Tengo una vaca lechera...

Por: 
Ricardo Sánchez Rondón
18 de Septiembre 2014
compartir
Y no es una vaca cualquiera… Porque con el nuevo sistema de Control Lechero Oficial, que se está llevando a cabo dentro del Programa Nacional de Mejoramiento Genético, el ganadero va a saber exactamente cuánto produce mensualmente esa vaca y tendrá un análisis detallado de la calidad de su leche, certificado por un laboratorio autorizado.
Y no es una vaca cualquiera… Porque con el nuevo sistema de Control Lechero Oficial, que se está llevando a cabo dentro del Programa Nacional de Mejoramiento Genético, el ganadero va a saber exactamente cuánto produce mensualmente esa vaca y tendrá un análisis detallado de la calidad de su leche, certificado por un laboratorio autorizado.
 
Un sistema que beneficia a grandes y pequeños productores, liderado por UNAGA (Unión Nacional de Asociaciones Ganaderas Colombianas), en convenio con el Ministerio de Agricultura.
 
José González es un ganadero que tiene 200 vacas en su predio. Sus trabajadores se levantan de madrugada, aún a oscuras, para organizar la faena del día en unas modernas instalaciones donde cuentan con máquinas que realizan el ordeño mecánico y además con una buena iluminación para controlar la recolección de leche.
 
A unos kilómetros de allí, Ismael Puerta, se levanta en su humilde rancho para ir a ordeñar a sus 6 vacas, a las que saluda cariñosamente por su nombre. En medio de la oscuridad, les amarra las patas y ubica el butaco de madera para comenzar a ordeñarlas con sus propias manos, mientras tararea una tonada que las tranquiliza.
 
A pesar de las evidentes diferencias, ambos son productores de leche, que día tras día deben vender el producido para su sustento. Pero hay algo más que los une: ese día, un par de funcionarios están presentes durante todo el ordeño para pesar y tomar muestras físicas de la leche producida por cada vaca.
 
Ellos trabajan para Unaga y las asociaciones ganaderas afiliadas, y forman parte del sistema de Control Lechero Oficial, uno de los ejes fundamentales del Programa Nacional de Mejoramiento Genético (PNMG), liderado por Unaga, en convenio con el Ministerio de Agricultura.
 
Los funcionarios del programa realizan una visita mensual a cada predio y recolectan la información de producción de las vacas, además de las muestras físicas de leche. Por cada vaca, se toman 50 ml de leche que son envasados cuidadosamente para el análisis de calidad,  estos se realizan en laboratorios autorizados por Corpolac. Actualmente, las muestras se llevan a uno de los 3 laboratorios habilitados para este fin: ya sea en Mosquera (Cundinamarca), la Universidad de Antioquía o el Centro Tecnológico de Valledupar. Los resultados son entregados en 5 días y ahí se analizan: grasa, proteína, células totales y recuento de células somáticas.
 
La información volumétrica y de calidad es remitida por Unaga a las diversas asociaciones ganaderas para su análisis. Y luego, se le remiten a cada productor para que pueda tomar decisiones en materia de productividad.
 
La calidad determina el precio
 
El Control Lechero cobra aún mayor importancia porque en 2012 el Ministerio de Agricultura estableció un nuevo sistema de pago a los proveedores de leche cruda que tiene en cuenta, sobre todo, la calidad del producto. El sistema anterior se centraba más en el volumen; en la cantidad.
 
Es decir, este eje del Programa Nacional de Mejoramiento Genético Bovino (PNMGB), va a beneficiar a pequeños y grandes productores de leche, que sabrán de manera confiable qué tipo de calidad están ofreciendo a sus compradores y además cuáles de sus vacas producen la mejor leche.
 
José e Ismael seguirán ordeñando sus vacas de forma distinta cada mañana. Pero la información que recibirán de Unaga, a través de su respectiva Asociación ganadera, será igual de valiosa. Y con ella, podrán negociar mejor sus productos para seguir progresando y criando cada vez más a mejores animales, que aumenten la productividad de su negocio.
 
Sin duda, el Control Lechero cambiará el panorama de los ganaderos de nuestro país, y hará mucho más democrática y accesible la información vital para continuar mejorando el hato colombiano.