INFORME: Aliste su bolsillo, precio del concentrado subirá 16 %

Por: 
Luisa Gómez Rodríguez
03 de Julio 2015
compartir
Importaciones maíz Colombia
En Colombia se producen al año 3 millones de toneladas de maíz amarillo y se importan 4 desde EE.UU. Foto: CONtexto ganadero.
Luego de sobrepasar el contingente de importaciones del maíz amarillo, los productores deberán revisar sus cuentas, debido al pago del arancel. Se espera que en 2 semanas el valor aumente a nivel nacional. Los más afectados: ganaderos, avícolas y porcicultores.
 
Colombia consume al año 7 millones de toneladas de maíz amarillo y de ellas 5 están destinadas al consumo animal. Según datos suministrados por la Federación Nacional de Cultivadores de Cereales y Leguminosas, Fenalce, al año se producen en el país 3 millones de toneladas del grano, el resto de lo que se requiere en el sector agropecuario es importado por la industria.
 
Hay un contingente de 0 arancel que se negoció en el TLC con Estados Unidos, cuando se cumple dicha cantidad para el año correspondiente, empieza a funcionar un arancel extracontingente, y para este periodo de desgravación, hasta el pasado 20 de junio se importaron 2 millones 432 mil toneladas, que era el límite. Entonces, a partir de la siguiente tonelada y hasta el 31 de diciembre los importadores deberán pagar el 16 % del arancel”, aseguró Henry Vanegas Angarita, presidente de Fenalce. (Lea: La dieta ideal para el ganado en época de verano y con bajo presupuesto)
 
En otras palabras, importar una tonelada de maíz amarillo tendrá un valor de $561 mil 195, incluido el 16 %. Vanegas agregó que en el país no hay desabastecimiento del grano amarillo y que por el contrario habrá una gran oferta para la industria productora de concentrados.
 
Para este segundo semestre, según Fenalce, habrá un millón de toneladas de maíz amarillo de varias partes del país: el Ariari, Valle del Cauca, en Tolima, Huila y regiones costeras.
 
El problema es que la industria no quiere comprar maíz nacional, prefiere abastecerse del internacional y los avicultores se acostumbraron a que siempre les provean el grano y no tener inventarios, teniendo en cuenta la estacionalidad de la cosecha en Colombia; aquí tienen que tener quién liquide, quién controle los recibos y haga el control de calidad, pero ellos se acostumbraron a trabajar suave”, agregó Vanegas.
 
La situación ya empieza a sentirse en los gremios pecuarios que han visto el incremento que empiezan a tener los concentrados. (Lea: Uso correcto de concentrados para ganado de leche y doble propósito)
 
De acuerdo con Carlos Alberto Maya Calle, presidente de la Asociación Colombiana de Porcicultores, Asoporcicultores, durante las negociaciones de las importaciones de maíz amarillo al país se buscó dejar un contingente que satisficiera las necesidades de los diferentes sectores, “pero lo que pasó es que esa cantidad resultó pequeña y cada año se ha venido copando más rápido”.
 
El dirigente ratificó también que “ese tema es perjudicial porque nos deja expuestos a la necesidad de seguir importando más maíz amarillo a un alto costo. Es un incremento muy fuerte en los costos, porque mientras la carne de cerdo se puede importar con el 6 % de arancel, la materia prima tiene un precio más alto. Ya ha habido un aumento cercano al 10 % en la inversión de un bulto de concentrado en lo que va corrido del año”.
 
Maya también dijo que en principio uno de los principales afectados será el productor, quien tendrá repercusiones en su economía; pero posteriormente lo será el consumidor, que deberá pagar cierta cantidad adicional por cada kilo de carne de cerdo, una cifra que es difícil tratar de estimar.
 
El panorama de los avicultores colombianos
 
Andrés Rafael Valencia Pinzón, presidente de la Federación Nacional de Avicultores de Colombia, Fenavi, dijo en diálogo con CONtexto ganadero que este panorama se tenía previsto al iniciar el año y recordó que es muy probable que para el segundo semestre los precios de la carne de pollo y el huevo puedan aumentar. (Lea: Precio del pollo y huevo podría subir si no llueve en Colombia)
 
Sabemos que al mes la industria necesita 300 mil toneladas de maíz para producir el concentrado y a eso se suma que las importaciones, con arancel del 16 % más la tasa de cambio, tendrán un impacto en los costos de producción. Los avicultores no pueden hacer mucho, toca seguir trayendo el grano desde Estados Unidos para poder responder a la demanda", indicó
 
El dirigente aseveró que es poco lo que se puede hacer con el millón de toneladas que habría disponible en Colombia, "nosotros no compramos el maíz nacional, eso se destina para consumo humano. Por eso, creemos que a partir del segundo semestre aumenten el precio del pollo y el huevo”.
 
Según Fenavi, al año son alimentadas en Colombia unas 700 millones de aves con las que se logra producir un millón 400 mil toneladas de carne de pollo; para producir 12 mil millones de huevos se necesita tener siempre en granjas unas 35 millones de aves.
 
Los ganaderos también sufren
 
Este diario también conoció que el sector lechero es uno de los más afectados, teniendo en cuenta dificultades como reducciones en el acopio y el bajo precio al que se está pagando el producto.
 
Según Óscar Cubillos Pedraza, economista y coordinador de la oficina de Planeación del Fondo Nacional del Ganado, FNG, administrado por Fedegán, el incremento en el concentrado desde hace un año ha sido de 28 %. (Lea: Precio del concentrado para el ganado vuelve a subir)
 
“Se ha venido incrementando, aunque el precio internacional del maíz ha tenido bajas; desafortunadamente, cuando el valor baja en el exterior, en Colombia no se refleja, pero en cambio si sube en otros países, acá también. La razón principal por la que ha subido es la tasa de cambio, hace un año para esta época estaba entre $1.990 y $2.050, mientras que al día de hoy es superior a los $2.550, es decir que el precio del concentrado aumentó 28 %, una cifra a la que se le debe sumar el arancel del 16%”.
 
Lo que quiere decir que a nivel nacional el precio del concentrado para lechería especializada está aproximadamente en $62 mil y si se suma el 16% del arancel, producto de las importaciones del maíz, el valor se eleva a $71mil 920.
 
“La alimentación dentro de la canasta de costos tiene una participación del 35 %. Ahora, se estima que una vaca consuma 3.5 kilos de concentrado al día y si, por ejemplo, el ganadero tiene 10 animales, tendría que comprar un bulto al día, si se tiene en cuenta que este contiene 40 kilos”, aseguró el economista del FNG.
 
Para Mauricio González Cancelado, presidente de la Asociación de Ganaderos del Altiplano Cundiboyancense, Asogaboy, una de las repercusiones que tiene el incremento del precio del concentrado para el sector es el deterioro a la rentabilidad, en especial cuando la industria disminuye el precio de la leche, o en su defecto no la acopia. (Lea: Canasta ganadera de leche, reducida por altos costos de producción)
 
“Creemos que el precio del concentrado aumentará en una o 2 semanas, a raíz de las importaciones. El llamado que hacemos es que el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural haga un control sobre el incremento de los costos de los insumos agropecuarios, esa es una herramienta fundamental para poder tener mejores índices de rentabilidad. Sabemos que ya empezaron con los fertilizantes, pero es urgente que haya una vigilancia sobre este tema”, enfatizó González.