Mientras más pronto mejor

Por: 
Mariana Navarro Sanint
24 de Abril 2019
compartir
–Una afirmación válida en múltiples aspectos–. En las producciones ganaderas mientras más pronto se preñe la hembra es mejor, mientras más rápido llegue el individuo de ceba al peso deseado es mejor, mientras más rápido se recupere la inversión es mejor…

En las producciones lecheras es cada vez más frecuente encontrar prácticas de manejo en las que el destete de la cría se da antes de los tres días postparto, cambiando las prácticas de manejo comunes de hace algunos años en los que el destete se hacía cuando la leche es apta para la comercialización y ya no es calostro.

 

Esta es una de las prácticas que se discuten en el bienestar animal, y por esta razón se han hecho estudios de medición de cortisol en las crías y las vacas recién paridas en el momento del destete.

 

Siendo el cortisol la hormona que se libera en los momentos de estrés y dolor, han encontrado una razón adicional para argumentar la importancia de un destete temprano. Las crías y las vacas que fueron separadas a las 24 horas post parto, tuvieron menos cortisol en sangre que las separadas a las 48 horas. Esta medición confirma las creencias que refieren a un mayor vinculo creado a través del tiempo que pasan juntas.

 

Aunque el estudio de la medición del cortisol mostró la importancia de destetar máximo a las 24 horas, es fundamental tener en cuenta que el lamido de la madre a su cría es importante para un buen sistema inmune de la madre y la cría, así como para un efecto benéfico para reducir el dolor post parto en la vaca y la bajada de la leche. Por lo tanto, la recomendación es no retirar la cría antes de que la madre la haya limpiado.

 

Como lo manifesté en una columna anterior (El significado de los lamidos), el líquido que impregna la cría tiene endorfinas que ayudan a disminuir el estrés y el dolor post parto. Para una primípara siempre será aún más importante el lamido de su cría porque el dolor del parto es mayor; parir en un lote en el que también hay multíparas la puede privar de la ingesta de las endorfinas cuando en esos lotes hay vacas que llegan a lamer la cría antes que la madre.

 

En el protocolo de manejo de parto y post parto, puede hacer los ajustes necesarios para que su vaca logre lamer la cría y esta tome calostro las primeras horas después de nacida, después sepárela antes de las 24 horas para que las dos estén con menos nivel de cortisol en sangre y evite deprimir su sistema inmune.

 

Mientras más pronto haga el ajuste, más pronto sus nuevas crías y sus nuevas productoras de leche se lo agradecerán.

 

Mariana Navarro Sanint. Médico Veterinario Zootecnista

Asistencia Técnica en Producción y Bienestar Animal

[email protected]