Yopo, árbol que combina bien con los silvopastoriles

Por: 
CONtexto Ganadero
19 de Mayo 2017
compartir
árboles, árboles para sistemas silvopastoriles, yopo, árboles yopo, Ganadería Sostenible, CONtexto ganadero, ganadería colombia
El árbol tiene buena adaptación en suelos de la Orinoquía. Foto: flickr.
La especie se propaga bien en zonas como los Llanos Orientales y en suelos arcillosos, arenosos o incluso con tendencia de ácidos a neutros.
 
El yopo, como se conoce al Anadenanthera peregrina es un árbol de 3 a 18 metros de altura, con tronco de 20 a 50 centímetros de diámetro y copa expandida. Se distribuye en Suramérica desde el nivel del mar hasta los 1100 metros de elevación. (Lea: 5 árboles comúnmente utilizados en sistemas silvopastoriles)
 
En la monografía de grado de Fernando Useche y Silvio Azuero, aseguran que la especie usualmente crece en las planicies abiertas de los llanos de la cuenca del Orinoco en Colombia y Venezuela y en sabanas y bosques abiertos al sur de las Guayanas. Yopal, nombre de la capital del departamento de Casanare, significa lugar de yopos. Este árbol se ha naturalizado en las Antillas, donde crece en áreas abiertas, montes bajos y suelos pobres, a lo largo de los cursos de agua.
 
Agregan que el yopo se adapta bien en sitios con una temperatura media de 25°C y pluviosidad anual entre 1.500 y 2.500 milímetros. Requiere suelos franco-arcillosos a franco-arenosos y soporta suelos ácidos a neutros.
 
“Además de ser muy apreciado por su valor dendroenergético como leña y carbón vegetal, el yopo es útil en cercas vivas, barreras rompevientos, como árbol disperso en potreros, árbol cultivado en líneas en sistemas silvopastoriles y agroforestales, como especie ornamental o en la protección de cuencas”, precisaron. (Lea: Estos son 10 de los árboles más bonitos que hay en el planeta)
 
En tanto, Javier Eduardo Vanegas, zootecnista y consultor en ganadería agroecológica, destacó las bondades del yopo, entre ellas la velocidad de establecimiento. Incluso aseguró tener la especie en su propiedad y el tiempo de crecimiento fue de un año.
 
“Algunos desde los 9 meses ya tenían un porte suficiente para que el ganado no los dañe. He visto mucho yopo con problemas y al parecer son derivados de un mal vivero que daña la raíz. .
 
Mientras que para Javier Rodríguez, zootecnista de la Universidad de la Salle, el yopo no es un árbol indicado para la altillanura, su naturaleza es para piedemonte. Hay que tener mucho cuidado en la selección de especies, características del suelo, ecofisiología vegetal y muy importante la calidad del material vegetal en su producción y en su establecimiento. (Lea: Beneficios, manejo y cuidados de árboles dispersos en potrero)
 
Aseveró que dentro de las especies de material vegetal, especialmente arbóreo, se tienen materiales colonizadores o pioneros (aquellos que se establecen fácilmente en suelos degradados), pero que generalmente son temporales para darle condiciones a otros materiales que requieren mejores suelos.
 

“Por ejemplo, el yarumo (Cecropia peltata), o la acacia mangium. Son especies que requieren equilibrio en suelo, ya que son árboles de gran porte y producen maderas finas”, concluyó.