Puntal exportador ganadero avanza hacia China, Indonesia y Estados Unidos

Por: 
CONtexto ganadero
30 de Noviembre 2020
compartir
Colombia, comercio exterior de carne FEP, Puntal exportador ganadero avanza hacia China, Indonesia y Estados Unidos, Hoja de ruta de Fedegán-PEP, ganadería, ganadería Colombia, noticias ganaderas, noticias ganaderas Colombia, CONtexto ganadero
Fondo de Estabilización para el Fomento de la Exportación de Carne, Leche y sus Derivados (FEP), avanza en la diplomacia respectiva para oficializar cada vez más el ingreso a dichos mercados. Foto: Fedegán

Colombia gestiona el ingreso a estos potenciales mercados de gran consumo de proteína de origen animal. Conozca la línea estratégica internacional trazada por la hoja de ruta de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegan, en cabeza del FEP.

 

Frente a la necesidad de diversificación de exportaciones no tradicionales, la carne de res es una de las grandes oportunidades desde el sector agropecuario y, de hecho, Colombia tiene su mirada puesta en tres mercados que le permitirán convertirse en uno de los exportadores eminentes del territorio sudamericano: China, Indonesia y Estados Unidos.

 

Dos de ellos China y Estados Unidos figuran en el top 5 mundial de producción de carne de bovino, esto en términos sencillos quiere decir que son los mayores productores globales de carne de res.

 

Y es que las estadísticas de orden mundial permiten visualizar que el mundo produce 66 millones de toneladas de carne de res y que solo se comercializan 11 millones en el mercado internacional, esto es, apenas se negocia el 16 % de este componente lo que revela un alto potencial para aprovechar como oportunidades de negocios en el comercio mundial.

 

En razón a ese potencial el sector ganadero se ha trazado la meta de exportar 130.000 toneladas de carne de res que equivalen a US$500 millones hacia el año 2022.

 

 

El gigante

 

En ese nicho de mercado solo China, demanda 1,8 millones de toneladas anuales y las señales de mercado indican que esta cifra tiende a aumentar con celeridad y velocidad.

 

Dicho destino se constituye en el puntal de la política de comercio exterior ganadera por tres razones fundamentales: el problema de la peste porcina, el poder de compra de su fortalecida y creciente clase media y el gran número de habitantes.

 

“La Peste Porcina Africana, PPA originó escases de esta carne y por tanto incremento de su precio, situación que ha originado la consecuente estimulación del consumo de carne de vacuno”, precisó José Félix Lafaurie Rivera, presidente ejecutivo de Fedegan.

 

“Al citado problema de sanidad animal porcina se atribuye otro efecto económico de mayor envergadura y es que mueve al alza el precio mundial de la carne gestándole altos niveles de rentabilidad”, resaltó el secretario técnico del FEP (Fondo de Estabilización para el Fomento de la Exportación de Carne, Leche y sus Derivados), Augusto Beltrán Segrera.

 

Este país se caracteriza por tener la población más numerosa del mundo que bordea los 1.400 millones de personas que a la vez, se constituyen en potenciales consumidores de carne de bovino.

 

Además tiene otra virtud, y es su fortaleza económica, pues durante más de 30 años ha logrado superar las expectativas de crecimiento de su PIB e incluso a nivel mundial.

 

Adicional a lo anterior, los países que negocian carne con la China, han presenciado un revolucionario crecimiento en sus esquemas de producción tal como se observa con Brasil, Argentina y Uruguay, que son ejemplos de seguir ya que exportan un gran segmento de su producción de carne, en su orden 27 %, 51,8 % y el 62 %, respectivamente.

 

Poco a poco y de manera gradual han aumentado sus niveles de producción jalonados precisamente por el fortalecimiento permanente de la demanda de proteína de origen animal por parte de esta nación que es considerada un comprador voraz.

 

El país, considerado el gigante asiático tiene otro encanto en materia de negocios y es que domina el mercado global de subproductos de proteína animal ya que recibe al menos una cuarta parte de las importaciones mundiales de carne de res.

 

De hecho, existe otra señal que seduce a los negocios y es el notable incremento del 44 % en las importaciones de proteína animal en el primer semestre del 2020 con respeto al periodo inmediatamente anterior.

 

En conclusión, el comercio con el gigante asiático es considerado de sumo beneficio para la economía del sector ganadero.

 

En función de ello, el proceso de admisibilidad con este país, aunque lleva más de un quinquenio, avanza de manera positiva y se espera que una comisión visite a Colombia en el primer semestre de 2021. De hecho, expertos visitaron algunas fincas y conocieron los aspectos de la producción de bovinos a base de pasturas y de manera netamente natural.

 

Indonesia

 

Este destino –ubicado entre el sudeste asiático y la Oceanía– es la economía más grande del sudoeste asiático.

 

Tiene una población significativa de 228 millones de habitantes, de hecho, es considerado el 4 país más poblado del mundo e igualmente el tercero con mayor biodiversidad.

 

Además, hace parte del G-20 conformado por los países más ricos del mundo.

 

Su economía se basa en un gran porcentaje en los servicios y solo el 14 % es de tendencia agrícola.

Solo estos factores generan la suficiente atracción hacia dicho mercado en el que el proceso de admisibilidad apenas inicia con bastante optimismo sobre la misma.

 

Estados Unidos

 

Este mercado resulta igualmente interesante para la ganadería colombiana por las innumerables ventajas que proporciona para el comercio de subproductos de proteína animal, como son la logística, la cercanía con Colombia e incluso los menores costos de transporte.

 

El mercado estadounidense es otro gigante de 328 millones de habitantes y con una capacidad adquisitiva en constante aumento.

 

Ocupa el noveno lugar en el ranking mundial por el mejor índice per cápita, lo que permite deducir que las familias disponen de un gran poder compra y de consumo.

 

Estos 3 grandes mercados se constituyen en la línea estratégica internacional trazada por la hoja de ruta de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegan, en cabeza precisamente del FEP.