“La única forma de afrontar los TLC es unidos”: debate de Infortambo

Por: 
CONtexto ganadero
16 de Abril 2018
compartir
Sector lácteo TLC Colombia Estados Unidos, Sector lácteo TLC Colombia Unión Europea, TLC Colombia Estados Unidos sector ganadero, TLC Colombia Unión Europea, Avances TLC Colombia Estados Unidos, Tratado Libre Comercio Colombia Estados Unidos Sector Ganadero, sector ganadero TLC 5 años, CONtexto ganadero, ganaderos Colombia, noticias ganaderas Colombia
De izq. a der: El profesor Juan Carulla, Luis Alfonso González, Jeffrey Fajardo y el moderador Eugenio Scala. Foto: Infortambo
Esa fue la conclusión del quinto panel del 5° Simposio de Empresarios Lecheros organizado por la publicación a propósito del impacto que están teniendo los Tratados de Libre Comercio con Estados Unidos y la Unión Europea en el sector lácteo.
 
Al debate se presentaron Luis Alfonso González, presidente de Asoholstein y representante de los productores; Jeffrey Fajardo, director ejecutivo de Asoleche, representante de la industria láctea, y el profesor Juan Carulla, de la Universidad Nacional de Colombia, un reconocido experto en el sector.
 
El coloquio fue moderado por el ingeniero agrónomo Eugenio Scala, en el cual se concluyó que los TLC inquietan tanto a productores como a las empresas acopiadoras. (Lea: Prepárese para participar en el 5° Simposio de Empresarios Lecheros)
 
El primero en intervenir fue el profesor Carulla, quien ha dirigido proyectos en el sector lácteo colombiano y ha conocido de primera mano otros sectores, especialmente el de Nueva Zelanda, líder en producción lechera en el mundo.
 
Carulla anotó que una de las falencias más graves de los ganaderos nacionales se debe a los altos costos de producción, que les impiden ser más competitivos. Si bien el aumento en la cantidad de litros de leche no necesariamente mejora la rentabilidad, es claro que se deben incrementar si se quieren diluir los costos.
 
Contó que antes de iniciar un proyecto en Cundinamarca, obtener cada litro de leche les estaba costando $1.200 a los productores, mientras que vendían a $1.000, lo cual daba cuenta de una clara pérdida.
 
Luego de implementar el programa, algunos ganaderos lograron ahorrarse $200 por litro, y otros hasta $550, con lo cual pudo concluir que sí es posible disminuir costos. (Lea: Colombia importaría 59 mil toneladas de lácteos en 2018 vía TLC)
 
Por su parte, González se refirió a la competencia que librarán los productores colombianos, no entre sí mismos ni con los de Estados Unidos y Europa, sino con todos los países del mundo, dado que la leche es un commodity, como el trigo o la avena.
 
El ganadero manifestó la necesidad de elaborar contratos de proveeduría, una petición que ha hecho el gremio para respaldar a los productores, pero que también sería beneficioso para los industriales, como lo demostró González.
 
Al mismo tiempo, se refirió al propósito de profesionalizar a los ganaderos y de implementar tecnología en las fincas, pues mientras que se requiere un ordeñador para 10 vacas con ordeño mecánico y 50 con equipo, en Nueva Zelanda una sola persona se encarga de 200 vacas.
 
En este sentido, el profesor Carulla intervino para señalar que los ganaderos deben “estar dispuestos al cambio”, pues con el tiempo habrá menos gente en el campo. (Lea: TLC con EE.UU.: Ganaderos hicieron la tarea pero el Gobierno no avanza)
 
Por su parte, Fajardo sostuvo que la industria también carece de eficiencia para el acopio del líquido, por lo cual también les corresponde a las empresas fortalecer sus sistemas de recolección.
 
Sin embargo, la conclusión más relevante fue la necesidad de trabajar todos de la mano, ganaderos e industriales, para sacar adelante al sector, pues tanto unos como otros se están viendo afectado y lo serán más cuando se elimine el arancel de los lácteos, que será en 2027 con EE.UU. y en 2028 con la UE.
 
Aunque algunos insistieron en que se deberían reevaluar los TLC, otros apuntaron que el sector debe hacerle frente a lo que denominaron una realidad, pues los acuerdos están firmados y ratificados por el Congreso.
 
Así pues, desde el Consejo Nacional Lácteo que integra a los gremios ganaderos y a las empresas, se está diseñando una estrategia para incentivar el consumo de leche como una primera medida que ha nacido de la unión entre ambos actores.
 
Por lo pronto, si bien el panorama es incierto a medida que se acercan las temidas fechas, queda claro que la unión de todos los actores será la única forma en la que el sector saldrá adelante.