Papas serían más tolerantes a los rayos UV-B

Por: 
CONtexto ganadero
31 de Marzo 2015
compartir
cultivo papa
Recuerde asesorarse de un ingeniero agrónomo para realizar la aplicación de los nutrientes. Foto: Fedepapa.
En Mar del Plata, Argentina, biólogos usaron sales para aumentar las defensas de las plantas del tubérculo. El descubrimiento serviría para adaptar ese cultivo a regiones afectadas por el cambio climático.
 
La papa, puede incrementar su tolerancia a la radiación de rayos ultravioleta (UV-B) mediante sales orgánicas, que hasta el momento se usan para mejorar la resistencia de la planta contra hongos y otros patógenos. Así lo demuestra un estudio realizado en Argentina, publicado por la revista científica ‘Plant Physiology and Biochemistry’, publicación de la Sociedad Francesa de Biología Vegetal.
 
Nuestro trabajo establece una estrategia para adaptar el cultivo de papa a ambientes afectados por el cambio climático dentro de un manejo integrado de cultivo”, indicó Adriana Andreu, quien dirige el proyecto y hace parte del grupo Bioquímica Vegetal, en el Instituto de Investigaciones Biológicas, IIB, de la Universidad Nacional del Mar del Plata. (Lea: Analizarán suelos en Cundinamarca para mitigar el cambio climático)
 
Uno de los beneficios del estudio es el efecto que tiene sobre las plantas administrar sales como fósforo o fosfito, las cuales son usadas para aumentar la resistencia a los patógenos. “Los resultados son contundentes. Los compuestos fosfitos se extienden desde las raíces a los tallos de las plantas de papa y desencadenan respuestas bioquímicas internas, que atenúan el daño provocado por la luz UV-B.”, explicó la también autora del estudio, Milagros Machinandiarena.
 
El estudio también indicó que las papas que recibieron el tratamiento con fosfitos, previo al estrés provocado por la luz UV-B, conservaron su capacidad fotosintética con respecto a las plantas estresadas, cuyos niveles de clorofila fueron menores. Es decir, que con enzimas como guayacol peroxidasa y superóxido dismutasa, se previene el daño que produce el óxido de los rayos ultravioleta. (Lea: Alistan plan por $70 mil millones para darle competitividad a papicultura)
 
Por su parte Javier Pérez Bernal, jefe del Departamento Técnico de la Federación Colombiana de Productores de Papa, Fedepapa, señaló en diálogo con CONtexto ganadero que la investigación es positiva para el sector agrícola, ya que el fosfito se usa para la alimentación de la planta.
 
“Cuando hay mucha radiación, efectivamente la planta empieza a estresarse y como efecto hay una disminución en los rendimientos, entonces con el uso del fosfito se mejora la productividad en el cultivo. Sin embargo, no existe una fórmula específica de cuántos gramos o kilos por hectárea se deben aplicar, por lo que siempre se recomienda tener la orientación de un profesional, para hacer el diagnóstico en el uso de fosfitos”, aseguró Pérez Bernal.
 
Además de sus propiedades protectoras frente a la radiación UV-B, Andreu y sus colegas están estudiando si los fosfitos también permiten mejorar la resistencia de las plantas a la sequía. (Lea: Ciat y Corpoica entregarán fríjol biofortificado a mediados de 2015)