Las impresoras 3D podrían producir frutas

Por: 
CONtexto ganadero
24 de Noviembre 2014
compartir
Impresión de frutas 3D
Los expertos dicen que con estas técnicas se pueden controlar variables como la temperatura y la iluminación. Foto: www.tvn-2.com.
Un estudio realizado por Dovedetailed ideó una técnica para producir frutos a base del zumo de los mismos y ácido algínico. El objetivo es exportar el producto, aunque aún se encuentra en pruebas piloto.
 
Muy pronto ir a la frutería, un supermercado o a una plaza de mercado no será la única forma de conseguir frutas. Expertos del estudio británico Dovedetailed idearon una impresora 3D, cuyo objetivo no es otro que crear frutas en la forma y cantidad que se desee.
 
El proyecto está aún en pruebas piloto, pero un primer prototipo ya se pudo ver este año en el Tech Food Hack que se celebró en Cambrigde. La máquina crea una especie de glóbulos gelatinosos que contienen el jugo que se desee en su interior. La forma de lograrlo está inspirada en la ‘esferificación’, una técnica culinaria que se ha dado a conocer en los círculos no especializados en España. (Lea: Consejos para conservar 10 frutas y verduras en buen estado)
 
En los ‘cartuchos’ de impresión se carga el zumo de la fruta que se quiera reproducir y se mezcla con ácido algínico. Este líquido se deja caer gota a gota sobre un baño frío de cloruro de calcio y al entrar en contacto se crea la parte exterior de esta perla, es decir una fina piel.
 
“Nuestra impresora 3D Fruta abrirá nuevas posibilidades no solo para los cocineros profesionales, sino también para nuestras cocinas de casa, lo que nos permite mejorar y ampliar nuestras experiencias gastronómicas”, afirma el promotor de la idea, Vaiva Kalnikaite, quien agrega en diálogo con el Diario de Navarra que “hemos reinventado el concepto de fruta fresca a demanda”.
 
Y a pesar de que con este proyecto no buscan llegar al mercado en corto plazo, los esfuerzos se centran en poder imitar la forma de la fruta más allá de la combinación de tales perlas, corregir el sabor y mejorar las propiedades nutritivas. Dovedetailed tuvo en cuenta este avance a raíz de otros desarrollos con estas impresoras, como la “fotocopia” de pizzas o chocolate. (Lea: Técnicas digitales evalúan mejor el color de los alimentos)
 
¿Reinventando el cultivo de productos?
 
De igual forma, la empresa Grove Labs, impulsada por 2 estudiantes recién graduados, ha creado unos módulos prefabricados para cultivar tomates, pimentones y otras verduras en cualquier parte de la casa. Lo curioso viene dado porque las vitrinas de los cultivos conviven con una pecera y ambos ecosistemas se relacionan retroalimentándose. El amoniaco que producen los peces se convierte en fertilizantes mediante una serie de bacterias.
 
El agua se lleva al compartimento vegetal, donde se filtra y se bombea de regreso. Este sistema, unido a una solución de minerales, permite que estas plantas no necesiten tierra para echar las raíces. Tampoco luz, puesto que la fotosíntesis corre de la mano de unos led de baja potencia.
 
“A este tipo de agricultura vamos a llegar muy posiblemente, a eso le está apuntando el mercado internacional y si coge fuerza, es posible que los agricultores tengan mejores condiciones para la generación de alimentos, pero hay que esperar un poco la evolución de esos proyectos que todavía no llegan a Colombia”, dijo en CONtexto ganadero Adalberto Romero, ingeniero agrónomo y experto en cultivos de frutas de Semillas Sáenz. (Lea: Los secretos detrás de las frutas y verduras gigantes)
 
Estas técnicas también han despertado el interés de algunos de los grandes nombres del gremio tecnológico. Toshiba se ha lanzado a la producción de vegetales, al igual que hicieron hace unos meses Fujitsu y Panasonic, reconvirtiendo una antigua fábrica de disquetes situada en un puerto industrial en un huerto alimentado con luces ultravioletas y donde las plantas crecen en paletas de espuma de poliestireno que flotan en tinas de agua fertilizante.
 
Según sus responsables, con estas técnicas se pueden controlar variables como la temperatura y la iluminación, lo que mejora el valor nutritivo y el sabor de las verduras. Desde la compañía pretenden exportar este modelo a regiones inhóspitas para la agricultura como Rusia y Oriente Próximo.