Empresas cárnicas piden más compromiso del Gobierno frente al contrabando

Por: 
CONtexto Ganadero
27 de Abril 2013
compartir
Friogan.
Empresas cárnicas aseguran que el control se está realizando donde hay menos riesgo. Foto: CONtexto Ganadero
Durante la Asamblea General Ordinaria, realizada por la Asociación Nacional de Empresas Cárnicas, Asocarnicas, el contrabando de ganado fue uno de los temas álgidos de la agenda. Acá, las opiniones de varios asistentes a esta cita.
 
La Asamblea General Ordinaria que la Asociación Nacional de Empresas Cárnicas, Asocarnicas, llevó a cabo el viernes 26 de abril en las instalaciones de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán. Uno de los puntos a tratar fue el contrabando de ganado, una problemática que ha generado innumerables dolores de cabeza a distintos sectores, asociaciones y productores bovinos en el territorio nacional.
 
La reunión convocó a los más importantes frigoríficos del país. Armando José Daza Daza, presidente de Friogán, Carlos Serrano Wagner, gerente general del frigorífico Jongovito, Ernesto Jimeno Durán García, gerente de Ceagrodex, e Ignacio Amador Gómez, subgerente de Cadenas Productivas de Fedegán, fueron algunos de los asistentes a esta cita.
 
Ante la situación, el Gobierno Nacional afirmó que son los frigoríficos quienes deben estar controlando la movilización de la reses y, de esta forma, vigilar el contrabando dentro del país. Las diferentes plantas de sacrificio no están de acuerdo con la decisión tomada por el Estado y aseveran que son los entes públicos los encargados del transporte de semovientes. (El contrabando sigue campante en Norte de Santander). 
 
Armando José Daza aseveró que desde Friogán desconocen por qué el Gobierno está haciendo lo que no debe hacer. “Nosotros no estamos en nada de acuerdo con esa posición. No somos entes policiales, ni de control y ni de contrabando. Nosotros somos unas entidades para transformar el bovino en carne y eso es lo que estamos haciendo. La responsabilidad de la Dian, de la Policía y del ICA, que la sigan asumiendo ellos. El Gobierno debiera exigirle a esas entidades que cumplan con su debe, pero no lo está haciendo. Sencillamente quiere trasladar la responsabilidad a los frigoríficos, pero esa responsabilidad no es nuestra”, agrega.
 
Por su parte, Ernesto Jimeno Durán, afirma que el sector privado no puede asumir las funciones del sector público. “De alguna manera nos quieren trasladar esa responsabilidad a nosotros. En el caso del sacrificio en el Huila, podemos decir que solamente el 35% está siendo sometido a ICV: Inspección, Vigilancia y Control, por eso, el 65% del sacrificio está por fuera del control, lo que pone en riesgo el estatus sanitario y la población”, añade el gerente de Ceagrodex.
 
Las diferentes empresas cárnicas aseguran que el control se está realizando donde hay menos riesgo y, donde sí está el verdadero riesgo, no se está realizando un control. (¿Funcionarán las medidas para frenar el contrabando de ganado?). 
 
En la ciudad de Cúcuta, el pasado miércoles 24, se reunieron las diferentes autoridades para inspeccionar la planta de Friogán y realizar una búsqueda de animales de contrabando afirmando que la planta desde hace varios días no recibe reses justamente por esos problemas, pero allí todo sigue normalmente”, asevera Ignacio Amador Gómez, funcionario de Fedegán.
 
A las plantas se les está exigiendo que hagan la revisión de los vehículos antes de que entren a la planta y que realicen una inspección a la numeración de los animales que están llegando. “Estas acciones no son competencia de la planta, sino de las autoridades sanitarias desde el momento que expiden la guía sanitaria para movilización en el sitio y obviamente en el recibo. Están poniendo a las plantas a que cumplan las acciones de las autoridades sanitarias”, completa Amador Gómez.
 
La conducta dolosa se daría en el momento en que las plantas se prestaran para comercializar ganados de dudosa procedencia. Pero, según afirman desde Asocarnicas, no hay una planta en el país que compre un animal que tenga dudosa procedencia. ('Fedegán jamás haría parte de un acto criminal como el contrabando de ganado', Lafaurie). 
 
Carlos Serrano Wagner, certifica que desde el frigorífico Jongovito se realizan procedimientos claros y vigilados en el ingreso de animales. “Nosotros no recibimos animales desde que no tengan la guía de movilización expedida por el Instituto Colombiano Agropecuario, ICA. Esta autoridad competente es la que tiene que responder por lo que está sucediendo”.
 
Por ahora, las empresas cárnicas en Colombia esperan que el Gobierno Nacional no continúe con la idea de que sean los frigoríficos los encargados del estatus sanitario, sino que sean las autoridades competentes quienes vigilen la salubridad de los semovientes, como se venía realizando.