5 razones de porqué los ganaderos no son los culpables de la tala la selva

Por: 
CONtexto ganadero
30 de Junio 2022
compartir
Ganaderos tienen sistemas silvopastoriles
Desde hace 15 años Fedegan ha orientado sus esfuerzos a promover el cambio hacia una ganadería sostenible a partir de Sistemas Silvopastoriles. Foto:

Ningún ganadero talaría en el centro de la selva para llevar animales, donde no hay vías, servicios ni comunicaciones”, afirmó José Félix Lafaurie Rivera, presidente ejecutivo de Fedegan ante las acusaciones que hacen a la ganadería sobre la deforestación en la selva amazónica.

 

Según cifras de la Contraloría General de la República cada año se pierden, en promedio 170.000 hectáreas de bosques, lo que equivale a un territorio tan grande como Bogotá. El Ministerio del ambiente y Desarrollo Sostenible indicó que la deforestación estaría en el orden de las 42.600 hectáreas en el primer semestre de 2021. Cifra que reveló una reducción del 34 por ciento con respecto al mismo periodo de 2020.

 

Dicha situación se genera principalmente en los departamentos de Caquetá, Meta y Guaviare, de acuerdo con las cifras emanadas del Sistema de Monitoreo de Bosques y Carbono (SMByC) del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam).

 

Se ha culpado a la ganadería de esta deforestación con argumentos que llevan a la desinformación desmedida y hasta de forma insensata.

 

Antes estas acusaciones el gremio se ha pronunciado en diversos escenarios de índole nacional e incluso internacional.

 

 

Los ganaderos no talan la selva

 

El presidente de Fedegán José Félix Lafaurie Rivera afirmó que ningún ganadero talaría en el centro de la selva para llevar animales, donde no hay vías, servicios ni comunicaciones”.

 

Precisamente por 4 razones básicas: primero, ¿cómo los llevaría? Segundo, ¿cómo sacaría el ganado gordo a los mercados para sacrificio? Tercero, ¿cómo vendería su leche?; ¿Quién se la recogería?

 

De hecho, en la revista “Cuadernos Ganaderos número 20” realizada por El Fondo Nacional del Ganado y Fedegan que entrega a los 670.000 ganaderos en la campaña de vacunación contra la fiebre Aftosa a nivel nacional plantea el problema en el siguiente escenario:

 

“Usted es ganadero y sabe de ganadería. Está en su casa y pasa por televisión un especial sobre la deforestación amazónica, en el que usted puede ver los inmensos “parches” en medio de la selva y escucha al presentador afirmando, sin ninguna duda, que la causa de ese desastre es… ¡LA GANADERÍA!”. (Lea: 5 razones que demuestran que la ganadería no es como la pintan los ambientalistas)

 

¿Quién es entonces?; ¿quiénes son los acaparadores de tierras?

 

 

¿Qué hay de cierto en esas acusaciones?

 

Manifiesta que no es la ganadería la que abre parches en la selva y lo sustenta con cinco reflexiones que son históricamente comprobables y verificables que se relacionan a continuación:

 

1. Los grupos armados al margen de la ley dedicados al narcotráfico talan para sus cultivos itinerantes, con el fin de escapar a las autoridades, y acaparan para tener el control territorial que necesitan los cultivos, la producción de coca y las rutas de la droga, además del control social sobre los habitantes.

 

2.Históricamente, desde la Colonia y hasta comienzos del siglo XX, cuando no existía ningún tipo de conciencia ambiental porque no era evidente el deterioro de la naturaleza, se produjeron las “colonizaciones” para abrir tierras para la agricultura y la ganadería, con el beneplácito y apoyo de los gobiernos.

 

3.En la Amazonía y la Orinoquía, la violencia política y la industria cauchera promovieron el desplazamiento y el inició de la deforestación amazónica, que no es de ahora, sino que viene de los tiempos de “la Vorágine” de 1924 de José Eustasio Rivera.

 

4.Las políticas de reforma agraria en los años sesenta, promovieron la “potrerización” en algunas regiones del interior y en la Costa Caribe principalmente, bajo el concepto de que la tierra no utilizada productivamente era “incorable”, y en ese entonces los bosques se consideraban “improductivos”.

 

5.La “Revolución Verde” también contribuyó a la tala histórica, porque la mecanización, los abonos químicos y las semillas mejoradas, eran incompatibles con la presencia de árboles que impidieran el paso de los tractores.

 

En conclusión

 

De igual manera revela 5 conclusiones a saber:

 

Si hay ganadería deforestadora es en los límites de la frontera agrícola, donde es posible económicamente.

 

Si hay ganaderos que violen la ley y practiquen la tala ilegal, deberán responder individualmente ante las autoridades.

 

FEDEGÁN, por el contrario, como entidad gremial, promueve la ganadería sostenible y rechaza la tala ilegal para destinar la tierra a praderas.

 

FEDEGÁN, desde hace 15 años ha orientado sus esfuerzos a promover el cambio hacia una ganadería sostenible a partir de Sistemas Silvopastoriles, es más, ha logrado que 4.000 ganaderos de 12 departamentos pasarán de aplicar sistemas de ganadería tradicional a silvopastoriles en 160.000 hectáreas.

 

A partir del programa “Ganadería Colombiana Sostenible”, el gremio ostenta un gran liderazgo en sistemas productivos ganaderos sostenibles. (Lea: Colombia es reconocida globalmente por su ganadería sostenible, natural y ecológica)

 

El gremio ha alcanzado logros significativos en la implementación de sistemas silvopastoriles y la preservación de los bosques, de hecho, ha sembrado 3,6 millones de árboles. (Lea: “SSP han permitido sembrar 3,6 millones de árboles en esquemas ganaderos”: Fedegán-FNG)