20 consejos para criar becerros sanos

26 de Septiembre 2016
compartir
1. Asegúrese de que el becerro nazca en un área limpia y seca
El área del nacimiento es la primera fuente de patógenos para el becerro que nace sin inmunidad. El área de maternidad, todo el equipo usado para la ayuda del parto y la zona de espera para becerros recién nacidos, deben mantenerse secos, limpios y desinfectados. El estiércol no debe ser la primera comida de un becerro recién nacido. Recuerde que un becerro recién nacido es demasiado vulnerable para poder luchar contra un ejército de microbios.
 
2. Desinfecte el ombligo tan pronto como sea posible después del nacimiento mojándolo con una solución de yodo al 7% tan pronto como sea posible y de 12 a 18 horas después. El cordón umbilical y toda el área del ombligo en el estomago deben estar completamente cubiertos con solución de yodo.
 
3. Alimente calostro a los becerros recién nacidos tan pronto como sea posible después del nacimiento. Un becerro recién nacido no tiene inmunidad porque no tiene la capacidad de producir sus propios anticuerpos. Se recomienda alimentar a los becerros con 4 cuartos (1 galón) de calostro en sus 2 primeras horas de vida (preferentemente en la primera media hora) y 2 cuartos más de 6 a 12 horas después, para darles la capacidad de combatir las enfermedades causadas por los numerosos microbios que están presente en el ambiente. Nadie quiere trabajar con animales enfermos, recuerde entonces que alimentar al becerro con calostro lo antes posible luego del nacimiento le permitirá a usted trabajar con animales sanos. Si el becerro no quiere tomar calostro, utilice un tubo esofágico.
 
4. No permita que el calostro sobrante se quede por períodos largos de tiempo sin refrigeración. El calostro sobrante que no se haya refrigerado puede tener muchas bacterias y puede ser contaminado por las moscas si está destapado. Hay que alimentar con el calostro poco después de la ordeña o refrigerarlo/congelarlo.
 
5. Si es posible, es mejor no mezclar calostro de distintas vacas. Si el calostro de una vaca tiene algún patógeno, este patógeno puede pasar a varios becerros alimentados con la mezcla, causando una epidemia.
 
6. No alimente a los becerros recién nacidos con leche del hospital. (Lea: 9 pilares para criar terneros saludables)
 
7. Ponga a los becerros recién nacidos en casas individuales hasta una semana después del destete.
 
8. Reduzca el estrés del becerro: Un becerro estresado absorberá menos anticuerpos (tendrá menos inmunidad) y tendrá un mayor riesgo de enfermarse. Los factores más comunes que causan estrés a los becerros son: estrés por calor y/o por humedad, frío excesivo, corrientes de aire frío, camas mojadas, ambiente sucio, sobrepoblación, tiempos de alimentación inconsistentes, cantidades variables de alimentación y muchas moscas.
 
9. Reduzca los patógenos: ¿Desearía poner a un bebé en una cama asquerosa? ¿Desearía alimentar a un bebé con una botella de leche sucia? Probablemente no. Recuerde que un becerro recién nacido es un bebé y exponerlo a una carga grande de patógenos es el camino al desastre. ¿Muchos de sus becerros recién nacidos están muriendo pronto? ¿Muchos de sus becerros se están enfermando?
Si su respuesta a cualquiera de las preguntas anteriores es sí, probablemente no está suministrando a los becerros una cantidad suficiente de calostro de buena calidad, no lo está haciendo de manera rápida después del nacimiento (no tienen suficiente inmunidad para luchar contra las enfermedades) o a lo mejor está sobrecargando sus cuerpos con una gran cantidad de patógenos. Las prácticas comunes que reducen dicha exposición a patógenos son: a) casita individual para los becerros que todavía están tomando leche; b) limpieza y desinfección de las casitas antes de traer a un becerro nuevo; c) permitir el secado de la casita antes de traer a un nuevo becerro; d) mantener una ventilación apropiada; e) cambiar las camas sucias; y f) añadir frecuentemente paja o relleno fresco a las camas.
 
10. Utilice bastante producto para las camas. Es muy importante para mantener al becerro seco. Cada becerro nuevo se debe acomodar en una cama nueva y debe agregarse paja con frecuencia para mantener la cama seca. En las camas mojadas se libera amoníaco procedente de la orina. La reducción de los niveles de amoníaco es importante para evitar enfermedades respiratorias.
 
11. Respiraderos de ventilación. La utilización adecuada de respiraderos para ventilación es importante para mantener a los becerros frescos en verano y calientes en invierno. Los respiraderos en la pared trasera y en la parte de arriba tienen que estar totalmente abiertos durante el verano para intensificar el efecto refrescante de la brisa y reducir la carga de calor. Los respiraderos en la pared trasera se deben cerrar en el invierno para prevenir las corrientes frías y mantener la cama seca.
 
12. Incline la casita y límpiela con una manguera de presión para quitar el estiércol seco de las paredes interiores. Permita que las paredes interiores del corral se sequen con la luz directa del sol. Quite la paja vieja después de cada becerro y agregue paja nueva. Las casitas se deben mover a una nueva localización por lo menos dos veces al año.
 
13. No permita que la leche del hospital quede por períodos largos de tiempo sin refrigeración o sin cubierta. (Lea: Estos son los 3 sistemas de crianza de terneros)
 
14. Pasteurice la leche de hospital antes de dársela a los becerros. Para ser eficaz, la pasteurización requiere calentar la leche a una temperatura específica durante un tiempo específico. La leche se debe enfriar y alimentar pronto o refrigerarse. La maquina pasteurizadora se debe limpiar correctamente y desinfectar entre uso y uso.
 
15. Limpie y esterilice correctamente todo el equipo de alimentación para reducir al mínimo las enfermedades del becerro.
 
16. Destete a los becerros en casitas individuales y no los mueva a un corral de grupo hasta una semana después del destete. La transición para estar en grupo es menos estresante cuando los tamaños del grupo son pequeños (5 a 10 becerros) y todos los becerros tienen una edad y tamaño similares. Pequeños grupos también facilitan al encargado de los becerros la identificación de becerros que tienen problemas.
 
17. Para prevenir cualquier contaminación, mantenga cerradas las bolsas de sustituto de leche que hayan sido abiertas.
 
18. Mezcle la cantidad correcta de polvo con la cantidad correcta de agua. Es mejor pesar el polvo que usar las cucharas proporcionadas en la bolsa del sustituto de leche.
 
19. Use guantes y lave el equipo de alimentación con agua caliente (~140 grados F). Utilice un desinfectante con cloro o una combinación de detergente y blanqueador (realice la mezcla en un área bien ventilada). Cepillar y limpiar quitan la suciedad de la superficie mientras que el jabón y el cloro matan las bacterias. Los sólidos de leche se suspenden en agua caliente pero se pegan a los utensilios de alimentación si la temperatura del agua baja por debajo de 120 grados Fahrenheit. Asegúrese de que la temperatura del agua no baje más allá de los 120 grados mientras esta lavando los equipos de alimentación.
 
20. Si usted no está cómodo manejando una situación o si no entiende algo busque a alguien que le pueda ayudar y dar más información.
 
Autores: Dra. Mireille Chahine, Extension Dairy Specialist; Dr. Rick Norell, Extension Dairy Specialist, Animal and Veterinary Science Department, University of Idaho
 
Texto original tomado del siguiente enlace