Carne colombiana para el mundo: un sueño prometedor

Por: 
Augusto Beltrán Segrera
12 de Marzo 2020
compartir
Inversionistas de Qatar, Emiratos Árabes Unidos, España y Francia -y desde luego colombianos- han expresado interés en hacer parte de la “Plataforma Exportadora”, estructurada desde FEDEGAN y el FEP, como proyecto bandera o punta de lanza en la conquista de los mercados internacionales de interés exportador.

Con gran alegría, pero sobre todo con profunda esperanza, recibimos semanas atrás la notificación oficial del levantamiento de la suspensión del estatus sanitario para nuestro país, retomando nuestra tradicional condición de “país libre de aftosa con vacunación”, que si bien, no es la opción preferente, si nos permite, en las condiciones actuales tanto de producción como de comercialización, ubicarnos nuevamente en la senda propicia para buscar maximizar la utilidad para los ganaderos del país.

 

La esperanza nuevamente cobija al sector cárnico bovino. No se debe olvidar el amplio potencial exportador que tiene el sector ganadero en Colombia en virtud de sus incuestionables ventajas.

 

Tal es el caso al observar que los ganaderos colombianos han logrado una serie de mejoras significativas que permiten a las empresas frigoríficas en Colombia, acceder a los precios más competitivos de la región, salvo posiblemente el caso de Brasil, y que igualmente, comparado con el precio que deben cancelar sus homólogos en Australia o Estados Unidos, el valor del kilo en pie en Colombia es por lo menos un 35% inferior a lo cobrado en estos países. Sin duda es una ventaja competitiva latente, a la espera de su máximo aprovechamiento.

 

Colombia es un país ganadero. No hay duda de que la tradición y la cultura ganadera se extiende por todo el territorio nacional y aglutina todos los estratos sociales desde los tiempos mismos de la colonización española hasta nuestros días.

 

Este factor, sumado a otros de alto interés, como la disponibilidad de agua y luz solar a lo largo de todo el año, y un inventario bovino con una amplia capacidad de crecer, son condiciones más que suficientes para que la ganadería colombiana logre llegar de manera importante a los mercados internacionales en condiciones competitivas.

 

El futuro promisorio para los ganaderos es hoy. Con base en lo anteriormente señalado, desde hace algunos meses, se ha venido trabajando en la consolidación de una “Plataforma Exportadora”, como proyecto bandera o punta de lanza en la conquista de los mercados internacionales de interés exportador.

 

Esta iniciativa emanada directamente desde la Presidencia Ejecutiva de la Federación Colombiana de Ganaderos - FEDEGAN, y trabajada para su puesta en marcha con el concurso y apoyo de la Secretaría Técnica del Fondo de Estabilización para el Fomento de la Exportación de Carne, Leche y sus Derivados - FEP, busca organizar, adecuar y articular la producción pecuaria e industrial, en torno a lograr eficiencias competitivas que permitan el acceso competitivo a los mercados internacionales.

 

Para el efecto, el territorio propuesto para adelantar el primer piloto de esta iniciativa está ubicado en el Departamento del Magdalena, el cual, aunque no se destaca como el principal productor de animales, su vecindad con la región caribe, principal proveedora de animales para la exportación de carne, en combinación con una posición geográfica privilegiada, cercana a puertos y a zonas reconocidas por sus amplias condiciones fácticas en la proveeduría de alimento para el engorde de los animales, generan unas condiciones que son propicias para adelantar esta iniciativa.

 

Vale resaltar que este ejercicio es un primer piloto, pues es razonable pensar y aceptar que no cabe mayor duda, que los sistemas de producción apalancados en condiciones de competitividad y sostenibilidad bajo circunstancias de confinamiento, son los llamados a cubrir la creciente demanda mundial por carne bovina.

 

Igualmente, es pertinente señalar que esta Plataforma Exportadora estructurada desde FEDEGAN y el FEP, ya cuenta con un amplio interés de diferentes inversionistas tanto del orden nacional como internacional y de diversos orígenes como Qatar, Emiratos Árabes Unidos, España y Francia, quienes han expresado su interés en hacer parte de esta iniciativa desde el momento mismo que conocieron de la misma, pues desde el FEP con el liderazgo de la Presidencia Ejecutiva de FEDEGAN, se ha venido desarrollando, en cumplimiento de su labor misional, una extensa agenda de trabajo a nivel nacional e internacional, en procura de la promoción comercial tanto de la carne de bovino como de esta iniciativa productiva.

 

La Plataforma Exportadora, de manera paulatina llegará a albergar en confinamiento un aproximado de 120.000 animales, partiendo de una inversión inicial que supera los 350.000 millones de pesos, se traducirá en la producción de 30.000 toneladas de carne en canal que a su vez equivalen a 20.400 toneladas de carne deshuesada, lista para la exportación. Este es un volumen importante en términos de producción para un país con las condiciones de Colombia, pues representa un poco más del 3 % de la producción nacional anual y su monetización internacional alcanzará los USD 90 millones.

 

Resulta no menos que evidente el futuro prometedor que recae sobre el sector ganadero colombiano. Es a partir de este tipo de iniciativas, lideradas por el mejor y más selecto grupo de profesionales y expertos de FEDEGAN y del FEP, que en el corto plazo se cuente con la presencia de carne colombiana en los más diversos destinos del mundo.