La importancia de consumir carne vacuna para prevenir la anemia ferropénica

21 de Octubre 2019
compartir
Artículo realizado por Ana Isabel Jolly Vallejo
 
Se ha puesto de moda hablar de nutrición y considerar las dietas vegetarianas o casi vegetarianas. Sin embargo, uno de los problemas más graves que aquejan a las mujeres de la sociedad actual a nivel mundial es la deficiencia de hierro en la sangre conocida como anemia ferropénica.
 

El hierro es un mineral necesario para la formación de hemoglobina que es la sustancia que le aporta la coloración roja a la sangre, que al combinarse con el oxígeno lo transporta a los órganos y a lo largo de todo el cuerpo.

 

La mayor parte del hierro se encuentra en la sangre, y una pequeña cantidad está almacenada en el bazo, el hígado y la médula de los huesos. Existe una pequeña cantidad en los músculos en forma de mioglobina.

 

Cuando se dejan de consumir alimentos que contienen hierro se presenta la anemia agotando la reserva y presentando una deficiencia de hemoglobina. La presencia de anemia presenta síntomas como cansancio, dolores de cabeza, insomnio, pérdida del apetito y palidez; lo cual está relacionado con un aporte deficiente de hierro.

 

El hierro también está involucrado en el funcionamiento correcto del sistema inmune, así como un funcionamiento cerebral disminuido. La deficiencia de hierro es un problema de salud pública mundial especialmente para las mujeres ya que aproximadamente, de acuerdo a las cifras de la Organización Mundial de la Salud, el 65% de ellas la padecen en diferentes niveles.

 

La hemoglobina existe en 2 formas, hierro (Fe-Hem) presente en alimentos de origen animal y el hierro (Fe-No Hem) presente en alimentos de origen vegetal, el cual generalmente se consume en cantidades superiores al 25%. Es importante considerar la biodisponibilidad de estos productos, ya que el hierro Hem se absorbe entre el 10 y el 25%, mientras que el hierro no hem se utiliza únicamente en una cantidad menor que el 10%.

 

Existen ciertos componentes de los alimentos que pueden impedir la absorción de hierro dentro del cuerpo humano, entre los que se encuentran la fibra, algunos minerales como el calcio, sales de fitatos, oxalatos y fosfatos, los cuales generalmente se encuentran presentes en alimentos de origen vegetal, que contienen la ventaja que al consumirse con alimentos que sean fuentes de vitamina C pueden mejorar la absorción.

 
Las mujeres padecen más este tipo de anemia, ya que además de la deficiencia de hierro en el consumo en la dieta, existen pérdidas mensuales a través de la menstruación ya que elevan las necesidades de hierro.
 
El hierro es necesario durante toda la vida no únicamente en la etapa fértil de las mujeres, y es recomendable su consumo tanto por hombres como por mujeres. Revisando el consumo desde la edad escolar. (Lea: Carne de res, fuente vital para el crecimiento de los niños)
 
Entonces, entre los alimentos que se consideran fuentes de hierro hem se encuentran las carnes rojas, que, como se mencionó al inicio de este artículo, el hierro es el encargado de aportar color a la sangre. Entre estos alimentos se encuentra la carne vacuna que es recomendable que las mujeres la consuman en ración de 150 g a la semana para prevenir deficiencias que puedan alterar la sangre y ocasionar complicaciones.
 
La carne de res, las vísceras y los platillos preparados con la sangre como la moronga tienen una gran cantidad de hierro en su composición.
 
 
 
Composición nutrimental de 100 gr de carne vacuna
 
Los tejidos cárnicos que provienen de ganado bovino, en general aportan todos los aminoácidos esenciales, los cuales tienen un grado elevado de digestibilidad. Este tipo de carne contribuye con 2.8 mg de hierro, que si se considera la recomendación en nuestro país (8 mg al día) se puede considerar que el consumo de carne bovina, unido a cereales enriquecidos en las harinas para la preparación se puede cubrir fácilmente esta recomendación.

Es importante recalcar que dentro de las características de la dieta correcta se encuentran la variedad y que sea completa. Por lo tanto se debe considerar consumir por lo menos una vez a la semana 100 g de carne roja para obtener el hierro suficiente que prevendrá la anemia por deficiencia de este mineral. (Blog: La carne de bovino: la mejor fuente de hierro para la prevención de anemia)

 
 
Energía 112 Kcal.
Proteínas 24 g de alto valor biológico.

Lípidos de acuerdo al tejido puede variar del 10 al 30%.

Los hidratos de carbono no están presentes.

No se considera una fuente de colesterol.

Si además se considera que la variedad se refiere a productos y tipos de preparación, se puede conseguir consumir una dieta que cubra las necesidades de los micronutrimentos como el hierro.

 
 
Conclusión
 
Es importante revisar la información que se recibe en relación a la nutrición, todos los alimentos son necesarios en diferentes cantidades para conservar la salud.
No se debe caer en extremos de no consumir ciertos alimentos, o pensar que únicamente algunos alimentos cubren todas las necesidades de nutrimentos, por eso es que los alimentos están agrupados de acuerdo a su composición y sus características, y se deben consumir en las cantidades que el ser humano necesita.