Ganadería regenerativa, rotación de potreros, sanmartinero, Romosinuano, productividad, pastos, Forrajes, Medio Ambiente, mercado, insumos, agroquímicos, clima, resistencia, fertilidad, cría, ceba, engorde, Sol, Agua, nutrición, manejo, descanso, leguminosas, gramíneas, Voisin, altillanura, Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero
Foto: Captura de pantalla del video youtube.com/watch?v=PZImgLbw8Tw del canal de youtube TvAgro

Cargando...

Casos de éxito de ganadería regenerativa en los llanos orientales

Por -

La ganadería regenerativa es un modelo de gestión ganadera sostenible y que mejora la productividad bovina pues el ganado dispone de diversos pastos y forrajes de manera permanente en cualquier época del año.


La ganadería regenerativa es un modelo de gestión ganadera sostenible y que mejora la productividad bovina pues el ganado dispone de diversos pastos y forrajes de manera permanente en cualquier época del año.

En diferentes regiones del país ya hay fincas que vienen implementando con éxito este modelo que además de ser amigable con el medio ambiente brinda un plus en el mercado.

Un ejemplo de ello es la Finca Corinto, en Cumaral (Meta), donde Juan Carlos Torres comentó en un espacio de TVAgro que no conocía el concepto de ganadería regenerativa pero ha venido realizando prácticas por observación desde hace mucho tiempo tratando de reducir el uso de insumos y buscando animales más resistentes al medio ambiente y de maximizar el uso del pasto. Aunque le falta realizar varias actividades para ser regenerativos va por ese camino. (Lea: La ganadería regenerativa, una necesidad mundial)

La finca la tiene con animales criollos que están bien adaptados al medio colombiano, a los cambios de clima y a las diversas circunstancias que los rodean. Cuentan con características de resistencia y fertilidad que es muy difícil de encontrar en otro tipo de animales y de manera económica se pueden introducir a los hatos, señaló.

Lo otro que maneja a nivel genético es la selección con base en el desempeño en condiciones difíciles como las que tiene en la finca.

La idea es aprovechar al máximo lo que tiene en la finca y usar menos productos comprados afuera. Los factores principales que considera clave para tener éxito en su explotación son sol, agua, nutrición y manejo.

Por su parte, Felipe Andrés Forero es el propietario de la Finca El Danubio, en Granada (Meta), quien también ha implementado la ganadería regenerativa en su predio.

Se encuentra dedicado a la cría y la base está en enfocarse al tema regenerativo pero al mismo tiempo dándole valor agregado al producto que ofrece. (Lea: Ganadería regenerativa: restaurando la biodiversidad del suelo para combatir el cambio climático)

Lo que ellos realizan no es para copiarlo tal como lo hacen sino para que los interesados lo adapten a las condiciones de cada predio y su medio ambiente, señaló.

Empezaron a sembrar algunos potreros hace tres años y desde entonces los lotes que quieren regenerar se les da un periodo de descanso para que ellos mismos se puedan desarrollar e ir implementando variedades nativas.

Se cuenta con leguminosas y gramíneas nativas junto a otras que estaban en esos potreros pero que por diversos motivos como el sobrepastoreo no se estaban expresando.

Se hacen cuatro rotaciones al día que no son estrictas y se trata de hacer en periodos de cuatro horas, sin embargo depende del manejo porque hay algunos potreros que van a tener una duración más corta o más larga dependiendo de la cantidad de forraje que haya disponible.

Un ejemplo más es el de Hernán Alberto Maya, de la Finca La María en Fuente de Oro (Meta), quien indicó que se trata de una respuesta a una necesidad de querer ver la finca como una empresa y no como un sitio para tener ganado. (Lea: ¿Sabe de qué se trata el concepto de ganadería regenerativa?)

Manejan la técnica de pastoreo racional voisin y se hace por franjas y a futuro esperan hacer pastoreo de ultra alta densidad. Desde 2016 no han vuelto a usar agroquímicos

Cuando llega la época seca se hace presión de pastoreo, se reducen los cambios y el tamaño de los potreros, todo se hace con cuerdas eléctricas, se hace pastoreo por franjas y caminos por toda la finca.

Se cuenta con un sistema hídrico para que el agua vaya hasta donde está el ganado, por eso se mueven los bebederos con el desplazamiento que se hace de los animales.

Igualmente, está la Granja Campoalegre, en Puerto Rico (Meta), de Carlos Andrés Rodríguez, quien sostuvo que en la altillanura se tiene un ambiente distinto al resto del país, así como otras condiciones de suelos y de clima.

Allí los suelos son deficitarios en materia orgánica y de minerales y no tienen la oferta ambiental para poder producir carne en fases de levante o de ceba por lo que se trabaja es la cría con animales que se han adaptado a esas condiciones especiales. (Lea: Ganadería regenerativa, un modelo sostenible para Colombia)

Se manejan razas como el sanmartinero y el romosinuano que están bien adaptadas a las condiciones del Llano.  

Las más vistas