Todo lo que la leche de vaca puede darte

20 de Febrero 2017
compartir
La importancia de seguir una alimentación saludable es un objetivo avalado por informes científicos. Sin embargo, en algunos casos, cuidar de nuestra salud se ha convertido en una preocupación constante, y algunas corrientes sociales han comenzado a rechazar el consumo de leche, entre otros alimentos.
 
A pesar de la evolución y el desarrollo de la civilización, el ser humano toma leche desde el Neolítico. Su ingesta está presente en todas las etapas de la vida, desde el nacimiento, en que la lactancia es la única fuente de alimento de los bebés, hasta la etapa adulta, en que cubre buena parte de las necesidades de nutrientes y energía requeridos para el día a día.
 
Por su composición, la leche se considera un alimento equilibrado en relación a su aporte calórico. Según los expertos, cuenta con un amplio número de proteínas de alto valor biológico y es la principal fuente dietética de calcio. También dispone de altos valores en fósforo y vitamina D, fundamental para que se produzca la absorción del calcio. (Blog: ¿Qué vitaminas y minerales aportan los productos lácteos?)
 
¿Por qué es tan importante el Omega 3?
 
En los últimos años, ha cobrado especial importancia el consumo de Omega 3 como protector frente a enfermedades cardiovasculares y por su capacidad de reducir los niveles de triglicéridos en la sangre. Las principales fuentes alimenticias ricas en este lípido son el pescado azul o el marisco.
 
La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) recomienda el consumo de entre 150 a 250 mg/día de EPA + DHA (dos tipos de ácidos grasos Omega 3) en el caso de niños de cuatro a seis años. En adultos, la ingesta recomendada es de 250 mg/día, o incluso 350 mg/día durante el embarazo y lactancia.
 
Sin embargo, algunos expertos han manifestado su preocupación por las cantidades consumidas de este lípido. El informe la Fundación Española de Nutrición y la Fundación Iberoamericana de Nutrición señala que, en España, la ingesta tanto en niños como en adultos se encuentra por debajo de las recomendaciones internacionales.
 
“Estos datos invitan a una reflexión acerca del impacto que estas carencias pueden tener en la salud, tanto a corto como a medio y largo plazo”, indica el profesor Gregorio Varela Moreiras, presidente de la Fundación Española de Nutrición (FEN) y catedrático de Nutrición y Bromatología de la Universidad CEU San Pablo de Madrid.
 
“Es fundamental que la población comprenda que a través de una ingesta adecuada de estos ácidos grasos, estará invirtiendo en calidad de vida y tomando una parte activa en su propia salud, al minimizar el riesgo de aparición de enfermedades que puedan comprometer seriamente su bienestar”, señala el doctor Varela. (Blog: Desarrollan método para eliminar antibióticos de la leche)
 
Según estos expertos, las leches enriquecidas con Omega 3 se postulan como una buena opción y como ayuda útil para alcanzar las necesidades diarias de este nutriente de forma fácil, adaptándose a las costumbres alimenticias de la población y beneficiándose, a su vez, de las ventajas nutritivas de la leche.
 
Encuentre e texto original en el siguiente enlace