Reses sanas y carne de calidad

27 de Octubre 2014
compartir
La ganadería ecológica va entrando poco a poco en el mercado. En Lalín, Pontevedra, se crían reses ecológicas, más saludables para el consumo humano y más respetuosas con el medio ambiente.
 
Se cuida el bienestar de las reses y no hay ni rastro de sustancias químicas.
 
La carne de vaca ecológica es más oscura, sin apenas grasa: una carne para ‘gourmets’, ideal para los que buscan una alimentación cien por cien natural.
 
El ‘secreto’ lo encontramos en fincas como la que vamos a visitar en Lalín, Pontevedra, donde se crían los terneros.
 
Es una granja ecológica, donde se crían vacas cuidando al máximo su bienestar y sin rastro de sustancias químicas en su alimentación.
 
El resultado: una carne más saludable para el consumo humano y una granja más respetuosa con el medio ambiente.
 
El propietario de la ganadería, José Manuel Méndez, que además es biólogo, asegura que el mantenimiento apenas existe puesto que son las propias vacas las que buscan la comida y se resguardan del frío y el calor. (Lea: La ganadería sostenible es más que estar rodeado de vegetación)
 
El ganado se cría con criterios bio y sostenibles. Los animales comen hierba, bellotas o manzanas que, de forma natural, se producen en la finca. Viven en libertad y sin estrés.
 
Y como resultado, se puede saborear una carne auténtica. El propio ganadero la vende directamente al consumidor, sin intermediarios, a siete euros el kilo. “Incluso se puede elegir el terno que uno quiere”, comenta José Manuel. “Se lleva al matadero y se lo envasamos al vacío.
 
Un ejemplo de ganadería sostenible y respeto al medio ambiente que asegura la mejor calidad.