Los tipos de reforestación y consideraciones al aplicarla

Por: 
CONtexto ganadero
13 de Junio 2022
compartir
tipos de reforestacion
Cuando se habla de cuáles son los tipos de reforestación, las primeras categorías que se encuentran son urbana y rural. Foto: mindomo.com - reincorporacion.gov.co

Cuando se habla de cuáles son los tipos de reforestación, las primeras categorías que se encuentran son urbana y rural. Sin embargo, dentro de la segunda existen dos métodos para reforestar que también deben diferenciarse: reforestación cerrada e intercalada.

 

De acuerdo con el portal Iberdrola, se distinguen dos tipos de reforestación según el lugar en que se practique:

 

  • Reforestación urbana. Se refiere a la plantación de árboles en entornos urbanos y su objetivo está relacionado con las necesidades de la ciudad como modificar el clima, mejorar la calidad del aire, aumentar las zonas de sombra o embellecer el entorno.
  • Reforestación rural. Se trata de la plantación masiva de árboles en superficies forestales que han sido deforestadas, donde antiguamente existían bosques, selvas o vegetación semiárida. (Blog: Reforestación controlada en fincas ganaderas, una opción sostenible)

 

Dentro de la reforestación rural, se enmarcan distintos subtipos atendiendo al objetivo: de conservación, de protección y restauración, agroforestal o productiva.
 

Por su parte, la “Guía técnica para la difusión de tecnologías de producción agropecuaria sostenible”, documento del Ministerio de Agricultura y Ganadería de Costa Rica, habla sobre dos métodos posibles de reforestación: cerrada e intercalada.

 

Reforestación cerrada

 

En una reforestación cerrada todos los árboles se siembran al mismo tiempo y con un espaciamiento similar, para obtener uniformidad en edad y tamaño. Se incluyen especies de interés comercial, exóticas o nativas, y dependiendo de esta, se aplican raleos y podas.

 

Este tipo de reforestación permite un mejor manejo del sitio plantado y ayuda a la protección rápida de áreas deforestadas o degradadas. Sin embargo, este sistema requiere de una alta inversión para su establecimiento y mantenimiento.

 

 

Reforestaciones intercaladas

 

Combinan especies forestales distintas, con un mismo propósito comercial. El área para recuperar se enriquece con varias especies de árboles que aportan a la biodiversidad local mediante la conformación de espacios naturales y corredores biológicos.

 

Este sistema permite el desarrollo de un bosque más diversificado. Los costos de establecimiento y manejo son menores con respecto a la reforestación cerrada. Deben usarse especies que sean tolerantes a la sombra.

 

 

Consideraciones para la reforestación

 

 

  • La siembra directa es lo más común. Es una técnica de bajo costo, aunque su tasa de éxito es mucho más baja en comparación con los árboles provenientes de viveros. Requiere semillas de alta calidad, algunas requieren de pretratamiento para estimular su germinación, así como protección con cercas para evitar posibles daños por personas y animales.

 

  • La producción de los árboles maderables puede realizarse en viveros, usando diferentes técnicas para mejorar los resultados de la reforestación, pero con costos mayores que la siembra directa. Al momento de sembrarse, debe retirarse la bolsa plástica.

 

 

  • Algunas especies de árboles y arbustos pueden reproducirse por medio de la propagación por estacas, una técnica de bajo costo porque necesita un manejo mínimo del terreno: se abre un hoyo, se llena de abono orgánico y se planta la estaca.

 

  • En terrenos de ladera, las áreas de mayor pendiente y áreas aledañas a fuentes de agua deben reforestarse o regenerarse con cobertura arbórea y arbustiva para protección. En otras áreas donde sus condiciones de pendiente permiten desarrollar una actividad agropecuaria, pueden implementarse prácticas conservacionistas como obras de control de erosión, labranza cero y superficial, cobertura vegetal y sistemas agroforestales. En sistemas silvopastoriles de ladera, el ganado debe manejarse en confinamiento.

 

  • Donde haya ganado en los alrededores de la regeneración natural o de la reforestación, deben establecerse cercas vivas para evitar que los animales causen daño mecánico o por ramoneo.