Así será el salto en la actualización catastral

Por: 
CONtexto ganadero
29 de Marzo 2019
compartir
Colombia, catastro, catastro multipropósito, política pública de catastro multipropósito, Iván Duqe, Conpes 5958, CONtexto ganadero, noticias ganaderas colombianas, Farc, Desarrollo rural integral, Acuerdo con las Farc
Se estima que el costo indicativo de implementación del catastro multipropósito en la totalidad del área del país en un período de siete años (2019-2025) es de 5,28 billones de pesos constantes de 2019. Foto: presidencia mayo 2017

El presidente de la República, Iván Duque, trasmitió a los colombianos el miércoles pasado, la noticia de la aprobación del Documento Conpes mediante el cual se establece la implementación de la política pública de catastro multipropósito y destacó sus bondades.

 

“Aprobamos Conpes sobre política catastral multipropósito. Avanzaremos en actualización de predios del 5,7 % en 2019 a 60 % en 2022, y cubriremos el 100 % del territorio en 2025. Tendremos mayor seguridad jurídica de propiedad, mejor ordenamiento territorial y fortalecimiento fiscal”, dijo el jefe de Estado.

 

La aprobación de esta nueva política catastral representa, según el Conpes 3958, un servicio público, orientado a la adecuada formación, actualización, conservación y difusión de la información de los bienes inmuebles públicos y privados.

 

Gloria Alonso, directora del Departamento Nacional de Planeación (DNP), afirmó que “con esta nueva política, el catastro tendrá múltiples beneficios, porque los ciudadanos y los mandatarios lo podrán aplicar para mejorar el ordenamiento territorial, la planeación, la gestión ambiental, los servicios públicos y el impuesto predial, entre otros”.

 

¿Qué es el catastro multipropósito?

 

Es un registro sistemático, actualizado y permanente de la información física, jurídica, económica y territorial de los predios, consistente con el sistema de registro de la propiedad (que maneja la Superintendencia de Notariado y Registro).

 

Se caracteriza porque es digital, pero fundamentalmente porque es interoperable con otros sistemas de información, para apoyar la implementación de políticas públicas y gestión del territorio.

 

De acuerdo con el mismo documento, contar con información de un catastro multipropósito, actualizada y disponible para múltiples actores, promueve el uso eficiente del territorio y aumenta la inversión y la productividad en áreas rurales, y, en áreas urbanas, apoya una administración más eficiente y una mejor provisión de servicios a los ciudadanos, al tiempo que contribuye a la identificación y seguimiento de la dinámica inmobiliaria y al desarrollo de mercados financieros.

 

El gobierno espera que con la nueva política catastral multipropósito se logre una actualización gradual y progresiva de la información catastral del territorio nacional y la formación de predios.

 

Se busca, para el año 2022, tener el 60 % del área del país con información catastral actualizada (hoy está en 5,68 %), y cubrir el 100 % del territorio nacional en 2025.

 

Catastro multipropósito y el Acuerdo de Paz

 

En los últimos cinco años se generaron lineamientos de política para la adopción del catastro multipropósito en el país, que no fueron suficientes para generar los cambios estructurales requeridos.

 

Así, a través del artículo 104 de la Ley 1753 de 2015, se buscó promover la implementación del catastro multipropósito, con el objetivo de disponer información que contribuyera a la estabilidad jurídica, el fortalecimiento fiscal, al ordenamiento territorial y la planeación económica y social.

 

El acuerdo firmado entre el Gobierno nacional y las FARC, en noviembre de 2016, identificó al catastro como instrumento necesario para el desarrollo de la Reforma Rural Integral.

 

El punto 1.1.9. de dicho acuerdo, estableció específicamente que la “Formación y actualización del catastro e impuesto predial rural”, es un desarrollo explícito de lo que se espera del catastro como instrumento para contribuir en la seguridad jurídica de propiedad, en especial, para levantar información necesaria para impulsar los programas de ordenamiento social de la propiedad y tomar decisiones de política pública para la planeación social y económica de los territorios.

 

A partir del Documento CONPES 3859, aprobado en junio de 2016, y de los pilotos realizados para la implementación de esta política, surgió la necesidad de una mejor coordinación entre las entidades y la implementación del Número Único Predial Registral (NUPRE), para identificar, de manera unívoca, los predios tanto en los sistemas de información catastral como en el sistema de información registral (i.e. base cartográfica, identificación del predio, linderos, áreas y geometría)

 

El volumen de datos y su disponibilidad demanda de un repositorio central, y de esta manera ofrecer los servicios para establecer y mantener la información relativa a las características de los predios, la tenencia de la tierra y su valor, basada en la información de catastro-registro.

 

Este nivel básico de información servirá como insumo para el fortalecimiento fiscal de los municipios, para la seguridad en la tenencia de la tierra y como insumo (i.e. cartografía y base predial) para la definición de políticas locales, la formulación de Planes de Ordenamiento Territorial (POT) y la transparencia de los mercados locales del suelo.

 

Paralelo a la consolidación del nivel básico de información, se debe avanzar a un segundo estadio, el nivel intermedio del uso de la información que corresponde a todas las entidades que administran información (p.ej. ambiental, económica, social, agropecuaria, patrimonial, entre otras) a nivel predial.

 

Este nivel, señala el documento, resulta fundamental para que las entidades utilicen como referencia la base catastral para la integración de sus datos. La gestión de esta información sirve como insumo para la toma de decisiones de política pública a nivel sectorial y la integración de información de las entidades territoriales para apoyar procesos a cargo de los municipios, tales como la estratificación, Sisbén, nomenclatura domiciliaria y servicios públicos.

 

La implementación del repositorio debe estar culminada a diciembre de 2022. De manera complementaria se implementará el NUPRE para la identificación unívoca de los predios en los sistemas de información catastral y registral.

 

Para el periodo 2019-2025 se plantea un escalamiento progresivo en donde se incremente el número de municipios actualizados hasta completar los 1.102 municipios y 20 áreas no municipalizadas (ANM) del país en 2025. En 2022 se deben haber actualizado 650 municipios, incuyendo la totalidad de los municipios con Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial (PDET).

 

El costo de esta política

 

Se estima que el costo indicativo de implementación del catastro multipropósito en la totalidad del área del país en un período de siete años (2019-2025) es de $5,28 billones constantes de 2019. Este monto incluye tanto el fortalecimiento tecnológico e institucional, como los insumos cartográficos y los levantamientos de información catastral en todo el país.

 

Parte de los recursos se obtendrán de crédito, pero paralelamente se incentivará a las entidades territoriales para asumir su propia gestión catastral. En los demás casos, el Gobierno nacional podrá cofinanciar la gestión catastral de los municipios, quienes son responsables de la actualización de sus catastros. Estos pueden utilizar recursos del Sistema General de Regalías y del Sistema General de Participaciones

 

Finalmente cabe señalar que, con la implementación de esta política, y a medida que se cuente con más información catastral actualizada, se espera que el mercado inmobiliario y la actividad económica se dinamicen. Lo anterior generará beneficios en materia de recaudación tanto para el nivel nacional como para el nivel territorial.

 

Lea el documento Conpes aprobado aquí.