Sin inversión extranjera no habrá seguridad alimentaria en el agro

Por: 
Andrés Moncada
24 de Octubre 2012
compartir
Rafael Mejía Restrepo, presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC)
Rafael Mejía Restrepo, presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC)

Según la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC), la inyección monetaria del extranjero es vital para la industrialización del sector agropecuario en el país.

Limitar la compra de terrenos por parte de inversionistas extranjeros, es la idea que no comparte Rafael Mejía Restrepo, presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC). El ejecutivo señaló que esta iniciativa es “inaceptable ya que limitaciones de este tipo, frenan el desarrollo de proyectos agro empresariales de largo aliento en Colombia, además que ponen en riesgo la seguridad alimentaria del país”.

La inversión extranjera en sectores comerciales como el agro, hotelería y manufactura aumentó en lo corrido del año en 91,2%, al pasar de USD 3.289 millones a USD 6.288. Por esto, Restrepo asevera que es importante la inyección monetaria de inversionistas foráneos, pues de esa forma la industrialización de pequeños y medianos productores reduce los índices de desempleo en el país, como el caso del grupo brasilero Mónica Semillas, que genera cerca de 600 empleos directos en Puerto Gaitán, Meta.

Para el vocero del agro colombiano, esta medida atenta contra los Tratados de Libre Comercio (TLC) pactados con varios países. “Si hacemos esto, sería como ir en contravía con los acuerdos comerciales vigentes y, además, trasgredir los 8 proyectos que están pensados para firmarse en los próximos años”.

Sobre las cifras
Según el Ministerio de Agricultura, sólo el 2% de la inversión extranjera de 2011 fue destinado al sector agrícola y pecuario del país. Ahora, con este proyecto de reformar, el ánimo de los inversionistas extranjeros será impactado. El 98% restante se está invirtiendo en sectores de hidrocarburos, minería, industria manufacturera, transporte y servicios.

Para el ministro de Agricultura, Juan Camilo Restrepo, aunque la seguridad alimentaria del país es satisfactoria, “no va a preservarse ni a mejorarse sacando a ‘estacazos jurídicos’ a la inversión mundial del agro”.