Prevenga la acidosis ruminal bovina

21 de Julio 2014
compartir
Numerosos factores influyen en la presentación de esta patología, que van desde el tipo y proporción de ingredientes de la ración, hasta la temperatura y el agua consumida.
 
En este trabajo encontrará explicados, en forma clara y concisa, los mecanismos fisiológicos involucrados así como las principales pautas a tener en cuenta para evitar que esta patología afecte la producción del rodeo.
 
El trastorno ruminal de origen alimentario más importante en el vacuno lechero es la acidosis.
 
Existen otros trastornos, como el timpanismo, pero su incidencia es mínima.
 
El timpanismo en el vacuno lechero (adulto) ocurre muy raramente y suele ser debido a problemas nerviosos o de tonalidad muscular más que una consecuencia directa de la alimentación. (Lea: 14 enfermedades sin control oficinal atacan al ganado en Colombia)
 
La acidosis ruminal es un proceso derivado de la acumulación excesiva de Ácidos Grasos Volátiles (AGV) en el rumen.
 
Esta acumulación puede ser debida a una producción excesiva de ácidos grasos volátiles, una absorción insuficiente de los ácidos grasos volátiles a través de la pared ruminal, una aportación (vía saliva o vía ingestión) insuficiente de sustancias tampones al rumen, y un ritmo de paso ruminal excesivamente lento.
 
Existen tres tipos de acidosis, la crónica, caracterizada por un pH ruminal alrededor de 5,6; la aguda, caracterizada por un pH ruminal alrededor de 5,2; y la subaguda o subclínica, caracterizada por un pH entre 5,2 y 5,6.
 
Síntomas de la acidosis
 
La acidosis ruminal suele ir acompañada de una alta concentración de AGV y como signo patognomónico: un bajo pH ruminal.
 
Los AGV se absorben a través de la pared ruminal por difusión pasiva, y por tanto a mayor gradiente de concentración entre el líquido ruminal y la sangre mayor velocidad de absorción.
 
Además, la difusión pasiva es más eficaz cuando el AGV está en forma no disociada (carga neutra) que en forma disociada (carga ácida). (Lea: Enfermedades carenciales un tema para no bajar la guardia)
 
Sin embargo, en muchas ocasiones, la acidosis ruminal coincide con raciones muy ricas en concentrado que no estimulan la rumia y por lo tanto la capacidad de mezclar y distribuir los AGV a través del líquido ruminal también disminuye. 
 
Tomado de: albeitar.portalveterinaria.com
Fuente: Alex Bach, IRTA-Sistemas de Producción de Vacuno Lechero.