El recorrido que ha hecho Colombia para restablecer la exportación de lácteos

Por: 
CONtexto ganadero
07 de Febrero 2022
compartir
Exportaciones lácteos 2021, exportaciones lácteos Colombia, exportaciones de derivados lácteos, exportaciones lácteos 2021, importaciones lácteos, Venezuela importaciones lácteos, exportaciones leche en polvo Colombia 2021, Balanza comercial lácteos Colombia 2021, ganado bovino, ganadería bovina, carne, leche, ganaderos, ganaderos colombia, ganado, vacas, vacas Colombia, bovinos, Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero, contextoganadero
En 2021 se exportó un volumen de derivados lácteos que no se veía desde 2013 pero aún está lejos de alcanzar el volumen de años anteriores y mucho más de igualar las importaciones. Foto: invima.gov.co - valoraanalitik.com

Aunque es temprano para afirmar si el sector lácteo colombiano recuperará el puntal exportador que tuvo hace 20 años, los resultados de 2021 permiten pensar con optimismo en que habrá una mayor dinámica en el futuro cercano. Claro está, la amenaza de las importaciones aún se cierne sobre los productores nacionales.

 

En la década entre 2000 y 2009, nuestro país envió más de 279 000 toneladas de derivados de la leche al exterior, mientras que entre 2010 y 2019 ese número cayó a solo poco menos de 40 000 toneladas, con el mínimo histórico de apenas 804 t en 2016.

 

Luego de este bajo volumen de envíos, en 2017 creció casi 6 veces alcanzando las 5561 t y en 2018 mantuvo el ritmo y subió levemente a 5606 t, pero en 2019 volvió a caer a 2361 t. (Lea: Estas son las empresas que exportaron carne, ganado y lácteos en 2021)

 

En 2020 subió 4602 t, y el año pasado se elevó a 7296 t, el más alto desde 2013. Además, aunque se enviaron menos de la mitad de toneladas de 2009 (15 922 t), los ingresos fueron superiores, de más de 28 millones de dólares frente a 24,5 millones.

 

El 2009 fue un punto de inflexión para el sector ganadero exportador, pues ese año el gobierno de Hugo Chávez suspendió las importaciones de Venezuela, nuestro mayor comprador de carne, ganado y lácteos, que condujo a la búsqueda de mercados alternativos.

 

Sin embargo, el país vecino siguió importando lácteos en menor cantidad hasta 2015, cuando dejó de aparecer en la lista de compradores. (Lea: ¿Por qué es importante haber logrado exportar en 2021 más de 427 millones de dólares en la ganadería colombiana?)

 

A lo largo de estos últimos años volvió a figurar en los últimos lugar hasta que en 2021 regresó a la primera posición de los destinos que adquirieron lácteos colombianos, completando 2826 t por casi 11 millones de dólares, lo que corresponde al 39 % de todos los ingresos.

 

De acuerdo con Óscar Cubillos Pedraza, jefe de la Oficina de Planeación y Estudios Económicos de la Federación Colombiana de Ganaderos y el Fondo Nacional del Ganado (Fedegán-FNG), esto se podría atribuir a una ligera recuperación económica de Venezuela.

 

En efecto, los medios han reportado que el ciclo hiperinflacionario del vecino país habría llegado a su fin, según el gobierno de Nicolás Maduro, o estaría próximo a finalizar. (Lea: La balanza comercial de productos lácteos continúa siendo deficitaria para Colombia)

 

Como explicaron expertos a Radio Francia Internacional, de un lado el gobierno aplicó una dura receta para disminuir el índice, que en 2020 fue de 3000 % y en 2021 de 686,4 %, eliminando el crédito bancario y reduciendo el gasto fiscal así como la emisión monetario.

 

A esto se suma una dolarización informal y un estancamiento de los salarios en bolívares, una moneda cuyo desprestigio también redujo su presión inflacionaria. Esto condujo a la contracción de la economía nacional, que perdió 80 % de su tamaño en los últimos cinco años.

 

Ante la leve recuperación, el funcionario de Fedegán-FNG aclaró que el país tendría solvencia para adquirir más alimentos, lo que habría repercutido en más importaciones de lácteos a Colombia, por ejemplo, aunque la recuperación plena aún está lejos.

 

La balanza está lejos de equilibrarse

 

No obstante, no todo son buenas noticias, pues a pesar del crecimiento de las exportaciones de lácteos, son una sexta parte de las importaciones de estos mismo productos. (Lea: El costo de las importaciones lácteas en 2021 será el segundo más alto de la historia)

 

Sin incluir el dato de diciembre, en 2021 Colombia importó 53 728 t por más de 160,7 millones de dólares, de las cuales más de 31 734 t por más de 91 millones de dólares, procedían de Estados Unidos. Aun cuando este fue el segundo destino de exportaciones lácteas en 2021, los envíos fueron de apenas 1752 t por USD 8,5 millones, 18 % de lo que llegó del país del norte.

 

Aun así, gracias a los esfuerzos diplomáticos del Gobierno, Fedegán, el Fondo de Estabilización de Precios (FEP) y las empresas privadas, que permitieron la reciente apertura del mercado de Israel para envío de lácteos, se espera que haya una mejor dinámica exportadora en 2022.