El uso del nabo forrajera en la alimentación de bovinos

Por: 
CONtexto ganadero
04 de Diciembre 2018
compartir
Nabo forrajero para bovinos, nabo forrajero, propiedades nabo forrajero, nabo forrajero y avena, Alimentos económicos para bovinos, suplementos para bovinos, suplementación bovina, requerimientos nutricionales ganado bovino, contenido nutricional subproductos ganado bovino, características nabo forrajero alimentación ganado, CONtexto ganadero, ganaderos Colombia, noticias ganaderas Colombia
El nabo forrajero, mezclado con cultivos como avena, es una buena alternativa para alimentar al ganado. Foto: BuscAgro
Además de sus cualidades en la recuperación de los suelos, esta planta ha demostrado ser una buena alternativa para los rumiantes en épocas de escaso o nulo crecimiento de pastos, y contribuye a mantener e incluso aumentar las producciones de carne y leche.  
 
El nabo forrajero (Brassica napus) se puede utilizar en cultivo puro o en mezcla con avena forrajera, con lo cual se logran varios fines, comenzando por la recuperación y preservación del suelo. (Lea: Conozca algunos de los alimentos más económicos para su ganado)
 
Un estudio de la Universidad Nacional detalló el empleo de esta planta en Samacá (Boyacá), con resultados promisorios. También se observaron sus efectos en asociaciones con vicia, avena y girasol, como fuente de materia orgánica y posibilidad de ahorro en costos para el agricultor.
 
Este estudio fue la base para el ganadero Juan Pardo, quien empleó la asociación de nabo y avena para recuperar el suelo. El productor vio cómo en las manchas donde sembró nabo, la avena se dio mucho más rápido y observó cómo su raíz rompe el terreno y facilita posteriores cultivos.
 
A pesar de tener una semilla con cáscara dura y cápsula que no rompe fácilmente, se dedicó a sembrar potreros para mejorarlos. Si bien le ha faltado constancia, está contento con los resultados por la mejoría del suelo. (Lea: ¿En qué consiste la harina de colza para el ganado?)
 
Asimismo, varios estudios han demostrado que la Brassica napus es una excelente alternativa para alimentar a los bovinos, especialmente en épocas críticas cuando falta el forraje. Por ejemplo, en la región templada húmeda de Argentina se empezó a usar solo o asociado a gramíneas, mientras que en Uruguay y el sur de Chile sirven para alimentación de bovinos para carne.
 
Un estudio publicado en la Revista de investigaciones agropecuarias de Argentina en agosto de 2015 concluyó que la mezcla de nabo y avena permitió cubrir el déficit de forraje durante el invierno, pues “permitió mantener los animales bajo pastoreo todo el ciclo y tuvo una tendencia de mayor producción de carne”. 
 
Entre tanto, el nabo forrajero puro permitió tener mayor carga animal en los períodos de clima más favorable, aunque no pudo mantenerse como cultivo solo en temperaturas bajas y déficit hídrico.  (Lea: Agrosavia impulsa la nueva variedad de avena forrajera Altoandina)
 
De otro lado, también fue empleado en las dietas de vacas lecheras en diferentes proporciones en la dieta. Aunque el suministro del nabo no tuvo relación directa con la producción láctea, sí contribuyó al aumento del consumo de MS y energía que permitieron la elevación de la respuesta productiva. El estudio concluyó que se puede usar como alternativa al suplemento con concentrados comerciales.