Yogur, cómo elegir el más sano para tu hijo

26 de Julio 2021
compartir

El yogur es un alimento muy interesante. No tiene superpoderes, aunque esté enriquecido con vitaminas, bacterias o esteroles vegetales. Pero nutricionalmente es un buen alimento, y muy versátil para combinarlo con otros alimentos saludables.

 

Propiedades que hacen del yogur un alimento nutricionalmente interesante:

 

- Es un alimento de densidad calórica baja: alrededor de 60-70 kcal/100 gr
- Tiene calcio fácilmente absorbible en cantidad considerable.
- La proporción entre proteínas, hidratos de carbono y grasa es bastante equilibrada.
- Los Lactobacillus y Streptococcus que intervienen en su formación, pueden (pueden) aportar beneficios para la salud.
- Al tener la lactosa en gran parte transformada en ácido láctico, lo pueden comer la mayoría de niños que tienen intolerancia a la lactosa.

 

El yogur puede considerarse un alimento procesado, pero es un procesado sano. Incluso se puede decir que el procesado mejora el original, ya que además de tener menos lactosa, se degradan también las proteínas de la leche (la caseína sobre todo), lo cual lo hace más «digerible».

 

¿Qué yogur es mejor para niños?

 

La respuesta es sencilla: yogur natural sin azúcar.

 

En el estante de los yogures del supermercado podemos quedarnos pasmados ante la gran variedad que hay de yogures y similares: desnatado, «bio», con fruta, con cereales, de sabores, azucarados, … Con el que no os equivocaréis seguro, es con el natural sin azúcar.

 

Mira la etiqueta

 

En la etiqueta hay que mirar dos cosas: La tabla nutricional y los ingredientes.

 

Fijarse sobre todo en la tabla nutricional (ved foto del artículo). En ésta los azúcares deben ser alrededor de 5 gr/100 gr, Si tiene más de 7-8 gr/100 seguramente son añadidos.

 

La lista de ingredientes siempre se pone por orden decreciente de cantidad. El primero debe ser leche desnatada o parcialmente desnatada (la nata se añade después).

 

Podéis leer más sobre cómo se elabora el yogur en este estupendo artículo de Gemma del Caño: «Y de postre… un yogur»)

 

No es necesario que lleven más bacterias de las que ya de por sí lleva el yogur, ni vitaminas añadidas, … Y por supuesto: no necesita azúcar añadido.

 

Pero, ¿cómo va a gustarle el yogur aí, sin aazúcar a un niño? ¡Está agrio!

 

La mayoría de niños les gusta sin azúcar si lo han tomado así desde bebés, y no están acostumbrados a sabores demasiado dulces.

 

Y se puede "endulzar" añadiéndole fruta natural, en trocitos o triturada.

 

¿A qué edad se le puede ofrecer yogur a un bebé?

 

Pues en teoría a partir de los 6 meses. Pero es más recomendable esperar a los 9-10 meses.

 

El motivo es que hacia los 6 meses el «lácteo» de un bebé debe ser leche materna preferiblemente, o de fórmula en su defecto, y es mejor favorecer la diversificación ofreciéndole otros alimentos. Sin olvidar que en esta etapa la alimentación complementaria complementa, no sustituye, a la leche.

 

Otras formas de yogur, ¿sí o no?

 

Yogur desnatado: la cantidad de grasa de un yogur es perfectamente aceptable (2,5 – 3 gr/100 gr). En niños sanos se recomienda que los lácteos no sean desnatados en los 2-3 primeros años, y luego, el niño sano sin sobrepeso puede seguir con lácteos enteros. (Hay cierta disparidad en los estudios que parecen indicar que los lácteos desnatados no son mejores para combatir el sobrepeso, … pero ese ya es otro tema).

 

Yogur griego: tiene sus nutrientes más concentrados, al haberle quitado agua, por lo cual es más calórico. Aceptable para consumo más ocasional.

 

Para otros productos como yogures líquidos, enriquecidos, yogures batidos, «Mi primer…», o «Petit…», mejor mirad la composición. Sobre todo el azúcar, sí tiene más de 7-8 gr/100 gr de azúcar probablemente es un lácteo con «añadidos».

 

¿Y qué pasa con el yogur "sin gluten"?

 

Este es uno de esos reclamos publicitarios que juegan con la absurda moda de etiquetar con "sin … lo que sea" para atraer la atención del consumidor. Y lo que consigue es desinformar y confundir. El yogur no tiene nada que ver con el gluten (proteína que está en algunos cereales).

 

Por último, ¿es imprescindible que tome yogur?

 

Pues no, casi ningún alimento es imprescindible. Pero es saludable, y en combinación con fruta, avena, copos de maíz, … (pero NO los cereales de desayuno comerciales para niños …) es una muy buena opción para desayunos o meriendas. Y sustituye perfectamente a la leche, para aquellos que no les gusta ésta.

 

Artículo tomado del siguiente enlace.