La gran apuesta de China: la renovación del circuito comercial

Por: 
Evelyn Elizabeth Ibarra Rico
30 de Julio 2018
compartir
China, expansión comercial china, circuito comercial, Xi Jinping Presidente de China, inversión china en el mundo, Ganadería, Ganadería colombiana, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero
Xi Jinping, presidente de China, ha tenido el sueño desde el 2013 de realizar el involucramiento comercial territorial más grande que haya hecho su gobierno. Foto: altonivel.com.mx
En nuestros tiempos la información es poder, por lo que son las decisiones a gran escala que cambian la jugada y China está más que dispuesta a ser uno de los jugadores económicos más importantes.
 
Este interesante artículo publicado en Alto Nivel, y escrito por Evelyn Elizabeth Ibarra Rico, estudiante de Licenciatura en Negocios Internacionales, ITESM, Campus Monterrey - México, permite tener una mejor perspectiva de cómo se está moviendo la economía mundial, inducida precisamente por una economía emergente.
 
Señala Ibarra Rico que, en la época de la Revolución Industrial, el poder se encontraba en la mano de obra y las máquinas, siendo Reino Unido, Francia y Estados Unidos los líderes en estos rubros. Hoy la información es poder, por lo que son las decisiones a gran escala que cambian la jugada y China está más que dispuesta a ser uno de los jugadores económicos protagonistas con 11.2 billones de dólares de PIB.
 
Explica que por eso que Xi Jinping, Presidente de China, ha tenido el sueño desde el 2013 de realizar el involucramiento comercial territorial más grande que haya hecho su gobierno.
 
Este convenio supone una unión entre China, Europa, Asia Central, Rusia y África, llevado a cabo de manera marítima y terrestre, involucrando al 60% de la población global, con un aproximado de 65 países, gracias a masivas inversiones chinas y 100 billones del Banco Asiático de Inversión en Infraestructura (AIIB según lo reporta la consultora McKinsey).
 
Practicando el poder emergente
 
“Estados Unidos se encuentra en la posición 38 de la evaluación de la reputación de los 55 países con mayor PIB realizada por The Research Institute. Con este resultado podemos entender que la adquisición de autoridad y la toma de decisiones no siempre viene con popularidad, con lo que podemos darnos cuenta que nuestras potencias tradicionales no necesariamente ocupan tampoco el primer lugar: en ese sentido Japón ocupa el 12, Reino Unido el 18, Francia el 19 y China el 47”.
 
A pesar de la impopularidad de EU, sabemos del poder sus marcas y productos, al igual que su cultura, tecnología, productos y servicios. Esta nación despegó como potencia entre 1900 y 1950 y se insertó en el orden político de la mayoría de los países de manera estratégica.
 
Para Elizabeth Ibarra, esto es justo lo que está haciendo China en este 2018, colocándose como superpotencia y ofreciendo ahora conectividad, con lo que pasa de ser un “mercado emergente” a ser un “poder emergente”, conceptos atribuidos a Clarisa Giaccaglia.
 
Consumismo Vs. Medios de producción
 
Entre más se expande China, tendremos más empresas y productos de ellos y ahí encontraremos en el contexto global del que hablamos aquí, advierte Ibarra, influenciando el estilo de vida el cual está ligado directamente con el consumo y no solamente con los medios de producción.
 
El gobierno chino está invirtiendo grandes cantidades de dólares a este proyecto de conectividad, estimándose alrededor de 15,500 millones de dólares invertidos y más los préstamos de los bancos chinos valuados en 60,000 millones de dólares, según la Agencia AFP.
 
Los proyectos que mayor atención llaman son los de construcción de ferrocarriles, con una conexión de China y 30 ciudades de Europa, y se espera una unión con la costa Tailandesa de 873 kilómetros y, por último, una línea en Kenia con un nexo a Nairobi al puerto de Mombasa.
 
De igual forma, se observa una presencia de tres empresas públicas chinas posicionadas con una compra del tercer puerto con mayor importancia para Turquía, Kumport.
Se ve claramente el interés del gobierno chino, ya que, está utilizando todos los recursos que tiene a la mano, como su vasta cantidad de empresas públicas y un sector bancario nacionalizado, pero con miras a una economía de mercado.
 
Cabe recalcar, lo intrigante que resulta el analizar, la interacción entre estados que llevan a cabo estas negociaciones, que abarca 65 países, con diferencias económicas, políticas y culturales fuertemente distinguidas.
 
Pronóstico para los negocios
 
Incluso los parques industriales con alta tecnología han sido considerados en los planes chinos. Inició la construcción de uno de ellos en Minsk. De igual manera, está construyendo otro en Malasia para trabajar con el acero, aluminio y aceite de palma.
 
Para aquellos que buscan incursionar de manera emprendedora en la nueva ruta, lo pueden hacer mediante empresas de construcción para la demanda terrestre de estructura subyacente.
 
Para las empresas de logística para los requeridos materiales y transportaciones venideras de bienes de consumo, habría una importante reducción de costos a largo plazo para las empresas que buscan importar o exportar dentro de la zona.
 
Posicionarse en mercados alrededor de Asia, Europa y África tiene un impacto en los precios de manera importante por el tamaño de la población que, aunado con su creciente poder adquisitivo, permite grandes utilidades. Países como India, Rusia, Indonesia, Irán, Egipto, Filipinas y Paquistán, tienen probabilidades altas de recibir en el 2023 un total de $500 billones de dólares, menciona el Foro Económico Mundial.
 
Estos proyectos prometen una cooperación internacional importante, sin embargo, hay que tomar en cuenta que como China lo estará financiando mayoritariamente, el desarrollo terrestre y marítimo quedará en su jurisdicción de manera implícita, lo que podría peligrar la soberanía de los países involucrados si es que hay tensiones comerciales por la misma. A pesar de ello, tener una mejor infraestructura se traduce en mayor atracción de inversión, lo cual puede enriquecer el crecimiento económico de los continentes comprendidos.
 
Tomado de: Alto Nivel.