Caso de Hacienda Las Pavas llegaría a Consejo de Estado

Por: 
CONtexto Ganadero
23 de Noviembre 2012
compartir
El caso de la Hacienda las Pavas llegará al Consejo de Estado
El caso de la Hacienda las Pavas llegará al Consejo de Estado
Desde 2009 José Macías, dueño de la empresa Aportes San Isidro, ha luchado en diversas instancias judiciales para demostrar que su compañía palmicultora es la legítima propietaria de las fincas ‘Pavas’, ‘Si Dios Quiere’ y ‘Peñaloza’, que componen la Hacienda Las Pavas.
 
 

Ahora, ante el comunicado del Incoder emitido la semana pasada, en el que señala que “se procederá a la recuperación material y titulación a favor de la población campesina”, Macías llevará el caso ante el Consejo de Estado.
 

El empresario desea conocer la posición de ese organismo, pues el dueño de Aportes San Isidro insiste en que en 2007, momento en que él compró los predios, no habían campesinos y que adquirió legítimamente los predios que le fueron vendidos por el señor Jesús Emilio Escobar.
 

 

Macías le reveló a CONtexto Ganadero que actualmente los predios están siendo trabajados por su empresa, que allí se realizan cultivos de palma, y que las personas que reclaman los predios, agrupados en la Asociación de Campesinos de Buenos Aires, Asocab, ocasionalmente ingresan a las fincas, pero que no tienen una presencia permanente.
 

“Esas personas esporádicamente ocupan las fincas. Sobre todo cuando hay visitas de ONGs o del Gobierno, ellos aparecen y ocupan unos cambuches que tienen allí y luego desaparecen”, anota Macías.

 

El propietario de Aportes San Isidro considera que el Incoder se ha obsesionado con quitarle a su empresa los terrenos al argumentar que los predios estaban abandonados y eran improductivos, y que los campesinos  desplazados de Asocab ejercieron su derecho a trabajar la tierra en esa zona desde años anteriores al 2007, hasta que fueron desplazados por grupos armados al margen de la ley.

 

Esta tesis, sin embargo, quedó desvirtuada por una decisión que expidió la Fiscalía el 11 de noviembre de 2011, en la que se expresa que en esa zona ningún campesino fue desplazado, razón por la cual no hay víctimas, y que además algunos integrantes de Asocab habían trabajado para Jesús Emilio Escobar.

 
 

La historia detrás de la disputa por Las Pavas
 

En 2007 José Macías compró las tierras de la Hacienda Las Pavas a Jesús Emilio Escobar. Tras la venta, después de dos años y medio, las personas de Asocab alegaron que los predios eran de ellos y tenían en mano un acta en el que se certificaba que los terrenos fueron abandonados por Escobar y que ellos empezaron a producir en las fincas por lo que tenían derecho a quedarse con la hacienda.

 
 
 
El caso fue impulsado por la ONG Programa de Desarrollo y Paz del Magdalena, encabezada por Francisco de Roux  y Miriam Villegas, quien ahora es la directora del Incoder, y llegó hasta la Corte Constitucional.
 

En esa instancia, la Corte resolvió en la sentencia T-267 de abril 2011 que se debía realizar la extinción de dominio de los predios y dijo que los integrantes de Asocab eran desplazados y que habían trabajado los predios. Basados en ese fallo el Incoder, hasta la semana pasada, determinó realizar la extinción de dominio en la hacienda Las Pavas, según un comunicado del Ministerio de Agricultura.

 

Sin embargo, en ese lapso entre la decisión de la Corte y el comunicado, se produjo la decisión de la Fiscalía en noviembre de 2011, que según Macias puede cambiar el sentido de la sentencia de la Corte.

 
 

Con ese fallo, donde se cuenta el contexto en el que se dio la venta y se expresa la legitimidad de la compra de Macias, el empresario buscará en el Consejo de Estado una oportunidad de que se respete su compra y no sea despojado de los terrenos de la Hacienda las Pavas.