“Si ya implementó silvopastoriles intensivos, debe sentarse a hacer cuentas y monetizar el carbono”: Manuel Gómez

22 de Mayo 2022
compartir
Monetizar el carbono en sistemas silvopastoriles
“Cada árbol que siembre en su finca le permitirá absorber 200 kilos de carbono por año”, manifestó Manuel Gómez. Foto: Cortesía.

Calcule el ingreso que le podría generar la captura de carbono por cada árbol que siembre, así como el que le puede generar por el incremento de la materia orgánica en los suelos, y monetícelos a través de los bonos de carbono.

 

Entre las innumerables bondades de implementar sistemas silvopastoriles intensivos (SSPi) en las fincas productivas ganaderas se encuentran dos que merecen resaltarse. La primera es que por cada punto porcentual de crecimiento de materia orgánica en el suelo, se puede incrementar hasta 10 toneladas la captura de carbono por hectárea al año y, el segundo, es que cada árbol sembrado absorbe 200 kilos de carbono al año.

 

Así lo manifestó el director del programa Ganadería Colombiana Sostenible, GCS de Fedegan, Manuel Gómez Vivas, durante la sembratón de 2500 árboles en la hacienda Santa Bárbara ubicada en el municipio de Aracataca – Magdalena (vía Ciénaga-Fundación), perteneciente a la ganadería Omega.

 

Son dos cifras comprobadas científicamente por el programa GCS con lo cual no solo contribuirá a mejorar la biodiversidad y a purificar el medio ambiente, sino que le permitirá monetizar un nuevo modelo de negocio y de ingreso para su empresa ganadera. (Lea: Razones por las cuales los silvopastoriles le generan dinero)

 

 

Razones de peso para tomar la decisión de cambio

 

Estas dos bondades que se obtienen al implementar sistemas silvopastoriles intensivos (SSPi) en las fincas productivas ganaderas son realmente persuasivas para ganaderos que estén en este momento, reflexionando sobre la manera de cambiar el modelo productivo, y pasar de un esquema tradicional y tomar la decisión de implementar otro sostenible basado en los SSPi, es decir, en la combinación de árboles, arbustos, leguminosas y Leucaena.

 

¿Por qué razón? Porque el esquema contribuye al mejoramiento permanente de la naturaleza en la medida que se convierte en un aspirador de las impurezas y hace una labor ininterrumpida de limpieza del medio ambiente.

 

En otros términos, significa adaptar la finca y la producción ganadera para que sea un sumidero o productor incesante de carbono.

 

 

Cómo obtener 500 000 kilos de carbono

 

Según Gómez Vivas la implementación de SSPi contribuye a disminuir la cantidad de carbono de la atmósfera porque los árboles lo capturan de una manera muy rápida pues cada uno absorbe 200 kilos por año.

 

Solo la siembra de 2500 árboles en la hacienda Santa Barbara comenzará a generar 500.000 kilos de carbono al año, sin sumar el que captura de los otros elementos de la finca. Es una cifra que se multiplicará a la “n” veces en favor de la naturaleza.

 

De esta manera se contribuye con la biodiversidad, se mejora la calidad del suelo, donde muchos seres vivos están presentes, lo cual se expresa en la productividad, con pastos vigorosos, animales de mejor calidad y estándares sobresalientes.

 

Es importante tener en cuenta que las carnes ecológicas que se producen a través de los SPPi, pueden obtener mejores precios en los mercados internacionales y superan los internos hasta en un 30 por ciento. (Lea: Efectos de los sistemas silvopastoriles en el comportamiento del ganado)

 

Dichas cifras han sido científicamente comprobadas a nivel nacional e igualmente internacional. “Son una señal de las ventajas de implementar los SSPi en las fincas ganaderas, máxime cuando Colombia se encuentra en el trópico y cuenta con una alta presión de oxígeno en el medio ambiente, lo cual es igualmente trascendental para contrarrestar los gases efecto invernadero y adaptarse a los cambios climáticos actuales”, asintió Gómez.

 

Otro elemento de gran connotación es que el país cuenta con luminosidad permanente para realizar la fotosíntesis y generar la humedad que requiere para la producción de biomasa. (Lea: Colombia es reconocida globalmente por su ganadería sostenible, natural y ecológica)

 

“Los dos indicadores que reflejan la captura dinámica de carbono en una finca ganadera le podrían generar otra unidad de ingreso a su negocio ganadero pues, el carbono ahora lo puede comercializar a través de bonos. De tal manera que, si usted ya implementó los sistemas silvopastoriles intensivos, debe sentarse a hacer cuentas y monetizar el carbono”, puntualizó.