Círculos de Excelencia, visión empresarial y competitiva del negocio ganadero

Por: 
Carlos Germán Osorio Neira
10 de Julio 2018
compartir
Los Círculos constituyen una herramienta importante de mejoramiento continuo para las empresas ganaderas y están siendo financiados por los productores que los conforman
La iniciativa de los Círculos de Excelencia surgió como parte de las acciones de los Centros de Servicios Tecnológicos Ganaderos, [email protected], dirigidas a empresarizar las explotaciones ganaderas, además de mejorar su competitividad.
 
La historia comienza con la gira que realizamos en el 2007 a Argentina, donde nos llamaron poderosamente la atención los impactos generados a través de los Grupos CREA, de los cuales hacen parte las empresas agrícolas y ganaderas más importantes de ese país.
 
Con el ánimo de poner en operación una metodología con los mismos principios, pero adaptada a las condiciones de Colombia, solicitamos el apoyo de AACREA, la Asociación Argentina de Grupos CREA y de la mano con ellos diseñamos la estrategia de los Círculos, que comenzó a operar en 2008 con tres (3) sedes piloto.
 
La metodología consiste en organizar grupos de 10 - 12 ganaderos, que se reúnen cada mes en la finca de uno de ellos. En esta visita se recorre la finca y los compañeros del anfitrión evalúan lo que está haciendo; posteriormente se realiza una mesa redonda, en el marco de la cual se hacen las sugerencias pertinentes y se definen los compromisos. En esta forma todos aprenden de todos y todos apoyan a todos.
 
Uno de los fundamentos del programa es que cada empresa ganadera cuente con un sistema de información, que permita calcular indicadores y evaluar la productividad y la rentabilidad del negocio. Como todos sabemos, lo que no se mide es muy difícil mejorarlo.
 
A lo largo de los ocho (8) años que la iniciativa contó con el apoyo de Fedegán-FNG, se lograron crear y mantener en operación cerca de 60 círculos, con la participación de aproximadamente 670 ganaderos.
 
Estos Círculos, de la mano con el Premio Nacional de la Ganadería, se convirtieron en la fuente principal de Fincas Sobresalientes; un grupo de empresas con productividades y costos de producción a la altura de los países más competitivos del mundo, que producen base en pasturas.
 
Llegamos a tener fincas con excelentes indicadores, entre otras, empresas de lechería especializada con producciones de 25.000 a 30.000 lts/ha/año, con costos de producción de 25 centavos de dólar por litro; natalidades de 75 a 80% en fincas de cría y doble propósito; ganancias de 750 gr/día en ceba con sólo pastoreo y lo más importante, estos modelos de producción tienen una muy buena rentabilidad.
 
Dado que el programa se financió con recursos del Fondo Nacional del Ganado hasta el 2015, con su liquidación, una de nuestras inquietudes fue la sostenibilidad del mismo.
 
Con gran satisfacción hemos conocido desde comienzos de este año, que un número importante de círculos continúan operando, gracias a que los ganaderos están pagando la contratación del profesional que los asesora.
 
Ojalá lográramos crear más círculos en todo el país, que no dependan de la financiación de terceros, sino que sean los mismos dolientes quienes cubran los costos. Si esto sucede, además de los beneficios derivados de su operación, comenzaríamos a tener un grupo de ganaderos dispuesto a pagar por servicios de asesoría técnica de calidad, lo que constituiría un cambio de cultura fundamental para mejorar la competitividad del sector.