Crear una política que se centre en la productividad de la tierra

Por: 
CONtexto ganadero
30 de Noviembre 2020
compartir
Rafael Nieto Loaiza, 38 Congreso Nacional de Ganaderos, Fedegán, productividad de la tierra, Crear una política que se centre en la productividad de la tierra, cuatro principios que debe tener la política de tierras, vocación agropecuaria y piscícola de Colombia, La población indígena, los indígenas son los grandes terratenientes, Programa de empleo, ganadería, ganadería Colombia, noticias ganaderas, noticias ganaderas Colombia, CONtexto ganadero
La población indígena constituye una participación minoritaria del grupo habitacional colombiano, apenas el 4,4 %, pero controla 36 millones de hectáreas. “Son, de lejos, los mayores poseedores de tierra, es decir, los grandes terratenientes. No solo tienen mucha tierra, sino que no necesitan más”, dijo Rafael Nieto Loaiza. Foto: Fedegán

Es la propuesta que Rafael Nieto Loaiza esbozó en el marco del 38 Congreso Nacional de Ganaderos para que Colombia convertirse en despensa alimentaria del mundo. También delineó un programa que genere empleo rápidamente.

 

Rafael Nieto Loaiza, exviceministro del Interior, expuso en el conversatorio ‘Una ganadería para el cambio, Tierra, seguridad y desarrollo’, los lineamientos de una política pública, a la vez que enfatizó en que la vocación agropecuaria y piscícola que tiene Colombia no se aprovechará si no se toma una decisión de Estado que le apueste a hacer del campo colombiano uno de los canales de desarrollo.

 

Indicó que se debe crear un programa de política pública con respecto a la tierra que permita generar desarrollo en el campo y aprovechar que el país es uno de los considerados por la FAO a convertirse en despensa alimentaria del mundo.

 

El expositor enunció cuatro principios que debe tener la política de tierras:

 

  1. Devolverle la propiedad a aquellos que han sido despojados.

 

  1. Retornarle al Estado los baldíos adquiridos de manera fraudulenta e ilegal.

 

  1. Entregar títulos a los poseedores legítimos para que sean propietarios.

 

  1. Proteger la propiedad de todos aquellos que tienen títulos legítimos y tradición incuestionable.

 

Enfatizó en que no puede haber política sostenible en matera de tierras que no esté basada en el reconocimiento de la propiedad privada.

 

Igualmente se refirió a las amenazas de la propiedad, una de ellas, el despojo realizado por grupos armados ilegales, entre ellos, las Farc, el ELN y las bandas criminales.

 

La clave es entender que el problema del agro no es la propiedad de la tierra. Las reformas tradicionales en el mundo y en Colombia han demostrado el fracaso sistemático de esta idea.

 

“La inmensa mayoría de los campesinos a los que se les otorgó tierras en el marco de estas reformas, siguen sumidos en la pobreza”, destacó.

 

Productividad

 

Colombia tiene una vocación agropecuaria y piscícola indudable que no se aprovechará si no se toma una decisión de Estado, que le apueste a hacer del campo colombiano uno de los canales de desarrollo.

 

Se debe corregir el problema de la distribución del control de la tierra pues de los 114 millones de hectáreas que tiene el país, 26 millones son para la producción agrícola, pecuaria y forestal y solo se produce en 6,3 millones de hectáreas (24,2 %).

 

 

La población indígena, los grandes terratenientes

 

Nieto Loaiza dijo que la población indígena constituye una participación minoritaria del grupo habitacional colombiano, apenas el 4,4 %, pero controla 36 millones de hectáreas. “Son, de lejos, los mayores poseedores de tierra, es decir, los grandes terratenientes. No solo tienen mucha tierra, sino que no necesitan más”.

 

 

Programa de empleo

 

Propuso crear un programa que genere empleo masivo y rápido, sobre la base de las siguientes 7 grandes líneas:

 

  1. Infraestructura de mediano impacto.

 

  1. Vivienda: el 9,8 % de la población no tiene vivienda, esto es casi 1.250.000 familias. Esto genera mano de obra masiva no calificada y puede ser ejecutada regional y localmente.

 

  1. Grandes proyectos de reforestación: donde se requiere mano de obra intensiva y aprovechamiento del campo colombiano.

 

  1. Vías terciarias, agua disponible para el campo colombiano lo cual requiere de distritos de riego.

 

  1. Líneas de crédito a mediano y largo plazo con condiciones especiales, donde efectivamente se le preste al campo.

 

  1. Incentivos al capital para la importación de maquinaria indispensable para la ganadería y la agricultura.

 

  1. Asistencia técnica, que ha sido un programa exitoso de Fedegan y necesita apoyo del gobierno.