada día se hace más común y frecuente el uso de la palabra sostenible en el ámbito ganadero (y en realidad en todo tipo de empresas y negocios), y cada vez con más frecuencia usamos el término Ganadería Sostenible.
 
En Colombia tenemos incluso un exitoso proyecto institucional del gremio y que goza de reconocimiento internacional denominado “Ganadería Colombiana Sostenible”, desarrollado y posicionado por la federación nacional de ganaderos Fedegán y su aliado CIPAV.
 
Y basta con usar un buscador de internet con las palabras ganadería sostenible para de inmediato encontrar un sin fin de referencias a esta expresión, que casi podemos ya definir como un creciente y contemporáneo modelo productivo de ganadería. (Lea: ¿Es mejor la leche de vacas alimentadas con pasto?)
 
Pero, también ocurre así con la palabra Sustentable. Y a veces, hasta nos confundimos, y usamos la palabra sustentable cuando nos queremos referir realmente a sostenibilidad, y también usamos la palabra sostenibilidad cuando nos queremos referir a sustentabilidad.
 
¿Tenemos entonces realmente claro lo que significan las palabras sostenible y sustentable? ¿Sabemos distinguir las similitudes y/o las diferencias entre sus significados? ¿Sabemos usarlas correctamente?
 
Pero sobre todo, y es en esto (lo que diré a continuación) en lo que centraremos el desarrollo de esta nota: ¿Sabemos en qué consisten y qué importancia tienen estas dos palabras para la ganadería mundial, continental, nacional, regional, local o para la ganadería de cada uno de los productores ganaderos?
 
Si a usted le resulta aunque sea un poquitito confuso encontrar la mejor respuesta para estos interrogantes que he planteado, o le produce algo de curiosidad saber de que se trata, por favor acompáñeme a continuación, para que juntos descubramos la invaluable importancia que tiene para todos los que estamos involucrados en el negocio de la ganadería el que aprendamos a ser verdaderos productores sostenibles y sustentables de alimentos para consumo humano de origen animal. (Blog: La ganadería ecológica es más rentable y genera empleo)
 
He hablado con ganaderos, y no han sido pocos, que se sienten desmotivados. Tienen mucha incertidumbre con respecto al futuro, ya que el presente (lo que están viviendo) en sus ganaderías no es el mejor, y realmente están convencidos de que su pasado fue mucho mejor. Me inquieta incluso saber, usted que está leyendo ahora:
 
  • ¿Cómo ve el panorama de su ganadería, y que tanta confianza tiene de mantenerse en este negocio indefinidamente, y/o que tan convencido está de qué sus hijos, nietos y siguientes generaciones deberían heredar su negocio ganadero y perpetuarlo?
  • ¿Se sentirá usted tal vez como estos ganaderos que me han dicho que por poco, y de continuo, han estado a punto de darse por vencidos?
Quiero advertir, que el principal argumento que me dan estos decaídos ganaderos, es que la ganadería ya no es tan rentable como en el pasado. Entre otras cosas, esto es parte de lo que ellos dicen. (Blog: Evaluación de la sostenibilidad en sistemas ganaderos)
 
  • Hoy día los gastos son muchísimos más,
  • La mano de obra es escasa y por ello también es muy costosa,
  • El costo de la tierra se ha elevado demasiado y esto ha encarecido los impuestos,
  • El ganado ya no se logra sostener con el solo pasto de la finca y hay que hacer cuantiosas inversiones en herbicidas, enmiendas, fertilizantes, suplementos nutricionales, entre otras cosas.
  • Para mantener los animales sanos, saludables y productivos gastan mucho en control de parásitos y control de enfermedades, y en el caso de ganaderías donde además se hace cría u ordeño, aparte de todo lo ya mencionado, hay que pagar servicios y productos veterinarios que resultan a veces insoportables y por ello se ven a veces en la situación de tener que afrontar continuos problemas reproductivos en sus vacas y parasitológicos o patológicos en los demás animales.
Encuentre el texto original en el siguiente enlace.