default

El significado de los lamidos

Por - 01 de Marzo 2023

Las demostraciones de afecto entre los individuos de su hato, son fundamentales y algo le cuentan.

Si usted llega a un grupo de personas y ve que entre ellas hay una un poco apática y que varias de las otras están prestándole atención y dándole cuidados ¿qué es lo primero que piensa? En mi caso, se me ocurriría que sufrió un accidente o que pasa por alguna situación que requiere cuidado. Esta pauta de comportamiento social no sólo es usual en las reuniones entre humanos, funciona igual en muchas especies de animales, entre ellas los bovinos.      El lamido o acicalamiento es una de las formas de expresarse de muchos seres vivos. Dependiendo de los individuos que componen el grupo, esta acción se la realizan los subordinados a los de mayor estatus social, los adultos a las crías, o se realiza entre aquellos que tienen cercanía. Hablando de bovinos, un artículo menciona como dato curioso que los terneros dedican aproximadamente una hora al día en acicalarse entre sí, mientras que los adultos se lamen unas 152 veces al día.   En la práctica, el lamido es uno de los muchos detalles que nos brinda información sobre el estado de salud de los animales. Un animal que no lame, y que además es acicalado por varios de sus compañeros, es posiblemente un animal que está enfermo o que requiere algún cuidado especial. La enfermedad les causa depresión y los individuos deprimidos no tienen interés en acicalar a otros.   Si los lamidos son un comportamiento social para cuidar a quien lo necesita, el aislar a un solo individuo no será bueno para él. En caso de que se requiera hacerlo, por temas de sanidad, los cuidados que se tengan con este individuo siempre tendrán mejores resultados si el trato que recibe es, en la medida de lo posible, con caricias y buen trato.   Las demostraciones de afecto, como las caricias y los lamidos, en los individuos de naturaleza social, junto con el buen trato, producen una liberación de endorfinas al torrente sanguíneo. Las endorfinas estimulan una reacción positiva del organismo y el individuo sufrirá un poco menos el estrés de estar aislado de sus compañeros.   Es importante diferenciar los lamidos de los comportamientos estereotipados, como en el caso de la succión de la ubre entre terneras. El primero es un comportamiento normal, indicador de bienestar de los individuos; el segundo es un indicador de ausencia de bienestar, en algunos casos porque los terneros necesitan el proceso de succión como parte de su comportamiento natural y al estar tomando la leche de un balde ya no tienen ese placer.   Para terminar, recuerde pasar más tiempo sentado observando el comportamiento de sus animales, y si alguno lo lame, siéntase bien por ser reconocido como un ser cercano.