Mercado musulmán, una opción para las exportaciones de carne

Por: 
CONtexto ganadero
20 de Mayo 2022
compartir
El mercado musulmán de carne va en aumento
El mercado musulmán para la carne tiene amplias posibilidades porque está creciendo y lo importante es cumplir con los requisitos que demandan. Foto: gob.mx

El mercado mundial de la carne enfrenta diferentes desafíos y registra cambios permanentes debido, entre otras razones, a los hábitos de los consumidores.

 

Así lo plantea José Cardozo, consultor y asesor en operaciones de carne Halal y fundador de la Primera Escuela de Halal de América Latina, en un artículo publicado en el portal carnetec.com, donde señala que los consumidores son cada vez más exigentes y cambian sus preferencias según sus ideas éticas, políticas, o religiosas.

 

Es el caso del mercado Halal (productos que cumplen con lo que dice la ley islámica), que hoy cuenta con más de 1,9 mil millones de consumidores musulmanes en todo el mundo, y 50 millones de ellos radicados en Europa. 

 

Todos los productos cárnicos que ingresan a los países de fe musulmana, tales como los del Medio Oriente, Malasia, Indonesia, sin contar los consumidores de este segmento que están en diferentes partes del mundo, deben ser Halal, lo que refleja, también, un símbolo de alta calidad en sus características e inocuidad en sus métodos de preparación. Así mismo, este mercado exige que el producto cumpla con numerosas reglas y especificaciones religiosas.

 

Por ejemplo, el "sello Halal" es sinónimo con la implementación de elevados estándares en cada eslabón de la cadena productiva. (Lea: La razón por la que la carne halal está creciendo tan rápido en España)

 

Ante todo, señala el autor, Halal quiere decir "permitido" en árabe, es decir "todo aquello que no es prohibido por la ley musulmana". En este sentido, los animales deben tener una vida natural, tranquila y humana, libre de cualquier sufrimiento o maltrato desde su nacimiento hasta el momento de la faena. Éstos no deben recibir antibióticos ni hormonas de crecimiento, siendo que éste último podría contener residuo de carne porcina, cuyo consumo está prohibido dentro de la fe musulmana.

 

Son numerosas las empresas de carnes que se enfocan exclusivamente en estos, y otros, aspectos religiosos tras los ritos Halal, tales como los métodos de faena y alcance del rigor mortis del animal, y piensan que, con solo el cumplimiento de ello, sus productos serán al instante todo un éxito en ese mercado.

 

Sin embargo, señala, esta es una idea equivocada, porque también existen los factores de marketing, es decir, todo lo relacionado con las técnicas de venta que repercuten favorablemente en el alcance del producto y sus posteriores ingresos.

 

Una estrategia útil es desarrollar una "inteligencia comercial diversificada" a fin de obtener una ventaja competitiva en este mercado. Es importante hacer un estudio exhaustivo de mercado, junto con un análisis de protocolos de exportación y tendencias de consumo, para aprovechar al máximo las numerosas posibilidades que existen. (Lea: ¿Cuáles frigoríficos en Colombia cuentan con certificación Halal?)

 

Aún con millones de consumidores en todo el mundo, el mercado Halal es un terreno comercial joven, bajo una constante ampliación, con mucho por explorar y aprovechar y, además, brinda una oportunidad auténtica para las empresas exportadoras de carne.