Primer diagnóstico de Mercados Ambientales Emergentes en Colombia

Por: 
CONtexto Ganadero
29 de Septiembre 2016
compartir
Mercados Ambientales Emergentes en Colombia
En la apuesta del país por un crecimiento verde, mecanismos como este son ficha clave. Foto: Cortesía.
Colombia conoce hoy su primer diagnóstico de Mercados ​Ambientales Emergentes, un análisis que revela, entre otros datos, que desde 1994 los entes territoriales han invertido cerca de $372 mil millones para adquirir y mantener cuencas que abastecen sus acueductos.
 
Esta estrategia corresponde al esquema de mercados obligatorios que adoptó el país, no siendo éste el único de su tipo.
 
Los mercados ambientales -cabe aclarar- nacen como una oportunidad para resolver conflictos que surgen de la relación entre la búsqueda del desarrollo y la conservación de los recursos naturales. Además, pretenden generar alternativas económicas eficientes que beneficien a comunidades, empresas y gobiernos, para así conservar la biodiversidad,
mejorar la calidad del agua, regular caudales o fijar carbono. (Lea: Claves para tener una siembra exitosa de pastos)
 
Aunado a ello, los recursos económicos vinculados a este tipo de mercados, provienen, directamente, de los requerimientos que debe cumplir el sector privado por licencias
ambientales, de obligaciones de los entes territoriales, o de aportes voluntarios que hacen personas y empresas.
 
Luisa Lema Vélez, coordinadora de Política Pública de Fondo Acción, destacó que esta publicación llega en un momento crucial para el país dada la intención del Gobierno de poner
en marcha una estrategia de crecimiento verde y de escenarios de construcción de paz.
 
En su opinión, “en la medida en que estas políticas avanzan, se hace necesario fortalecer herramienta como éstas que facilitan el desarrollo sostenible y contribuyen al bienestar de las comunidades locales”.
 
Otro muy importante aspecto que arroja este primer diagnóstico gira en torno al tema hidrocarburos, sector que debe compensar el 94,5 % del total de requerimientos por pérdida de biodiversidad. En otras palabras, esto quiere decir que dicho sector es el que mayores impactos ha venido generando sobre los recursos naturales, y, por tanto, es el que más debe
compensar por los deterioros causados.
 
El estudio muestra -además- cómo 11 proyectosvoluntarios de pagos por servicios ambientales, realizaron inversiones por más de $45 mil millones sobre un área aproximada a las 40 mil 632 hectáreas. (Lea: Estudio evidencia que ganadería colombiana emite menos GEI)
 
Según Padú Franco, Director de WCS Colombia, las cifras que arroja este primer diagnóstico, serán, sin duda, un insumo valioso para continuar avanzando en una política pública y de gestión que garantice el desarrollo del país en armonía con la conservación de sus recursos naturales. “Los instrumentos económicos para la conservación existen desde hace muchos años en Colombia. Sin embargo, no contábamos con información agregada que nos permitiera ponderar su peso en la gestión ambiental”, agregó.
 
Este Primer Diagnóstico de Mercados Ambientales Emergentes para Colombia se realizó a partir de la información suministrada y recopilada con Ministerios, autoridades ambientales, entes de control y otras entidades gubernamentales, además de empresas privadas, institutos de investigación, organizaciones no gubernamentales y especialistas. Fue financiado por la Fundación John D. y Catherine T. MacArthur, y contó con la cofinanciación del Fondo Acción, Fundepúblico y Wildlife Conservation Society. Es importante resaltar el apoyo que brindó de la Fundación Mario Santodomingo.
 
“Fortalecimiento de las estructuras legales, financieras y de gestión de recursos naturales para acuerdos recíprocos de servicios ecosistémicos” es un proyecto financiado por la John D. and Catherine T. MacArthur Foundation.
 
El Diagnóstico de Mercados Ambientales Emergentes en Colombia puede ser consultado en la página web www.mercadosambientalescolombia.com.