Construya desagües para evitar la pudrición de las praderas

Por: 
CONtexto ganadero
19 de Junio 2020
compartir
Ganderia, ganaderia Colombia, ganaderia colombiana, contexto ganadero, noticias ganaderas, noticias ganaderas Colombia, exceso de agua, inundaciones, praderas inundadas, qué hacer con exceso de agua en praderas, cuidado praderas inundadas, recomendaciones praderas inundadas, tipos de pastos clima frio, tipos de pasto clima calido, pastos tolerables al agua, pastos intolerables al agua, ganaderos Colombia, ganaderos colombianos
Las pasturas son las que más sufren al momento de encharcamientos porque los animales las pisan y porque muchas no son tolerables al agua. Foto: agritotal.com

Ahora que empiezan las lluvias muchos ganaderos tienen problema con el exceso de lluvias y generan daños en las praderas que están en su proceso de rebrote o crecimiento. La solución en buscar construir desagües para evitar la pudrición de las praderas

 

El encharcamiento de agua es frecuente en algunas zonas productoras debido a las condiciones del invierno. (Lea: Mesa Agroclimática recomienda continuar implementando acciones preventivas)

 

Javier Bernal, ingeniero agrónomo, indica que es lógico que esta problemática se presente porque las llanuras de desborde acumulan las aguas de los ríos, lo que origina que se presenten consecuencias desfavorables para el productor.

 

“Las llanuras de desbordes de los ríos son las que se mojan porque están del lado y lado del cause, donde este último está más alto que la llanura, entonces esta recoge el exceso de agua que sale del río y lo acumula. En zonas planas, incluso se juntan las llanuras de desborde de diferentes fuentes hídricas y ahí se presentan las inundaciones”, afirma Bernal.

 

Cuando esto sucede toca esperar a que las pasturas se sequen, lo que genera que se tengan humedales en las fincas que no ayudan a la productividad de la ganadería. (Lea: Cuide el hato en época de excesos hídricos)

 

El problema empeora porque no todos los pastos tienen la capacidad de adaptarse a condiciones de exceso de humedad. En los climas fríos y cálidos, los productores siembran materiales diferentes y no todos son tolerables al exceso de agua.

 

“En clima frío son muy pocos los que se adaptan al agua, es más, se puede decir que son intolerantes a la humedad, pues el kikuyo y el reygrass no soportan las inundaciones, así como tampoco lo hacen las leguminosas”, expresa Bernal.

 

Por esta razón, es que cuando en las zonas de la Sabana de Bogotá se ven las orillas de los predios llenas de agua, por lo general esto provoca que los pastos se mueran y que salgan las malezas tiempo después. Ante esta situación, el productor debe esperar a que rebroten en verano a partir de la semilla que queda en la zona inundada, bien sea vegetativa o asexual.

 

“En clima cálido, la situación es un poco diferente porque allá sí hay especies que se adaptan al agua. Sin embargo casi todas son intolerantes como las guineas, que se mueren con el exceso de humedad”, asegura Bernal.

 

En el caso del pasto alemán, se puede decir que definitivamente es uno de los que sí viven dentro del agua, pues son materiales que no tienen problema en sobrevivir periodos largos de humedad, porque cuando se secan, los animales se comen hasta la raíz por su tallo blando.

 

A partir de esto, se debe aprender a manejar estas situaciones con las pasturas en los dos tipos de clima que presenta el territorio colombiano. En ambos casos, los productores deben tratar de hacer desagües para evitar la pudrición de las praderas. (Lea: ¿Qué debe hacer un ganadero del trópico alto con agua de las lluvias?)

 

Cabe resaltar que todo esto hace que se limiten algunas actividades para los ganaderos como la aplicación de vacunas que combatan las enfermedades que más los aquejan, así como también el almacenamiento de comida como provisión para las épocas en las que el clima empeore.  

 

Finalmente, Bernal explica que “por ahora no se puede guardar comida sino suplementar, porque aún no están altos los niveles de producción y no hay un buen porcentaje de alimento bueno para los animales, por lo que se recomienda que el productor trate de conocer su finca, el clima y microclima que presenta, para así tomar las medidas necesarias”.