¿Las vacas siempre deberían comer hierba?

15 de Septiembre 2014
compartir
La realidad es que muchas vacas y muchos otros animales de granja no comen hierba. La mayoría come maíz o piensos compuestos.
 
Puede parecer secundario. Al fin y al cabo mientras el animal crezca y produzca leche, ¡qué más da! Pues hay diferencias. 
 
Biología de las vacas
 
Las vacas son rumiantes. Evolucionaron a partir de especies que vivían en las praderas.
 
He dicho que las vacas comen hierba. No es del todo cierto. En realidad comen sopa de bacterias. Hasta cierto punto se podría decir que una vaca es carnívora en lo más profundo. Cuando una vaca come hierba está haciendo acopio de material vegetal para esas grandes ollas en las que millones de comensales saben como aprovecharla.
 
Para ello la vaca les facilita la vida. Primero engulle y se traga casi sin masticar la hierba. Si observar cómo pasta una vaca te darás cuenta que está constantemente arrancando hierba.
 
Más adelante, se sentará en el prado y la verás en posición de mascar chicle (rumiar). Lo que está haciendo en ese momento es regurgitar la hierba que ha engullido y machacarla con sus potentes molares.
 
Vacas
 
La hierba es dura de pelar. Contiene gran cantidad de celulosa que es un “hidrato de carbono” solo que en su estructura química hace que sea muy resistente y por tanto, muy complicado de digerir. Al menos para los mamíferos.
 
Pero si se convierte en una pasta, hay bacterias que son capaces de hacerlo. Son ellas las que realmente hacen el trabajo.
 
Cuando la vaca finalmente se traga su pasta de hierba ellas pueden empezar a comer. Lo que no saben las bacterias es que al final, ellas mismas acabarán comidas por la vaca. (Lea: El peligroso cóctel que acaba los forrajes para el ganado)
 
Calidad
 
¿Y qué tiene que ver todo esto con la nutrición? Pues que las vacas deberían comer siempre hierba, porque diversos estudios han demostrado que la cantidad de nutrientes que las bacterias les dejan como regalo son mucho mayores.
 
Vitaminas
 
Tendemos a considerar que las vitaminas solo se encuentran en los vegetales.
 
No es cierto, también están en muchos alimentos animales y derivados.
 
Por ejemplo, la mantequilla de vacas alimentadas con hierba, contiene una gran cantidad de vitamina A y vitamina K2.
 
Sin embargo, vacas alimentadas con cereales tienen menor proporción. Algo que se puede observar a simple vista por el color menos anaranjado de estas mantequillas.
 
Ácidos grasos
 
La cantidad de ácidos grasos omega-3 en relación a los omega-6 tiende a ser de 1:1 (como vimos la proporción ideal) en las vacas alimentadas exclusivamente con pasto.
 
Minerales
 
De la misma forma, la cantidad de minerales que tiene su carne es mayor.
 
Esto es así porque al ingerir hierba, esta incorpora del propio suelo estos minerales. Hierba que ha crecido gracias a que las propias vacas devuelven al suelo parte de lo que comen.
 
Por supuesto todo esto dependerá mucho del tipo de suelo en el que pasten.
 
En definitiva, una vaca que pasta en libertad tiene un mejor acceso a una mayor variedad de tipos de plantas y por tanto la calidad de sus productos se verá reflejada.
 
Sostenibilidad
 
Todo esto se estropea cuando el ganado es hacinado en establos, donde no hay posibilidad de que pasten libremente y además, se las alimenta con piensos.
 
Ojo, tampoco quiere decir que sea malo, pero sí que es importante saber las diferencias, y por qué una vaca criada al aire libre, en un prado verde, con espacio para rumiar tranquilamente no tiene la misma calidad nutricional que otras. (Lea: 5 mejoras que tendrála ganadería colombian tras donación británica)
 
Estas cualidades se transmiten a muchos de sus productos.
 
Por ejemplo, la mantequilla de vacas criadas de esta forma tiene una mayor calidad. De la misma forma, la carne tiene unas propiedades nutricionales y organolépticas (de sabor) incomparables.
 
Beneficio 
 
Se puede consumir carne y respetar el medio ambiente.
 
Esta forma de crianza de los animales, respetando su ecología y la de su entorno, no degrada ecosistemas.
 
Al contrario, los enriquece y mucho. Uno de los mejores ejemplos a nivel mundial de este tipo de aprovechamiento ganadero son las dehesas.
Dehesa
 
En estos ecosistemas no solo se les saca partido para criar ganado, curiosamente son unos de los lugares con mayor biodiversidad, y el hogar de especies como el Águila Imperial Ibérica.
 
Sí, es cierto que la producción de carne puede ser muy contaminante, pero también es cierto que puede ser muy beneficiosa para el conjunto de los ecosistemas siempre y cuando se haga de una forma sostenible y ecológica.
 
Todos ganamos
 
Sin nosotros, las vacas desaparecerían. Hace mucho que perdieron su capacidad de sobrevivir en la naturaleza sin nuestra ayuda.
 
Su ecosistema es el nuestro, el que nosotros, junto con ellas, hemos creado en beneficio mutuo.
 
Las vacas viven como deberían y nosotros nos podemos beneficiar de unos alimentos de la mayor calidad posible. Siempre que puedas busca esta combinación, vacas que se hayan alimentado total o al menos durante un periodo de tiempo de hierba.