Alimentación inteligente para el ganado

28 de Abril 2014
compartir
En Suecia se ha puesto en marcha una nueva solución de alimentación inteligente diseñada para ayudar a los ganaderos lecheros a ahorrar hasta 3 horas de trabajo diarias, mejorar su rendimiento y reducir significativamente los costes de alimentación y de inversión.
 
 Se trata del primer sistema Optifeeding de DeLaval completo, y se ha instalado en una granja próxima a la ciudad sueca de Månstad, en el sur del país. "Optifeeding es exactamente lo que estaba buscando: un sistema automático, adaptable a una explotación de gran tamaño y fiable. Estoy encantado de haberlo encontrado", ha afirmado Patrik Johansson, ganadero lechero.
 
Johansson representa la quinta generación de ganaderos en su familia. Ordeña sus 250 vacas –pronto serán 330– con cuatro sistemas de ordeño voluntario –robots VMS de DeLaval–: un sistema de ordeño completamente automático. "También quería tener un sistema de alimentación automática, porque no quería tener que molestarme en pesar, preparar y distribuir las diferentes raciones todos los días", declaró. (Lea: Ganaderos se asocian para cultivar su propio alimento)
 
Optifeeding carga, corta, mezcla y distribuye el alimento automáticamente, durante las 24 horas del día. Y permite a los ganaderos proporcionar a cada vaca o grupo de vacas el equilibrio alimenticio que precisan, en función de la fase del ciclo de lactación en la que se encuentren.
 
Según Fernando Mazeris, Director de Alimentación y gestión del rebaño de DeLaval, con este sistema nuevo se controlan los costes del alimento, se flexibilizan las rutinas de trabajo, se minimizan los desperdicios y se reduce el consumo energético.
 
"La alimentación constituye el mayor gasto de las explotaciones lecheras, y puede llegar a representar hasta el 50 % de los costes de operación totales. Después del ordeño, la alimentación es la actividad que requiere más tiempo.
 
Proporcionar la cantidad de alimento adecuada en el momento preciso al rebaño lechero es esencial para preservar la salud de los animales, obtener un buen rendimiento reproductivo y una buena rentabilidad de la explotación.
 
Contar con un sistema automático que se encargue del trabajo puede contribuir significativamente a mejorar el estilo de vida del ganadero y a optimizar la gestión de la explotación", afirmó Mazeris.
 
Esta nueva solución de alimentación forma parte de Smart Farming (Ganadería Inteligente), una iniciativa que DeLaval lanzó en 2008 para conformar el futuro de la ganadería lechera a escala mundial.
 
Para DeLaval, la ganadería inteligente (smart farming) constituye "la vía para acelerar la transición entre la gestión del ordeño y la gestión global de la rentabilidad de la explotación mediante el uso de herramientas de decisión y de tecnologías de automatización emergentes para obtener leche de mejor calidad y mayores beneficios".
 
Mazeris explicó también que, en el campo de la alimentación, la automatización facilita la distribución de raciones totales mezcladas (TMR).
 
La alimentación frecuente demanda una gran dedicación; pero garantiza una mayor ingesta de materia seca con un desperdicio de alimento menor, puesto que las vacas disponen siempre del alimento fresco.
 
No es preciso llenar el mezclador Optifeed durante las horas punta de trabajo de la mañana y de la tarde, y el llenado automático asegura que se cargue la cantidad apropiada de cada componente en las raciones. Además, se necesitan menos tractores.
 
Al mezclar el alimento en grandes cantidades y racionalizar la distribución, Optifeeding reduce el coste energético y la cantidad de alimento desperdiciado.
 
Permite reducir el consumo energético y reduce las emisiones de CO2 y de metano. Optifeeding forma parte de la iniciativa de Ganadería Inteligente (SDF) de la empresa, cuyo objetivo es ayudar a los ganaderos a reducir la huella medioambiental de las explotaciones y aumentar la producción de leche, la rentabilidad de la explotación y el bienestar de las personas y los animales que intervienen en el proceso.
 
"De manera general, la optimización de la preparación y la distribución del alimento ayuda a las vacas a alcanzar su pleno potencial genético. La mayor frecuencia de la alimentación se traduce por una mayor ingesta de alimento y un aumento de la producción de leche. También ayuda a mejorar el tránsito de las vacas en los sistemas de ordeño robotizados", declaró Mazeris.
 
En el mercado actual, en el que los márgenes de beneficio son inestables, los productores de leche están explorando nuevas formas de reducir los gastos y mejorar la efectividad. (Lea: Presentan moderno sistema de ordeño automatizado)
 
La alimentación automática ahorra muchas conjeturas, porque la correcta formulación de las raciones maximiza el volumen, las proteínas y el contenido de materia grasa de la leche.
 
"El sistema Optifeeding satisface mis necesidades, y además siento que DeLaval es una empresa que me apoya en todo momento", concluyó Johansson.